Dead Parties: “Tenemos distintas raíces pero una misma religión: el rock n’ roll”

El australiano Etienne Mamo lleva años instalado en Barcelona con su proyecto musical, Dead Parties, donde ha juntado a un local, Antonio Dorado, un portugués, Ricardo Relvas y un inglés, Adam Wilson, para formar su grupo. En 2013 la formación presentó su primer EP, Tribe, al que le siguió Disappear un año después. Ahora se lanzan a la aventura del primer LP con All Of Our Times (2017) y podremos verles en su ciudad acompañados de muñecas hinchables (palabra de Etienne) en el escenario del Marula Café hoy jueves 7 de diciembre. Esta y otras cosas nos desveló el australiano:

Vuestro reciente y primer álbum, All Of Our Times, salió hace un mes. ¿Cómo estáis lidiando con la promo la gira?

De momento todo ha sido coser y cantar, tocamos por Francia hace unas semanas y fue realmente bien, el público conectó con las canciones. En cuanto a la promoción, ¡cuanto más, mejor!

¿Le está gustando a la audiencia esta nueva música?

El álbum es una mezcla de lo viejo y lo nuevo. Por ejemplo, Bleed fue escrita hace ocho años, pero sentía la necesidad de que estuviera incluída en este álbum. Aunque para la audiencia es nueva, así que es emocionante ver cómo reacciona la gente a un tema nuevo. Parece que la gente investiga a fondo sobre las canciones.

¿Por qué escogisteis All Of Our Times como single y el tema que bautiza el disco?

Sacamos antes Hollywood y 93 antes, All Of Our Times fue la tercera y siempre ha sido una aspirante segura a ser un single porque es una canción fuerte que nos encanta tocar en directo. El título se refiere a experiencias que has tenido en el pasado y cómo esas situaciones afectan a cómo eres.

Mis canciones favoritas del disco son Hollywood, 93 y Last Ride. Creo que tienen una energía distinta al resto de temas, ¿qué pensáis?

Es interesante, ya que dos de esas canciones fueron grabadas aparte del álbum, así que supongo que tu elección está un poco basada en eso. Hollywood fue grabada independientemente de la banda, con mis arreglos de sonido cubriéndola por encima. Parte de 93 fue grabada durante unas vacaciones en Granada. El resto las grabamos en casa y remezcladas en el estudio.

Creo que Last Ride y Grey Light comparten ADN, y para mí, Lost In Years es probablemente la más distinta en cuanto a sonido porque es synth heavy.

Lo último que sabíamos de Dead Parties era el lanzamiento de vuestro EP, Tribes, en 2013. Echando la vista atrás, ¿ha cambiado mucho vuestro sonido? ¿En qué sentido es distinto ahora?

Creo que ahora estoy tirando por un sonido más limpio con las guitarras, pero dicho esto, ¡sigo siendo un tío al que le encanta una guitarra distorsionada que haya sido amontonada y cubierta de polvo!

¿Cuál es la mejor canción para tocar en directo de All Of Our Times?

Hmmm Last Ride siempre funciona, al igual que el track corto. Cannibal es muy divertida.

¿Y cuál es la más complicada?

Now You’re a Star puede ser complicada si el escenario es ruidoso. Tiene armonías delicadas que pueden ser complicadas de reproducir si el ingeniero de sonido no ha establecido bien nuestro sonido en el escenario. Fue también la más difícil de mezclar porque no sonaba bien. Jordi Moraleda y yo desechamos la primera mezcla porque sonaba un poco turbia, ¡pero gracias a él ahora suena increíble!

¿Cuáles han sido vuestras influencias para este disco? ¿Compartís los mismos gustos musicales o hay peleas por escoger la música en los viajes?

Como yo escribo y grabo las canciones, estas son un producto de mis influencias, que van desde el pop de los 60 como Byrd, los Monkeys, etc., al Bowie de los 70 y al britpop de los 90, con rock alternativo como Smashing Pumpkins, My Bloody Valentine, Elástica, Oasis, etc. Pero sí, nuestros gustos se enfrentan y siempre nos descubrimos nueva música.

En la carretera siempre escogemos todos la música porque tenemos un gusto impecable. O no.

Sois una banda internacional, venís de Barcelona, Portugal, Australia e Inglaterra. ¿Cómo afectan vuestros orígenes al tipo de música que hacéis? ¿Os enriquece o hace más complicado el tomar decisiones?

Tenemos distintas raíces pero una misma religión: el rock n’ roll, así que en general, cuando alguien sugiere algo musical, normalmente coincidimos todos. No es como si Ricardo, quien es portugués, fuera a introducir el fado a la mezcla. Y yo no voy a usar un banjo. Es simplemente rock n’ roll. Aunque es cierto que Melbourne tiene un gusto musical en el que me he criado, una miserable cerveza filtrada por ti mismo que se acerca a la actuación.

Estáis presentando el disco por Europa y acabáis de tocar por Francia. ¿Qué tal ha ido?

Francia ha ido bien, son gente adorable y se han identificado con las canciones. Volveremos, definitivamente.

Y estaréis tocando hoy 7 de diciembre en Barcelona, vuestra ciudad. ¿Estáis planeando algo especial para esta noche? ¿Cómo es tocar en vuestra ciudad?

Sí, eso es, tocaremos en el Marula Bar con nuestros amigos Black Islands, una banda genial de Barcelona. Nos encanta tocar aquí porque hay una apreciación por las bandas extranjeras y por la música, el público siempre es muy receptivo con nosotros. En cuanto a hacer algo especial, estaremos tocando junto a algunas muñecas hinchables, así que asegúrate de estar allí.

¿Crees que la escena del rock shoegaze y psicodélico y las bandas que tocan estos estilos están volviendo a ser tendencia?

¡Eso parece! Hemos sido etiquetados con ambos géneros pero creo que, al igual que muchos artistas, no intento sonar como nada. Las canciones se desarrollan de una forma natural. Pero por supuesto que escucho muchísimo shoegaze y música psicodélica, aunque también me encante el pop y el grunge e inclsuo el country alternativo. No soy un purista.