Entrevista Crazyminds con…Colectivo Oruga

COLECTIVO ORUGA



CRAZYMINDS: Hola Colectivo Oruga, bienvenidos a este vuestro hogar, Crazyminds.

COLECTIVO ORUGA: ¡Bien hallados!


C: Me gustaría que os presentaseis a nuestros lectores y nos contaseis quién es en realidad Colectivo Oruga.

C.O.: Digamos que somos un grupo multidisciplinar, una propuesta musical que interactúa con el vídeo tanto en los directos como en nuestras incursiones “experimentales” en la red.


C: ¿Por qué lo de Colectivo y por qué lo de lo Oruga?

C.O.: Entendemos el nombre como un todo: Colectivooruga, como un nombre propio al que nos hemos acostumbrado. Tal vez lo de colectivo sí tenga cierto sentido y podríamos relacionarlo con lo descrito en la anterior pregunta; nos gusta la música, el vídeo, el diseño y queremos que todo confluya y tenga cabida, tanto en el grupo como en colaboraciones externas en las que ya hemos participado y a las que estamos abiertos. Lo de oruga no tiene explicación, quizá comer un poco de hierba de vez en cuando e intentar volar, jejeje.


C: Traéis bajo el brazo vuestro primer larga duración, Too Many Knobs, discazo de presentación en el que un grupo se juega mucho de su futuro, ¿cómo lo presentaríais a alguien que no ha escuchado nada de vosotros?

C.O.: Pues como un disco muy directo, con un sonido nuevo, y con temas de esos que meteríamos en el MP3 para irnos de festival.


C: Remezclado por Alan Douches (Animal Collective,The Rapture, Chemical Brothers), ¿cómo ha sido esta colaboración y qué os ha parecido el resultado?

C.O.: La mezcla final la realizó Iago Lorenzo que consiguió, con sus manos sabias, dotar a las guitarras y las voces de la personalidad que necesitaban para empastar dentro de los temas.

Alan Douches fue el encargado de la masterización del disco. El resultado fue brutal. Los temas se fueron para Nueva York y regresaron con un brillo y una actitud más potente.


C: ¿Uno en Ponteareas (Pontevedra) nace o se hace electro? ¿Cuál es la música que habéis mamado?

C.O.: Se hace electro. Ponteareas es un pueblo en el que los estímulos musicales o artísticos te los tienes que buscar tú solito. Nos implicamos en la música desde pequeños, conservatorio, piano, guitarra clásica, pero nada de música electrónica, eso llegó más adelante, en nuestra adolescencia. En esta época empezamos a escuchar grupos tan dispares como Nirvana, Sepultura, Nine Inch Nails, Peal Jam, Smashing Pumpkins, Faith no More, Deftones, The Cure, Depeche Mode, Radiohead. Más tarde llegaron grupos de corte más electrónico, como Chemical Brothers, Daft Punk, LCD Soundsystem, Massive Attack, Bjork, Portishead, y desde ahí nos fueron llegando cosas como MSTRKRFT, SMD, Digitalism, The Rapture, pero siempre dentro del amplio espectro estilístico que escuchamos a diario.


C: Colectivo Oruga destaca en el directo por todo el arsenal sonoro y el audiovisual que despliega, ¿cómo hacéis para que suene así de rotundo con sólo dos personas dedicadas al sonido y otra a la audiovisual?

C.O.: Podríamos dividir la parte sonora en dos, una más orgánica de voces y guitarras, y otra más electrónica en la que sintetizadores, samplers y cajas de ritmos crean esa amalgama de sonidos que sirven de base a nuestras composiciones. La clave para que todo suene bien parte del ensayo. Siendo sólo dos personas las encargadas de la parte musical, no asumimos exclusivamente los roles de guitarrista o cantante sino que entendemos los temas como un todo sin descuidar ninguno de los instrumentos que forman los temas.

COLECTIVO ORUGA



C: ¿Cómo tratáis la parte audiovisual en directo, son videos e imágenes en tiempo real? ¿Qué quereis transmitir con esta mezcla de video y música?

C.O.: La parte visual está trabajada de antemano para poder encajar cada tema con su vídeo, pero un directo no es igual al siguiente ya que los vídeos se interpretan de una forma distinta en cada concierto. Sobre bases que tenemos creadas, grabadas por nosotros en su mayor parte, aportamos intensidades a los vídeos, según el momento y el estado en el que estemos en cada bolo.


C: Habéis fichado recientemente por la discográfica Matapadre, ¿qué se siente al tener vuestro disco físicamente en las tiendas? ¿Cómo veis el panorama discográfico, la vuelta del vinilo, las descargas on line..?

C.O.: La verdad es que hace ilusión ver tu disco en las estanterías de las tiendas. Quizá si esto nos hubiese ocurrido hace diez años nos emocionaría más, ahora casi te ilusiona lo mismo ver la caja física del disco en una tienda o ver la imagen digital del mismo en Spotify o Itunes.


C: Estáis empezando a girar por toda España, ¿cuáles son vuestros próximos conciertos? ¿Tenéis alguna ciudad o algún festival al que os gustaría ir?

C.O.: Pues entre marzo y mayo estaremos por Santander el 25 de marzo, Vigo el 7 de abril , Madrid 9 abril y algunas fechas más por confirmar, y de cara al verano nos veremos en algunos festivales en los que estamos confirmados pero que todavía no lo han hecho público todavía. Hay muchos, y en alguno de ellos estaremos. Estamos muy contentos con eso en concreto.


C: Para finalizar, ¿qué ha sido  de vuestra agria polémica con Iñaki Gabilondo?

C.O.: En el último partido de hockey hierba que jugamos juntos le clavó el stick en toda la canilla a Cuco. Desde esa no le hablamos, jejeje.


C: Bueno, en serio, ¿qué música creéis que desde Crazyminds deberíamos escuchar, qué tenéis en vuestro MP3 y qué descubrimientos nos recomendaríais?

C.O.: Es difícil tener claro lo que son descubrimientos cuando se proponen grupos para una revista como la vuestra o para vuestros lectores, seguramente ya os suenen, pero podríamos enseñaros cosas como Delphic, MSTRKRFT, Does It Offend You, Yeah?  Empire of the Sun, Yuksek