Entrevista Crazyminds con… Anni B Sweet

Aunque hoy en día es difícil no caer en la tentación del mainstream, ella lo ha conseguido. En su corta pero intensa trayectoria, esta voz de oro presenta Oh, Monsters!, un segundo trabajo que supera el anterior. Embarcada en una gira por donde paseará voz y palmito, Anni B Sweet encuentra unos minutos para contarnos, entre otras cosas, cómo cambió la escuadra y el compás por la guitarra y el micrófono. Una gran artista que hace que el amor por su trabajo trascienda en cada actuación. Perdérsela sería un pecado.

Crazyminds: Ambas sois españolas, habéis colaborado con Nelue, sois dos de las mejores voces del panorama musical actual. Supongo que estarás harta de las comparaciones, así que, en lugar de los puntos comunes, ¿en qué crees que se diferencian artísticamente Russian Red y Anni B Sweet?

Anni B Sweet: Uff, pues yo creo que todo. Que me preguntes que en qué me diferencio de otra persona es un poco extraño… Es que somos personas distintas, no lo sé. En realidad paso palabra. Es que son ya cinco años con las preguntas éstas y ya es como ¡buá! Prefiero ni contestarlas.

Crazyminds: ¿Estarías dispuesta a colaborar con ella en algún momento?

Anni B Sweet: Paso palabra.

C: ¿Cómo quién te gustaría ser cuando seas mayor, cuando crezcas?

A: Realmente más que como quién… ¿Lo dices por mi carrera musical?

C: Sí, por supuesto.

A: Pues a lo mejor… Hombre, apuntando a lo más alto me gustaría llegar a, imagínate, Bob Dylan, pero me gustaría seguir haciendo lo que hago y creciendo, y seguir ahí, que en realidad es lo más difícil, aguantar.

C: Pareces bastante tímida. De pequeña ¿te veías sobre un escenario?

A: No. La verdad es que, de pequeña me imaginaba mil veces que me subía a un escenario pero yo sabía que mi timidez, o pensaba que mi timidez no me dejaba, o sea que no.

C: ¿Siempre has querido ser cantante?

A: Pues, de peque sí. Luego pasé a querer ser veterinaria y mil otras cosas [risas] pero la verdad es que siempre quise tener algo relacionado con la música, eso seguro.

C: ¿Cuándo decidiste que querías dedicarte a la canción profesionalmente?

A: Pues no fue una decisión. En realidad estaba estudiando arquitectura y hubo un momento en el que me había metido ya en esto y era o hacer esto o estudiar, esto fue hace como tres años, hubo un punto en que dije “no puedo hacer las dos cosas a la vez” y obviamente disfruto mucho más la música.

C: ¿Por qué ese nombre, Anni B Sweet?

A: Pues el nombre me lo puse por MySpace. Me hice un página en MySpace y me pedía un nick. Estaba escuchando Johnny B. Goode y me dijo una amiga “tú tienes una voz muy dulce pero las letras de lo que hablas no son nada dulces. Engaña un poco en ese sentido”. Entonces me dijo “¿por qué no te pones Anni B Sweet?” Y yo pensé que eso no llegaría muy lejos. Me puse Anni B Sweet y dije “venga, p’alante”. Y ya la gente empezó a conocerme así y ahí se quedó.

C: ¿Por qué no usar el tuyo?

A: Pues Ana López yo creo que no tenía mucho sentido con el tipo de música que hacía. Además, en ese momento era como “¡hala, me puedo inventar un nombre! ¡Qué guay!” ¿no? [Risas] y te intentar inventar otra cosa que no tenga nada que ver con el tuyo.

C: ¿En qué se diferencia Ana (la persona) de Anni (la cantante)?

A: Pues yo creo que nada más en el nombre, porque realmente soy la misma persona encima del escenario, de hecho sigo siendo igual de tímida. No tengo ningún personaje todavía montado. No sé si en un tiempo eso ocurrirá, pero por ahora me subo al escenario y sigo siendo la misma que estaba abajo.

C: ¿Compones tú las canciones?

A: Sí, las compongo yo todas. Me encanta, además. Es una manera también de deshaogarme.

C: ¿Y en qué te basas?

A: Pues me baso o en experiencias propias o en sueños, en imágenes, en paisajes, en viajes, en personas que tengo a mi alrededor ¿no? Y la verdad es que es bastante disperso el tema de lo de la inspiración, sí.

C: ¿Y qué es más difícil cantar o componer?

A: Componer. Sí, yo creo que componer siempre es más difícil aunque hay veces que sale todo fluido, hay otras en las que intentas contar algo y te puede costar más.

C: ¿Compones tú también la música?

A: Sí, también la hago yo. En casa las demos las hago yo, bueno, tengo dos discos grabados, tampoco tengo mucho. Luego sí que se lo enseño a amigos, les pido ayuda para que me metan una batería, un bajo… Y luego en el estudio sí que nos metemos con la banda.

C: ¿Por qué decidiste cantar eminentemente en inglés?

A: Pues tampoco fue una decisión. Fue muy extraño porque cuando empecé a escribir, a componer canciones ya lo hacía en inglés y ni siquiera me pregunté en ningún momento ¿inglés o español? Yo creo que es porque de pequeñita estuve en un colegio británico y he estado escuchando música en inglés también muchos años y entonces lo primero que me salía, para mí lo más natural, era eso que llevo tanto tiempo escuchando.

C: ¿Cómo te sientes más cómoda, cantando en inglés o en español?

A: Me lo preguntas en un momento en el que estoy haciendo canciones en español y estoy sintiendo algo muy bonito por ello. Entonces, te diría que en inglés pero el español empieza a meterse ahí, a ponerse en posición también [risas].

C: Pero, sin embargo, lo que cantas en español siempre son versiones. No tienes material propio en ese idioma.

A: Es verdad, no he cantado ninguna canción mía en español pero sí que he estado componiendo estos meses.

C: ¿Para el tercer disco quizás?

A: Sí, yo creo que sí. De hecho me encantaría poder hacer un disco entero en español.

C: ¿Cómo y cuándo te diste cuenta de la gran voz que tienes?

A: Yo creo que no me doy cuenta. Es superextraño porque, por ejemplo, no puedo escucharme yo a mí misma [risas] Entonces me encanta cantar, me lo paso superbien, me parece superagradable y estoy muy cómoda cuando estoy ensayando. En el escenario me pasan también cosas muy bonitas con el público pero luego yo a mí misma no soy capaz de escucharme. Recuerdo a un amigo aquí en Madrid que me dijo “Oye, tienes una voz muy bonita y cantas muy bien, ¿por qué no haces algo?” y le dije “Bueno ¿y qué podemos hacer?” y ya empezamos a grabar canciones en casa.

C. ¿Con qué artista o grupo no colaborarías nunca?

A: Pues quizás no lo haría con los grupos éstos que hacen reggaeton ¿sabes? Los de “me gusta la gasolina” y ´”dame con el látigo” [risas].

C: ¿Qué no haría Anni B Sweet por dinero?

A: Supongo que cambiar el estilo de mi música. Hacer algo que no me gusta en la música ¿no? Me parecería muy feo ensuciar esto que es tan bonito, lo que estoy haciendo que a mí me gusta por dinero. Y muchas otras cosas ¿no?, Pero… [Risas]

C: ¿Emigrará Anni ante esta situación político-económica?

A: No, bueno. Tenemos giras fuera de España y el año que viene también, pero no lo hago por eso. Es simplemente porque ha salido allí. Yo creo que encontraremos algún camino… ¡Espero! Quiero ser positiva para que las cosas aquí en España vayan a mejor.

C: En el concierto de AB dijiste que tu canción preferida era Gone if I Close my Eyes. ¿Por qué razón?

A: Bueno, todo esto cambia un montón de un día para otro, pero le tengo mucho cariño porque es un tema que escribí en casa y se iba a quedar fuera del disco y yo les decía a Guillermo Galván y a Ángel Luján “he hecho la canción de una manera diferente y tal” y yo aquí en casa hice las cuerdas, las trompetas y me sentí superogullosa de él. Luego se lo enseñé y les gustó muchísimo entonces es un tema que me recuerda aquella noche en la que lo estuve componiendo y haciendo, y me pareció muy bonito. Le tengo muchísimo cariño.

C: ¿Dejarías que se usara tu música para la campaña de algún partido político?

A: No.

C: ¿Qué opinas de que música como la tuya esté algo arrinconada y Britnery Spears, Enrique Iglesias, Justin Bieber arrasen en las listas de ventas?

A: Ya, eso el pan de cada día [risas] pero ¿qué opino? Me parece bien por ellos pero no es lo mío, ¿no? Pero me encantaría que grupos que son un poco más minoritarios, que los subiesen ahí. Porque yo creo que a la mayoría de la gente le encantaría, lo único es que, bueno, a lo mejor hay personas que no indagan mucho en internet y, luego, claro, hay grupos que no salen tanto en los 40 Principales y cosas así y cuesta más llegar a ellos, entonces yo creo molaría que todos tuviéramos las mismas posibilidades y de ahí, que el público elija, pero bueno [risas].

C: ¿Qué sería para Anni B Sweet tocar techo como artista?

A: Yo creo que nunca se toca techo, ¿no? Siempre se puede aprender más y sobre todo yo. Ya ves tú, a mí me queda por aprender muchíiiiisimo, o sea, que tocar techo sería haber hecho no sé cuántos mil discos, haber hecho unas letras increíbles, o sea, que me queda todavía…

 

C: ¿Cómo surgió la idea de hacer una versión de Take on Me? ¡Tan distinta además!

A: Esta versión la hice con un amigo, Javier Doria. Estábamos en casa tocando y se le ocurrió hacer el tema de esta manera. A mí me pareció divertido cambiar un tema tan ochentero a algo más naïf, además me traía recuerdos de cuando era pequeña. La toqué un par de veces en directo y en una de estas la vio un publicista ¡y de ahí al anuncio!

 

C: ¿Por qué crees que es tan difícil para un artista español abrirse camino en el mercado anglosajón?

A: Pues yo creo que porque ellos son bastante cerrados. Son un poco al contrario que nosotros, que damos la bienvenida a cualquier grupo de fuera como lo más, por encima de todo. Y ellos creen mucho en lo que ellos hacen, entonces, cuando alguien viene de fuera y hace su música es un poco extraño… No es que me guste o apoye eso. Me gustaría que fuesen un poco más abiertos en ese sentido, pero supongo que es eso. Es como si viene aquí un inglés a hacer flamenco… [Risas].