Entrevista Crazyminds con… Discos del Rollo

Vivimos una época musical que no es fácil para casi nadie. Pero para un sello discográfico independiente, suponemos que será como vivir en la cuerda floja de manera permanente. Estamos viendo cómo el sello Discos del Rollo ha cumplido un año de vida, y hemos querido celebrarlo con ellos, saber cual es la situación y mostraros, a los que no lo conocéis, un proyecto realmente independiente e interesante.
Un año de trabajo que se resume en…

Crazyminds: Habéis empezado por el final, ya que el primer disco editado fue el último de Noiseland. ¿Qué sentísteis con la bienvenida al mundo de la música y el adiós de una banda?

Discos del Rollo: Aunque es cierto que el primer LP de una banda editado fue Aquí yace Noiseland, nuestra primera referencia fue Descarga Independiente, un recopilatorio que contaba con temas de las mejores bandas (bajo nuestro criterio) de la música independiente de la provincia de Cádiz. Poco después sí que editamos físicamente lo que sería el último trabajo de Noiseland tras nueve publicaciones (entre EP´s y LP´s) en formato digital.
Aún estando cargado de connotaciones apocalípticas en su contenido y haber declarado Alberto Rodway (quien está detrás del proyecto) que era una despedida, no nos gusta pensar que Noiseland haya desaparecido, seguimos disfrutando de sus cientos de canciones cuando nos apetece y su espíritu sigue vivo en bandas como Detergente Líquido. Pero sí, nosotros matamos a Noiseland con un cutter bien afilado…aún tenemos las manos manchadas de tinta.

C: Puede que la mayoría de los lectores de esta entrevista no sepan a que huele un CD, o lo que se siente al abrir un vinilo. ¿Cómo lo definís desde Discos del Rollo?

DR: Abrir un Cd en formato jewel case, habitualmente, huele a desesperación… quitar ese plástico utilizando el “abre fácil” que inventaron hace 25 años es toda una aventura en la que te puedes dejar los dientes o cortarte un dedo si utilizas un cuchillo torpemente. Eso sí, ojear por primera vez esos libretos interiores que detallaban hasta que ayudante había ido a por las botellas de whisky era glorioso.
Nosotros apostamos (y nos encanta) por cerrar nuestros diseños de cartón con una fina cuerda de esparto, hilo de color o goma elástica. Puedes abrir el CD tantas veces como quieras y siempre tendrás la sensación de que estás descubriendo un objeto exclusivo e irrepetible ¡No hay comparación!

C: Dentro del mundo de la música, también en los sellos independientes hay que poner un punto de originalidad necesario para llamar la atención. ¿Cual es este punto en Discos del Rollo?

DR: Nuestra originalidad va desde el diseño del packaging y sus complementos -el cual intentamos que sea único- hasta el proceso de elaboración, en el que se realizan artesanalmente los cortes, plegados, pegados, sellos, etc. Por eso sostenemos que somos un “sello” independiente, no por ponernos la etiqueta, si no porque nuestra principal herramienta son sellos y tampones.
Sin olvidar que nuestros discos forman parte de series limitadas y numeradas, además de nuestra especial relación no-contractual con las bandas. Se nos dan mejor los pactos entre caballeros/señoras que la firma de papeles.

C: ¿Es imprescindible escuchar las canciones para elaborar un formato adecuado?

DR: Absolutamente sí. Primero oímos letras, traducimos si es necesario y luego parimos los primeros bocetos en los que plasmamos lo que, para nosotros, es el concepto que quiere transmitir el grupo. Luego, entre las dos partes, elegimos el diseño que nos parezca más apropiado y nos ponemos manos a la obra con la fabricación. A veces se crean coreografías manuales al ritmo de las canciones, solos de tijera y redoble de sellos estampados.

C: Tenemos que hablar un poco de la situación social. Los festivales se quejan, los grupos se ahogan. ¿Cómo repercute los nuevos movimientos económicos a un sello discográfico independiente?

DR: Creemos que no hay sector sobre el que no incida la crisis económica, por suerte o desgracia, gran parte de los que estamos al frente de un sello independiente no dependemos de este para vivir, nos es suficiente con que las perdidas no superen a las ganancias y así podamos seguir creyéndonos, al menos por un tiempo, que formamos parte del mundo de la música.
Los festivales, los grupos, las discográficas, los promotores e incluso, los agricultores, las abogadas, los albañiles… todos debemos actualizarnos, ser conscientes de que el negocio ha cambiado, hay que ofrecer productos nuevos a precios de antes. Y si continuamos en esta línea pronto intercambiaremos cd´s por ganado, hortalizas…

C: Como crees que podría ser más rentable un sello discográfico: únicamente con descargas, o con el trasfondo y la labor con la que trabajáis vosotros?

DR: Suponemos que para que esto sea más rentable los tiros deberían ir hacia otra dirección, una en la que ficháramos un par de artistas con proyección, ejerciéramos de managers, les hiciéramos tocar hasta donde Cristo perdió el mechero, saltaran a la fama y, por todo el camino, nosotros nos fuésemos llevando un 30%. Pero ese no es nuestro estilo, apostamos por la independencia y la eliminación de intermediarios.

C: ¿Cuál es el futuro de Discos del Rollo? ¿En que estáis trabajando?

DR: Hace unas semanas lanzamos Time Travel Experiences, el primer EP de Unidimensional, un trabajo que teníamos muchas ganas de editar porque nos encanta oírlo y no sería justo que se hubiese quedado postergado en la “nube”. Ahora, en formato CD, se encuentra cubierto por el mejor envase posible, un diskette de 5 1/4” que evoca los años 80 mientras el sonido que contiene es fruto del rock y el folk experimental de esta primera década del siglo veintiuno… todo un viaje en el tiempo sin necesidad de condensador de fluzzo. Aprovechamos para recomendaros que lo oigáis desde unidimensional.bandcamp.com y os hagáis con una de las copias de la serie limitada por el ridículo precio de cinco euros. Flípalo ministro Wert.
Paralelamente tenemos ya en la mesa los diseños del próximo elepé de Merche Corisco (jazz/funk) y una preciosa edición de los archivos secretos de Paul Zinnard.

C: Habitualmente mis entrevistas son a bandas, y cierro con la petición de un deseo. Hoy os toca a vosotros: un deseo para el futuro de Discos del Rollo…

DR: Nuestro deseo principal es seguir y para ello será vital que no se acaben las fábricas de cartones y cd´s vírgenes. Mientras todo siga así podremos alcanzar objetivos mayores.
También nos gustaría, como a Miss Ohio y Miss Arkansas, que nunca pasen hambre los niños gordos de américa y que por cada Ere en las grandes empresas de prensa e información naciera, al menos, un blog de la calidad de Lagartoon o una web como Crazyminds.

¡Hasta la vista amigos delrollo!