Entrevista Crazyminds con…CatPeople

CATPEOPLE

Queridos lectores, como ya sabéis, hace aproximadamente un mes que CatPeople ha lanzado su tercer trabajo, uno de los lanzamientos que más nos apetece presentaros y uno de los que seguramente estaremos más orgullosos de hablar durante tooooodo este año. Queremos que nos presenten su trabajo. Aquí está el resultado de nuestra charla con ellos.

CRAZYMINDS: Para empezar, hemos querido preguntarles por qué ha pasado tan poco tiempo entre sus dos primeros trabajos y, en cambio, 3 años y pico para sacar el tercero. ¿Tiene algún significado esta diferencia de tiempo entre unos trabajos y el último?

CATPEOPLE: Bueno, realmente no ha sido tanto tiempo. What’s the time, Mr Wolf? salió en noviembre de 2008. Habrán pasado 2 años y medio hasta que salga Love Battle, salida comercial oficial a mediados de mayo. Igual un poco más de tiempo sí pero creemos que era necesario, queríamos probar cosas nuevas y tener las cosas claras antes de sacar nuevo disco. Hemos estado un año prácticamente sin tocar enfocando el trabajo sólo a la composición, grabación y producción.

CR: En la industria musical, como en todas, se llevan mucho las etiquetas y se intenta etiquetar todo lo que se mueve. Además de roqueros se os ha clasificado en diferentes estilos, ¿que pensáis vosotros de este rollo? ¿Podríais etiquetaros vosotros mismos?

CP: El tema de las etiquetas no nos gusta demasiado. Desde que apareció la banda a escena con el primer disco siempre se intentó etiquetarnos de alguna manera. Hemos estado luchando contra eso y es difícil despojarte de ello. Aunque últimamente nos da un poco igual, nos mantenemos ajenos a las etiquetas.

CR: El etiquetado, por ejemplo, puede correr a la velocidad de la luz, sobretodo en los últimos tiempos. Con la normalización de Internet, todo el mundo puede opinar, tener un blog o decir lo que piensa. No hace falta que seas un profesional para mojarte. ¿Qué os parece que todo el mundo pueda, por ejemplo coger vuestro disco y hacer una crítica o comentario en la red y que todo el mundo pueda leerla? ¿Estáis de acuerdo? ¿Os gustaría que hubiera una especie de regulación?

CP: Está claro que vivimos en un país donde hay libertad de expresión y, en los últimos años con el tema de Internet, los medios para poder expresarte se han multiplicado. No nos parece mal que cualquiera pueda opinar, está en su libre derecho. Lo que no nos parece tan bien es que haya personas que sólo escriban para faltar al respeto, para intentar ofender, una costumbre muy nuestra. El respeto es algo fundamental, aun más cuando hablamos de algo que tiene que ver con la cultura, sea música, arte, literatura…

CR: Siguiendo con el tema, no sabría si deciros, si hay o no, una pequeña lucha entre los medios convencionales o escritos en papel y los nuevos online, tampoco si los grandes dejan paso a los pequeños o si estos medios imitan lo suficiente a los grande. Lo que SÍ está claro es que, en estos momentos, conviven ambos y en diferentes tamaños. En un festival pasado, un directivo de una reconocida revista online musical no estaba muy de acuerdo con que cualquiera pudiera opinar en su  blog personal o su nueva revista online. ¿Os parecen unas declaraciones acertadas de alguien con cierto reconocimiento profesional?

CP: Si dijo eso un profesional del sector es porque lo ve cada día y porque cree en algún tipo de regulación al respecto.

CR: Hablando de profesionales y forma de trabajar. Los tres discos han sido autoproducidos, ¿verdad? ¿Esto os hace más libres a la hora de componer, plazos, etc?

CP: Los dos primeros discos fueron co-producidos con The Blind Joes de Blind Records y en Love Battle ha sido Adrián quien ha tomado las riendas de la producción. Está claro que cuando eres tú quien tiene claro cómo quieres que suenen las canciones, las cosas van más fluidas y puede que ganes algo más de tiempo a la hora de componer, mezclar, etc, pero también tiene algo malo y es que no tienes presión por estar en estudio unos días determinados. Eso hace que aproveches el día a día para perfeccionar un poco más las canciones y que al final los plazos sigan igual de apretados…

CR: Dinero y gobierno. ¿El estado, el Ministerio de cultura os ayuda en alguna cosa?

CP: ¿El estado? No, no tiene otra cosa que hacer actualmente que ayudarnos a regalar 50.000 copias de nuestro nuevo disco.

CR: Pero, ¿habéis pedido alguna vez este tipo de ayuda?

CP: No. Desconocemos la posibilidad de tener algún tipo de ayuda para este tipo de acción. Si la hubiera habido fijo que nos hubiéramos enterado…

CR: Desde Crazyminds también la desconocemos. Entonces, ¿que pensáis de que el estado ayude a la cultura-música?

CP: Bueno, sólo hay que cruzar los Pirineos para ver cómo funcionan las cosas a este nivel en Europa, Francia sin ir más lejos. Hay muchas más ayudas a los músicos, tienen su prestación para cuando no están de gira, cotizan como cualquier otro trabajador. A las salas se las apoya desde los ayuntamientos y los gobiernos de cada región porque se las considera recintos de expresión cultural. Aquí para regular algo así es complicado. De ahí que muchos grupos, salas, oficinas, etc., acaben por tirar la toalla.

CR: Vale, entonces, ¿no creéis que se esté haciendo bien?

CP: Está claro que se podrían hacer mucho mejor las cosas, para empezar, considerar la música popular actual como parte del bagaje cultural de la sociedad, que es la base para que empiecen a cambiar las cosas

CR: Creo que estamos entonces de acuerdo, que cultura es todo. ¿Estáis de acuerdo en que quizás se den más ayudas a las películas que a la música más independiente como la vuestra?

CP: No consiste en pedir más o menos que nadie, sino en que se hagan las cosas correcta y equitativamente.

CR: Quizás estamos en la época del “todo gratis”. Momento que la industria musical está viviendo de forma huracanada. Una de las industrias, hasta hace pocos años, bien consolidada y que movía cantidades y cantidades de dinero. Ya no se venden discos. Como ejemplo, un botón: la carrera musical de Catpeople. Vuestro primer trabajo se vendió muy bien, y en vuestro último, Mondosonoro ha repartido 50.000 copias. Viendo esto es, desde nuestro punto de vista, una declaración de lo que ya es muy evidente, que los músicos ya no vivís de las ventas de discos. ¿Que opináis de cómo está la industria musical?

CP: Muchas bandas han optado por la autoedición y si lo han hecho es porque, tal como está la industria musical, donde como bien dices no se venden discos, tener una discográfica o cualquier otro intermediario sólo puede traerte problemas. Si no se venden discos, la discográfica intentará sacar beneficios de otro lado, y eso al final no interesa. El hecho de autoeditarte es poder tener total libertad con tu disco. Lo puedes regalar, vender o ambas cosas, que es lo que vamos a hacer nosotros. La industria musical necesita reestructurarse  y no lo está haciendo. No está pensando en nuevos métodos para sacar adelante problemas como la piratería. Precisamente son los grupos los que se están reinventando y adaptándose al actual panorama.

CR: ¿Sobre Internet?

CP: Evidentemente es un medio actualmente necesario y que te da mil opciones a la hora de mostrar tu trabajo y promocionarte. El único problema es el que todos conocemos, la piratería. No se reguló en su momento o que, más bien como comentaba antes, no se concienció a la gente de los problemas que podría acarrear. Y ahora la bola de nieve se ha hecho demasiado grande. Esto hace que la industria musical se tenga que reestructurar de arriba a abajo y eso requiere su tiempo. No se va a arreglar con cosas como la ley Sinde, son parches para dejar contentos a unos cuantos que se quejan.

CR: Grupos como Radiohead o Gorillaz han regalado sus trabajos vía online. ¿Por qué habéis optado por el CD físico?

CP: Creíamos que era demasiado frío regalar el disco vía online. En los tiempos que corren, que todo el mundo va con su Ipod, mp3, etc. Nos parecía mucho más especial regalarlo en formato físico. El hecho de tenerlo en tus manos ya hace que lo mires con otros ojos y lo escuches con otros oídos.

CR: Dejando un poco de lado este momento político-cultural-económico que hemos tenido, crucemos, como decíais, los Pirineos. En el  segundo disco, contasteis con The Blind Joes y Álvaro Balaña para la masterización. En este último con Aldo Gilardi. ¿Creéis que esto puede ser un punto para recorrer mundo o para daros un empuje internacional?

CP: Tanto en el anterior disco con Álvaro Balaña como en éste con Aldo Gilardi hemos quedado muy satisfechos con la masterización. Es cierto que el trabajo a desarrollar en ambos ha sido muy diferente. En este disco, al producirlo nosotros, ya dejamos las mezclas preparadas de forma básica para que la masterización fuera simplemente cuestión de darle fuerza a las canciones. Queríamos que alterara lo mínimo el resultado del disco y así fue. En ambos casos, la comunicación con ellos fue de total entendimiento.

CR: Y volvamos, ahora, a este lado de los Pirineos otra vez. Vivís en Barcelona, una ciudad muy conocida. ¿Que opináis sobre la escena musical en Barcelona?

CP: Hay muchas buenas bandas que están surgiendo últimamente de Barcelona ya desde hace años. A ello se une que desde hace algún tiempo hay bandas que vienen de fuera a vivir a Barcelona y comenzar su carrera musical aquí, como fue el caso nuestro o de Delorean. Hay una buena cultura musical en Barcelona y bastante movimiento a nivel de bandas.

CR: Algún sitio donde os gustaría tocar de la ciudad, que no hayáis estado o en el caso que no haya una. ¿Donde habéis estado más a gusto?

CP: De salas, la verdad es que hemos tocado en casi todas. Nos faltaría Bikini y Razz 1. Aunque por el rollo que tiene, sonido, ambiente y demás personalmente yo me quedaría con la Sala Apolo.

CR: Recomendadnos algún sitio donde casi seguro podamos encontrar un buen directo.

CP: ¿Sidecar? Es una sala pequeña pero con una programación muy extensa y muy variada. Casi todas las bandas que han tocado por primera vez en Barcelona han pasado por Sidecar. Pero los mejores conciertos que he visto a nivel personal siempre han sido en la Sala Apolo.

CR: ¿Y del resto de España? ¿Os falta algún sitio donde actuar?

CP: Pocas provincias nos quedan donde tocar, aunque tenemos una deuda pendiente con Valencia. Sólo fuimos con el anterior disco a un festival al lado de Valencia, en Burjassot.

CR: Festivales, festivales y festivales. Desde hace unos años, nuestro país se ha convertido en un país de festivales. Éstos han cogido una buena y clara importancia, de lo que CLARAMENTE nos alegramos muchísimo. Pero decidme, ¿es gracias a éstos que muchos grupos como vosotros podéis vivir de la música y plantearos producir otro disco?

CP: No es gracias a los festivales que los grupos pueden vivir de la música pero sí ayudan a expandir tu trabajo ya que parte del público que te ve no te conoce y eso es importante. Hoy en día hay mucha diversidad y mucha oferta musical así que todo lo que sea darte a conocer o que te vea alguien y luego haya un boca a boca es muy importante.

CR: ¿Dónde os sentís más cómodos, en un FIB (que también visitáis este verano) o en el Tremendo Pop, Low Cost o Sonorama?. Todos ellos los visitáis este año y son menos grandes de que el ya súper masificado FIB.

CP: Cada festival tiene su ambiente y eso conlleva que haya gente de un tipo o de otro. Festivales como el Sonorama, SOS o el Low Cost actualmente tienen poco que ver, por ejemplo, con el FIB donde mayoritariamente el público es extranjero. Si lo que quieres es un cartel internacional en escenarios gigantes, vete al FIB o al Primavera. Si lo que quieres es pasarlo bien y tener una propuesta un poco más nacional  y variada pues iría a festivales como el Sonorama o el Low Cost que lleva pocos años pero está tomando mucha fuerza. Principalmente por los precios tan competitivos que ofrece.

CR: Si vuestro nombre nació en homenaje al célebre film de Jacques Tourneur, What’s The Time Mr Wolf?, entonces, Love Battle, ¿por qué?

CP: Love Battle es un poco un homenaje al amor. Algo que está presente en la vida de todo el mundo desde que nace hasta que muere. El amor en todos los niveles: familiar, de pareja, material, etc. Luchar por él y tratar de conseguirlo para ser felices es una constante que se respira en nuestras vidas así como en las letras y en el  concepto del disco.

CR: Ya hemos hablado de la evolución que habéis tenido. Si el primero era más guitarrero y el segundo daba paso a los teclados. ¿Qué me podéis decir sobre este último?

CP: Nos apetecía probar cosas nuevas. Hemos tratado de cambiar un poco la manera de trabajar. Así como en los anteriores discos las canciones salían de ideas de Fito o de Adrián y luego se enfocaban a acabar de componerlas en el local de ensayo, este disco prácticamente se ha compuesto en casa. El principal compositor ha sido Adrián, ya que al tener el estudio en casa ha tenido total libertad para probar y darle vueltas a las canciones. Yo lo he apoyado tratando de potenciar ese trabajo grabando, arreglando y acabando de redondear las canciones. Para nosotros es un trabajo donde se ve claramente una evolución de banda, una madurez de la cual estamos muy orgullosos. Para mi es el disco más personal y especial de CatPeople hasta la fecha.

CR: Catpeople es un grupo que ha creado ya hits para siempre, estamos convencidos que temas suyos serán los que, en 20 años alguien remezclará y volverá a poner de moda y en las emisoras de revivals pincharán como ese hit que fue lo más. Personalmente, Radio es mi canción preferida de todo vuestro repertorio. ¿Cuál es la vuestra?

CP: Uff, cada uno tiene suya, es difícil elegir. Yo ahora mismo me quedaría con She Was an Astronaut.

CR: Me alegra que saquéis el tema. Para mi es el hit de este Love Battle, pero habéis elegido como primer single Sorry. ¿Qué os ha hecho elegir éste?

CP: Sorry no fue elegida como single propiamente dicho sino más bien como adelanto.. Creíamos que reflejaba perfectamente el sonido y la evolución del nuevo disco. Queríamos que fuera la primera referencia que la gente escuchara del nuevo material.

CR: Ya hemos escuchado que en este tercer disco se os relaciona con una madurez musical y quizás personal. ¿Qué opináis de esto?

CP: Como comentaba antes, estoy de acuerdo. Ha sido un año donde a nivel personal y de banda hemos vivido muchas cosas. Tanto buenas como malas. Eso finalmente te acaba influyendo a la hora de componer. Esas cosas hacen que crezcas como persona y como músico. Evidentemente todo esto se ve reflejado en tu trabajo. Todo el mundo habla de cambio, nosotros hablamos de evolución.

CR: En las letras hay bastante amor un poco tormentoso. ¿Estos aspectos van casados con la edad?

CP: El amor siempre va ligado con el tormento y el sufrimiento. Eso no quita que todos queramos pasar por eso para llegar a él y ser felices. No es propio de nuestro disco, es una cosa universal. Lo que está casado con la edad es la manera de contar las cosas. Con el tiempo eres más objetivo, más maduro como persona y tienes más experiencias para valorar la cosas y contar lo que te pasa. Todo esto a la hora de componer las letras está claro que acaba influyendo.

CR: Empezáis con Sorry y finalizáis el disco con I’m so Sorry. ¿Tanto daño habéis hecho?

CP: Y el que nos queda por hacer…

  • Silvia Tp

    Me canta She was an astronaut!
    Y también me pareció curioso lo de abrir y cerrar con “sorry”,
    ¡gracias por hacer la pregunta! jaaja

  • http://entropiaudiovisual.blogspot.com/ Olga Font

    ¡Sensacional entrevista a un grupo genial! Sólo he echado de menos que se hablara de sus vídeoclips, si tienen pensado hacer alguno nuevo, ya que los que tienen son fabulosos y dirigidos por Adrián, el cantante.