Entrevista Crazyminds a… Aaron Thomas

The Blues and Greens (Everlasting Records, 2013) es la frase que da título al nuevo trabajo de Aaron Thomas. La canción que presenta el álbum How We Got Started es buena prueba de lo que hace Aaron Thomas ahora. Porque se aprecia cierta evolución, dentro del campo magnético en el que parecen moverse él y su música.

CRAZYMINDS: Han pasado tres años desde Made of Wood. Hemos leído que no fue todo lo bien que esperabas e incluso llegaste a pensar que no volverías a grabar en estudio ¿Qué cambió entonces? ¿Cuál es tu percepción de la música ahora?

AARON THOMAS: Quizás haya disminuido mis expectativas un poco. Aprendí a dejar de pensar en los objetivos y opiniones de la gente. Esto es importante, especialmente durante el proceso creativo. La música debe salir de un espacio natural y honesto. En el último disco, la reacción de la gente y las repercusiones, es decir, el egoísmo y orgullo estuvieron presentes en mis pensamientos y había un componente alto de negatividad en la creación de los temas y sus grabaciones. No mucho, pero había algo. Ahora lo veo. Igual es porque he tenido tiempo para pensar, porque no fue todo tan bien como yo esperaba, que soy capaz de reconocerlo ahora. Tampoco fue tan mal, es un disco que me gusta todavía y del que estoy orgulloso, pero me di cuenta durante la grabación de este disco que algo ha cambiado. Es difícil decir qué, con el paso de tiempo parezco más tranquilo y maduro. Igual me equivoco, no sé. Ahora sólo quiero acercarme a la música con una mentalidad abierta y menos defensiva. Me siento más seguro de mí mismo que entonces, con más ganas de aprender, y colaborar, y probar cosas nuevas. Sólo me importa ser feliz y poder estar orgulloso de saber que estoy creciendo como músico. Una vez publicado el disco está en las manos de la gente y, a partir de entonces, la única opinión que vale es la suya.

C: The Blues and Greens (Everlasting, 2013) es el título del nuevo álbum. Incluso en el nombre – del último trabajo al nuevo – está implícita la carga descriptiva. ¿Cómo te ha hecho sentir el nuevo disco? ¿Qué aportaciones distintas de ti mismo hay en él?

AT: Naturaleza, supongo. Las canciones salieron naturalmente y a veces sin esfuerzo ninguno. Es un disco más personal que el anterior y las canciones vienen de un sitio más honesto y sin complejos. Tener la oportunidad de hacer lo que te hace feliz es un lujo y quería aprovecharlo para no arrepentirme de nada después.

C: En las nuevas canciones, sobre todo en Turn to the Devil, Night Time o I´m Sorry, hablas de momentos concretos, de sentimientos y formas de dolor. ¿Qué resulta más inspirador para ti?

AT: Eso: dolor, tristeza, los sentimientos. Los temas hablan sobre momentos importantes de mi vida durante los últimos años. Hay también canciones como Kamikaze o Out of Your Hands en las que intento atacar con una perspectiva más positiva esas situaciones y circunstancias difíciles. Mi motivación para componer es la vida real y por eso este disco es un reflejo fiel de mí mismo, tanto en la letra como la música.

C: Hay una canción – Stung – que parece romper de manera más contundente con todo lo anterior. Las cuerdas, la instrumental cuidada, como ocurre en la mayoría de las piezas de este disco. ¿Ha sido algo intencionado o responde a una evolución lógica/natural por tu parte?

AT: Seguramente es una evolución natural. Quería hacer algo bien cuidado, bien tocado. Especialmente siendo el productor de este disco quería hacer un buen trabajo y demostrarme, a mí mismo y a la gente que era capaz de ser producir. La razón principal por la que este disco tiene más momentos instrumentales es por hacer la banda sonora de una peli española en 2011/2012. Viaje a Surtsey, creo que se estrena dentro de nada, además. Fue la primera vez que me metí en la música instrumental y me ha gustado un montón. Por eso quería tener algo en el disco que reflejara mi crecimiento musical. Es algo que quiero hacer más, me encanta ese mundo sin palabras y la relación entre música e imagen. Realmente fue algo muy gratificante y especial. Buscar armonía y forma para las violas y piano es algo que me gustaría repetir.

C: Hay algo en The Blues and Greens que me recuerda al último trabajo de Langhorne Slim & the Law – The Way We Move. Langhorne Slim habla del movimimiento – sobre todo – cuenta experiencias que nacen de lo que podríamos entender como ‘una vida en movimiento’. ¿Cuál es tu razón principal para hacer lo que haces? ¿Cuál es tu motor?

AT: La necesidad de expresarme y el curioso impulso que tengo por compartir las cosas más personales de mi vida. La música me llena en todos los aspectos: el proceso de la composición, la grabación y el directo. Tengo unas ganas enormes de seguir cantando y componiendo y no quiero dejarlo. Sigo luchando si puede salir algo, espero que salga.

C: Tasmania – Australia – Madrid son algunas ciudades que subyacen en tu vida, en tu trabajo ¿destacarías algún otro lugar?

AT: Ucrania. Me afectó mucho. La música de esta parte del mundo es muy profunda. Tiene una tristeza vieja, sabia y fuerte. También es un sitio bastante distinto a Australia. Fue un cambio más que radical. Entre el frío, la risa, la pobreza, la lucha y el vodka conocí gente muy buena y situaciones que me han dado una perspectiva más amplia. Cada sitio en que he estado me ha afectado a su manera.

C: ¿Qué esperas conseguir con The Blues and Greens?

AT: La posibilidad de tocar más y girar con una banda por el país y también fuera en países como Francia, Alemania, Australia y Inglaterra. Estoy montando una buena banda y haciendo algo de calidad para presentar a la gente. No quiero perder oportunidades. He tenido la suerte de volver al estudio y ahora la suerte de presentar mi trabajo al mundo y lo voy a aprovechar. Mirando hacia atrás, soy consciente de que no he aprovechado todas las oportunidades que me han llegado y es algo que no quiero volver a repetir.

C: ¿Qué crees que has conseguido con The Blues and Greens?

AT: Creo sólo creo haber conseguido acercarme más a mi propio sonido. He hecho un disco más Aaron que los anteriores. Y creo que es un disco honesto. Ahora está fuera de mis manos, y lo que puede conseguir el disco tiene poco que ver conmigo y mucho que ver con la gente. Yo intentaré hacer justicia en directo.

Parece que si Aaron Thomas está seguro de algo es de no volver a perder ninguna oportunidad. Y de demostrar que el tiempo que dice haber desperdiciado o no haber conseguido exprimir en el pasado termine haciendo justicia de su esfuerzo actual en el futuro.

En definitiva, no se pierdan el directo de nadie que diga que ‘quiere hacer justicia’. De justos precisamente no se puede decir que vayamos holgados.

Las próximas fechas de Aaron Thomas en España son:

  • 8 Marzo– Valencia / WahWah
  • 9 Marzo– Barcelona / Sidecar
  • 15 Marzo– Zaragoza / La Lata De Bombillas
  • 16 Marzo– Pamplona / El Bafle
  • 23 Mayo– Santiago de compostela / Zona C
  • 24 Mayo– Pontevedra / Sala Karma