Entrevista Crazyminds con… Polock: “Hemos estado estudiando la forma de hacer un gran disco y creo que lo hemos conseguido”

POLOCK

Polock acaban de lanzar su segundo álbum, Rising Up, sucesor del Getting Down From The Trees que les abrió las puertas hace cuatro años. Nos entrevistamos con Papu Sebastián (voz y guitarra) para que nos acerque a este nuevo larga duración, al proceso de elaboración, y a contemplar el primer disco ya desde la distancia.

 

CRAZYMINDS: Ha pasado mucho tiempo desde que presentarais el anterior disco, que además era vuestro debut. ¿Cómo os sentís ahora lanzando un nuevo larga duración? ¿Es como volver a otro principio?

PAPU SEBASTIÁN: Sí, en parte sí es como volver al principio porque hemos hecho un gran disco desde cero y llevábamos dos años trabajando en esto. Entonces, cuando vuelves a empezar y sobre todo cuando llevas tanto tiempo trabajando en algo y lo vuelves a sacar, vuelves a tener esa misma ilusión por hacer las cosas y por mostrar lo que has hecho. Por un lado sí, pero por otro en este disco teníamos mucho más claro lo que queríamos hacer y cómo queríamos sonar, y en ese sentido no éramos unos primerizos.

 

C: Con tanto margen entre el primer álbum y este Rising Up que está por llegar, ¿teníais miedo de caer en el olvido?

P: Hombre, en los tiempos que corren, sabíamos que ahora mismo estar tanto tiempo sí que peligra un poco que la gente, al menos, deje de escucharte, porque pasan muchas cosas y todo es muy rápido e inmediato. Pero también pensábamos que cuando sacáramos este disco, el single, o cuando la gente leyera una entrevista nueva diría: “Hey, mira, están ahí, parece que han vuelto”.

 

C: Ahora que ya os habéis embarcado en el nuevo trabajo y podéis mirar desde una perspectiva más total, ¿qué significó toda la etapa de Getting Down From The Trees para vosotros?

P: Fue una etapa que guardamos con mucho cariño porque fue la primera vez que sacábamos un disco con diez canciones y con él pudimos recorrer gran parte del mundo y presentarlo en un montón de sitios, y para nosotros eso fue como un sueño, que un primer disco llegara a tantos sitios.

 

C: Rising Up viene a significar “elevarse, levantarse”. ¿Hace referencia a estos años de silencio? ¿Por qué es el título de este segundo trabajo? ¿Marca un nuevo comienzo para vosotros?

P: Sí. Después de estar dos años de gira con GDFTT nos dimos cuenta de que llevábamos mucho tiempo y todavía no habíamos empezado a grabar, y estando tanto tiempo de gira parece que al final olvidas cómo se escribe una canción. Ponerle ese título vino casi desde el comienzo, desde que empezamos a grabar las primeras demos, dimos con este significado y nos pareció que tenía todo el sentido para nosotros, porque nos pareció que era como un renacer, un resurgir de nuevo, un levantarse.

 

C: Y se va a editar con un retrato de Cassius Clay, más conocido como Muhammad Ali, en la portada. El single tiene un guante de boxeo ilustrado en la carátula… ¿De dónde vienen y a dónde quieren llegar todas esas referencias al boxeo?

P: El álbum viene de la mano de Carla Fuentes, que es una artista en la que hemos confiado desde el principio y nos hemos sentido muy identificados con su trabajo. Nosotros directamente queríamos reflejar lo que ella quiere mostrar con sus ilustraciones, confiamos al 100% en lo que hace y además, en aquel momento, cuando estábamos grabando las canciones, ella estaba muy obsesionada con la vida de los boxeadores como Cassius Clay, Sugar Ray Robinson o Panama Al Brown, estaba leyendo mucho sobre ellos, le pareció interesante y empezó a dibujar retratos de ellos y cosas relacionadas con el boxeo. Cuando lo vimos nos quedamos flipando con este retrato [de la portada del disco] y decidimos dejarlo.

 

C: Escuchando Everlasting, el adelanto del nuevo disco, se percibe que habéis cambiado un poco el pop ligero por una base más discotequera. ¿Es una diferencia aislada o el tema resume bien que Polock se está trasladando a un nuevo estilo?

P: Sí, hemos estado investigando mucho en los sonidos, en los loops, escuchando discos como el Revolver de los Beatles que fue algo súpernovedoso en la época y con lo que empezaron a darle la vuelta a las pistas y a hacer reverses, y todo eso nos ha influido mucho a la hora de buscar el sonido. Los temas, sinceramente, son muy distintos entre sí. El primero que se hizo fue Everlasting, en el que ya notamos un cambio drástico en el sonido, y a partir de ahí empezamos a buscar con sintetizadores analógicos que teníamos en nuestro estudio, y un poco a partir de ahí hemos creado toda la paleta de sonidos de este disco.

 

C: ¿Y a qué se debe la experimentación con el sonido esta vez?

P: Queríamos investigar, queríamos encontrar sonidos diferentes. Somos un grupo que con cada cosa que hacemos, o con cada disco, queremos llegar un poco más allá y olvidar lo que ya hemos hecho, hacer cosas nuevas porque nos aburrimos y no podríamos estar haciendo el mismo disco toda la vida, como hacen muchísimos grupos. Se debe un poco a nuestra propia naturaleza de querer buscar cosas nuevas.

 

C: Y a pesar de los cambios, ¿os seguís identificando con el debut?

P: Sí. El debut somos nosotros hace cuatro años. Nos sigue gustando.

 

C: Definiendo Rising Up, ¿qué cosas nuevas vamos a poder escuchar a partir de hoy?

P: Podréis escuchar, si no habéis escuchado Everlasting, otros nueve temas más con los que estamos completamente convencidos, y emocionados de haberlos grabado, con riffs de guitarra y de sintetizadores. Desde pequeños casi habíamos soñado con hacer algo así.

 

C: ¿Y en cuanto a las letras? Si en Getting Down From The Trees decíais que “había de todo”, ¿sobre qué vamos a poder cantar esta primavera con vuestros temas?

P: Las letras… ¿qué he hecho en las letras? Por ejemplo, Everlasting viene de un viaje que hicimos a Tokio en el que me sentía como en un lugar demasiado distinto a lo que yo conocía. En parte te gusta muchísimo y en parte no sabes muy bien dónde estás. Luego hay temas como Internet Porn, que habla sobre un amor idílico a través de internet… Hockney habla, a rasgos generales, sobre la alta burguesía o la gente apoderada con entrenadores personales…

 

C: Para enseñarles a vuestros seguidores cómo ha sido el proceso de creación del disco, habéis lanzado unos diarios de grabación llamados Summer Rising. ¿Cómo surgió la idea?

P: Pues la idea surgió a raíz de Alberto, aunque siempre hemos querido reflejar un poco la vida del grupo y tenerlo guardado como cuando hacías antes un álbum de fotos con tus amigos y familiares. Para nosotros el momento de grabar un disco era algo importante y especial, y contamos con la producción de Corinne Films y Anker Prod para grabar estos dos meses y medio en la casa, y a partir de ahí montar el documental.

 

C: Hablabais en los vídeos de las ventajas de grabar y terminar los temas en la casa. ¿Cuáles fueron las razones que os llevaron a encerraros en una casa para elaborar el disco?

P: Las ventajas eran sobre todo a nivel sonoro. Estando en Valencia, contábamos con un montón de aparatos analógicos y teclados muy antiguos de amigos que nos los dejaban, y con ello podíamos investigar y grabar. Si nos fuésemos a un sitio tan lejos como Berlín, no nos podríamos llevar veinte teclados, entonces queríamos aprovechar la época de verano, y allí se estaba muy bien.

 

C: Una vez terminado el álbum y ya con él en la mano, ¿cómo veis que os ha ayudado en el resultado final? ¿En qué os ha influido la estancia en la casa?

P: La estancia en la casa nos ha ayudado en todos los sentidos. Cuando grabas un disco tan complejo y tan largo es muy importante estar todos juntos y que fluyan las ideas y las energías. La casa ha ayudado a terminar los temas también: teníamos como dos estudios dentro, para que mientras uno está en el estudio, otro pudiera estar trabajando. Supongo que también ha ayudado a nivel de sonido, porque hemos estado en un sitio increíble dos meses, con piscina, frontón, nos podíamos ir a correr por la montaña al terminar las grabaciones… así que eso siempre te influye de alguna manera. Ha sido un poco eso, unir todas las ideas e inquietudes que teníamos, y poder explicárnoslas entre nosotros y reflejarlas en el disco.

 

C: Además de los problemas de logística que ya has dicho, ¿qué diferencias observáis con la grabación del trabajo anterior?

P: Habíamos madurado mucho ya con el anterior disco, y con este nos sentíamos como más seguros todavía de lo que queríamos buscar y conseguir en el estudio, y además, la diferencia es que en este disco hemos estado casi un año y medio trabajando en las canciones, desde que las llevé al local para que las escucharan ellos y empezar a arreglarlas y tocarlas, y en el estudio hemos pasado casi seis meses grabando, así que nos ha dado mucho tiempo para destilar los sonidos de cada instrumento y quedarnos con lo esencial y lo que tenía magia para nosotros. Cuando tienes tanto tiempo, tomarte el necesario para saber elegir qué permanece y qué no.

 

C: Decíais en los vídeos que el elemento central de la grabación es el ordenador, pero al mismo tiempo también le tenéis estima a ese espíritu especial de las demos y a los equipos con cierta antigüedad. ¿Dónde está y cómo encontráis el equilibrio entre ambas partes?

P: La manera de grabar y de sacar adelante las ideas siempre es la misma. Tengo una grabadora, grabo miles de ideas en casa, ya sean ritmos, una melodía de voz, una serie de acordes y luego puedo estar meses escuchando cientos de grabaciones y cogiendo trozos y juntándolos como si se tratara de un puzzle, hasta conseguir como una canción: estrofa, estribillo, puente, y que haga ya un conjunto que tenga sentido. Luego lo enseño y lo llevo al local y entre todos lo trabajamos, le damos millones de vueltas y podemos formar una idea que llegó de quince formas diferentes.

 

C: ¿Y de dónde consigues la inspiración para llegar a esas ideas, a esos ritmos…?

P: La única manera que conozco de hacer lo que hago es trabajar y ser constante en lo que haces. Te puede inspirar un disco, una ciudad, una obra de arte, lo que sea. Hay veces que viendo un cuadro, por ejemplo, de Alex Katz o de Ed Ruscha ya te transmite algo, como un impulso sincero de hacer algo tú también y de la única manera que lo sé hacer es componiendo música.

 

C: Contabais también que “del proceso que teníais en mente al resultado final todo ha cambiado“. ¿Qué era lo que teníais en la cabeza en un principio?

P: Claro, cuando empiezas a grabar cualquier cosa nunca lo puedes controlar al 100%, ni tampoco es bueno controlar al 100% todo en una grabación. Sí que es verdad que las canciones las teníamos muy cerradas cuando entramos al estudio, pero siempre intentamos dejar una parte en el aire para poder aportar algo más en esos temas que llevas la preparando un año y pico en tu local.

 

C: Dentro de esa experiencia que comentabais que ha estado llena de aprendizaje, en ese aspecto, ¿con qué os quedáis?

P: Realmente, al final, te quedas con todo, sobre todo con todo lo bueno. Cuando terminas un disco, hay un momento que te da la sensación de que lo has aprendido todo y de repente ya necesitas distanciarte de las canciones y del disco para tomar espacio y verlas desde otro punto de vista.

 

C: ¿Tuvisteis esa sensación también con el anterior?

P: Sí, realmente ha sido lo mismo. Muy parecido en ese sentido.

 

C: ¿Cuál fue tu momento favorito en aquella casa?

P: Ha habido partes, como por ejemplo el final de Hockney, que se compuso y lo terminé todo en la casa junto con los del grupo. Se estaba terminando ya el disco, era justo el último tema que íbamos a incluir y se terminó esa pequeña parte en una tarde de verano, atardeciendo, y fue muy especial. Aparte, nos pusimos a escucharlo en bucle, y en la televisión estaban poniendo una competición de saltos al agua, con piruetas a cámara lenta, y era como perfecto para la canción.

 

C: Y todo eso referente a vuestro sonido en estudio pero, ¿qué caracteriza al directo de Polock?

P: Nos consideramos una banda al más puro estilo rock, y lo interesante es que intentamos trasladar casi absolutamente todos los sonidos, por muy complicados que sean, samplearlos en teclados y demás, y conseguir que suene exactamente al disco. Pienso que nuestro sonido en directo es mucho más potente que en los discos, y más eléctrico.

 

C: Se hablaba de The Strokes para vuestro primer EP, y de Phoenix en el álbum anterior. ¿Cuáles han sido las influencias de Rising Up?

P: Cuando empezamos a grabar en el estudio no estábamos escuchando discos, ya tienes bastante con lo que estás haciendo, pero sí que es verdad que durante las demos estábamos escuchando un montón de discos de Paul Simon, de Bowie, el Dangerous de Michael Jackson, algunos de Prince, estuvimos escuchando mucho el Revolver de los Beatles… Hubo un montón de discos que pudieron influirnos, pero a la hora de grabar una canción o de empezarla, aparte de la música hay otras cosas que te influyen, como una película o cualquier cosa…

 

C: Cuando enumeramos los momentos más importantes de vuestra carrera hasta ahora, como el éxito de Getting Down From The Trees en Norteamérica y Latinoamérica, Japón, Reino Unido y los países más importantes del continente europeo, o el tour por Estados Unidos, vemos que tienen en común el factor internacional. ¿Os sentís descuidados por la patria?

P: Sí que es verdad que siempre parece que en tu sitio a la gente le cuesta un poco más, pero no nos sentimos descuidados, estamos muy a gusto también en España. La verdad que hemos tocado en festivales y en salas, nos han tratado súper bien, y la gente nos apoya. Sí que sentimos que la gente fuera quizá escuche nuestra música de manera distinta, sobre todo a nivel de prensa.

 

C: ¿Entonces crees que habéis encontrado más y mejores oportunidades en el extranjero?

P: No sé. Con el anterior disco sí que es verdad que tocamos muchísimo fuera, pero nos fue bien dentro y fuera, estábamos a gusto en todos los sitios.

 

C: ¿Y crees que se debe al hecho de componer en inglés y no en español?

P: Componer en español en España te abre muchas puertas, pero no es algo que nos planteemos ni que nos preocupe: lo vamos a seguir haciendo.

 

C: ¿Qué expectativas tenéis para el nuevo trabajo tanto a nivel nacional como internacional?

P: Es sólo dejar a la gente que lo escuche y lo asimile, y luego ya se dirá y se verá qué pasa. Nosotros estamos muy contentos, hemos estado estudiando la forma de hacer un gran disco y creo que lo hemos conseguido. Expectativas simplemente ir paso a paso como hemos ido siempre, presentando en los sitios donde haya salido el disco, y cualquier pequeña cosa que hacemos como tocar en nuestra ciudad o tocar en cualquier lado ya nos resulta muy tenso y emocionante.

 

C: Por último, vais a presentar el disco en los sitios donde se lance, como has dicho. Entonces, ¿cuándo vais a comenzar la gira y por dónde os va a llevar?

P: Ahora tenemos el Arenal Sound, 101 Sun Festival, el San San, Ebrovisión… Supongo que haremos algo cuando salga el disco, como en las ciudades más importantes de España, y después de verano empezaremos ya con la gira.

 

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!