Cala Vento: “Estamos al día de lo que sería un grupo normal”

Cala vento

Cala Vento nació como lo hacen muchas otras bandas. Su historia se podría resumir en: dos amigos montan un grupo y se presentan a algunos concursos de bandas. Algunos los rechazan y otros les dan un gran recontamiento. A partir de ese momento salen los primeros bolos y entran a grabar un disco. Fichan por un sello, montan gira, pasan por algunos festivales y sacan su segundo álbum. Sí, es la historia típica de una banda. Hasta que miras los tiempos.

Todo lo descrito anteriormente lo vivieron Aleix (voz y guitarra) y Joan (batería) en dos años. Han tenido que trabajar mucho (y recorrer miles de kilómetros) para que su rock directo y explosivo llegase a un público que ha ido creciendo exponencialmente. A mediados de 2016 sacaron su primer largo de estudio de la mano de BCore y a principios de 2017 salía Fruto Panorama, su segundo disco. Nos reunimos con ellos en Barcelona para intentar entender cómo Cala Vento mantiene este ritmo frenético.

No ha pasado ni un año desde el lanzamiento de vuestro primer álbum y ya habéis sacado el segundo, ¿teníais planificado que Fruto Panorama saliese tan pronto?

Aleix: Para nada. Ha ido surgiendo a raíz de los acontecimientos. Siempre estamos colgando de todo los que nos va pasando y nos gusta planear ciertas cosas así a modo de sueños. A veces lo hacemos, o lo aparcamos, pero no vamos a buscarlo a tope. No tenemos esa persistencia aún. Vamos haciendo según vemos.

¿No os da miedo que al sacar el segundo disco tan rápido el primero quede en un segundo plano?

Joan: Alguna vez lo hemos pensado, pero al final, cuando descubres un grupo por su segundo o tercer disco, si te mola de verdad, escuchas sus otros discos. Así que miedo no. Es un poco jugar con eso. Muchas personas nos están conociendo ahora, ya que es un segundo disco y hay más promo y gente que nos conoce. A raíz de esto mucha gente ha descubierto el primer disco. Nos estamos dando cuenta de que en los conciertos la gente compra los dos discos.

A: Al final son dos medias horas.

La vuestra es una trayectoria que avanza rápidamente, ¿la podríais resumir en 30 segundos? (se pasan por poco, pero se lo perdonamos)

J: Birra en mi casa

A: Primer ensayo y tres canciones

J: Grabar una demo

A: Bala Perduda y Coonverse Make Noise

J: Bala Perduda no nos hace ni caso, Converse Make Noise sí

A: Conocer a Eric Fuentes y grabar el primer disco

J: Empezar a dar conciertos y primeras giras

A: Tocar en el primavera club, primer punto de inflexión. También participamos en un concurso de aquí, del distrito de Sant Martí. El siguiente paso sería el de grabar el disco. Grabamos en junio pero no fichamos con BCore hasta noviembre.

J: Finalmente viajar a Austin al SXSW y empezar con el segundo disco

Debéis llevar un ritmo frenético de componer, conciertos y promoción ¿Lleváis la cuenta de los conciertos que habéis dado durante el último año?

A: Teníamos una lista en Evernote en la que íbamos apuntando todos los conciertos. Incluso al principio de todo apuntábamos las canciones que tocábamos en cada uno de ellos. Evernote cambió y dejó de ser gratis para más de tres dispositivos a la vez y nosotros lo teníamos en 4.

J: (tras buscar en su móvil encuentra el número) Llevamos 79.

Antes de verano viajasteis a Austin (EE.UU.) para tocar en el SXSW, ¿qué tal la experiencia de llevar vuestra música fuera?

J: Aprendes que estamos en un país al que le queda mucho por aprender. América tiene sus cosas malas, muchas, pero es inevitable reconocer que con la música es uno de los países que más cultura tiene. Vas ahí y hay muchos conciertos, mucha gente que toca. La música es muy importante y todo giras en torno a ello. Hay mucha industria y muchas bandas.Darte a conocer allí es casi imposible. Lo que tienes que hacer es ir  pasártelo bien y a vivir una buena experiencia.

A: Ahí se junta toda la industria musical en una semana. Hay que intentar aprender. Estados Unidos es una referencia. Allí una gira normal son 20 o 30 días sin parar. En cambio aquí en España es muy difícil hacerlo así. Nosotros tenemos ahora una de treinta y pico pero no es sin parar. Cada semana volvemos al local, descargamos todo, hacemos un día o dos de descanso y después volvemos a empezar.

Ambos venís de otros grupos de formación clásica (guitarras, bajo y batería), ¿se os hizo difícil ser solo dos a la hora de componer y tocar?

J: Al principio cuando Aleix me lo propuso me pareció muy raro. Pero luego fue instantáneo, eso ya lo vimos en los primeros ensayos.

A: No tuvimos que dar muchas vueltas. No echamos en falta a nadie ni a ningún instrumento extra. Después lo fuimos perfeccionando.

Me llaman la atención el título del disco y toda esa parte gráfica con plantas y frutas.

A: Cuando salió el primer disco de Cala Vento, esas canciones se habían grabado hacía nueve meses. Durante ese tiempo nosotros seguíamos creando y después de la salida del primer disco seguimos componiendo. Cuando no tenemos muchos conciertos es inevitable para nosotros ensayar y hacer nuevos temas. Con esos nuevos temas, al volver de Austin, en mayo de 2016, vimos que teníamos muchas canciones que nos gustaban y nos planteamos hacer otro disco. Allí empezamos a buscarles una unidad, ver qué tenían en común. Todas eran fruto de lo que nos estaba pasando, del panorama que se había generado desde que empezamos a tocar. De ahí Fruto Panorama.

J: El concepto gráfico salió antes. Pasamos las demos a los diseñadores, el colectivo NEWNOW, y empezaron a trabajar en la idea de las plantas. Y al final la idea pegaba con la portada.

A: Los diseñadores empezaron a trabajar sin título, sin concepto. Como ya habían diseñado el primer disco ya conocían nuestra manera de trabajar. Ellos hicieron su interpretación y nos gustó mucho su propuesta.

En el disco siguen apareciendo temas recurrentes en vuestra música como son el amor y el desamor. Pero también hay letras que describen vuestra propia relación como banda e incluso temas distintos como 6.000.000.000 ¿cuáles son aquellos temas que os animan a escribir?

J: Son las cosas que nos pasan con la edad que tenemos. Hablamos de colegas, de situaciones que nos pasan a los dos cuando estamos juntos o temas que nos preocupan. Claro que también hay amor y desamor porque al final son las cosas con las que vivimos.

A: Al final no escogemos el tema antes de escribir el tema sino que sale al azar. Influyen aspectos como tu estado de ánimo, lo que te está pasando, etc. Precisamente Antes de él es un tema que habíamos descartado para el primer disco que hablaba del tío que está con mi ex. Y me pareció que estaba fuera de lugar, que no me apetecía hablar de eso. Pero le di la vuelta y “él” pasó de ser el novio de mi ex a ser él (señala a Joan). Me parecía mucho más interesante hablar de lo que ha supuesto su llegada en mi vida en el sentido musical.

Precisamente en Antes de él hay un celo en la intro ¿Hasta qué punto pensáis en los directos a la hora de producir los discos?

J: En este disco queríamos plasmar de una manera más sincera el directo. Porque con el primero ya lo hicimos un poco pero nos faltaba la rabia y la garra que tenemos en directo. Con el segundo pensamos en eso, pero como estamos abiertos a todo tampoco hubo problemas a la hora de decidir incluir ese pasaje.

A: Como son cosas puntuales no nos preocupan.

J: Claro, si en todas las canciones hubiese una sección de cuerdas ya sería otra historia.

En vuestras letras hay muchas referencias a conceptos y situaciones actuales, como BlaBlaCar. Son cosas con las que se identifica toda una generación ¿el hecho de cantar en castellano hace que sea más fácil transmitir estas ideas?

A: Completamente. De esto nos dimos cuenta cuando hicimos la canción de Estoy enamorado de ti. Al tocarla en directo por primera vez nos dimos cuenta del poder que tenía cantar en castellano. Habiendo tocado en grupos que cantan en inglés en los que nadie se entera de lo que estás diciendo y da un poco igual pues tener esa conexión con el que te escucha nos gustó. A partir de ese momento empezamos a trabajar con frases directas, con algo que no sea muy complejo, porque tampoco estamos tan cultivados como para hacer las letras que hace Sr. Chinarro, por ejemplo.

Desde que empezasteis a despuntar, los medios os han comparado con grupos como Japandroids o Nueva Vulcano, ¿creéis que llega un punto de inflexión en el que se deja de comparar a una banda y se le atribuye una identidad propia?

J: Cuando empiezas, la tendencia es que te comparen con alguien. Pero esto se hace para que la gente se haga una idea, para ubicar al grupo.

A: Si es desconocido, la gente necesita saber si suena a Fangoria o a Rage Against The Machine. Eso pasa. Pero luego sale un grupo nuevo y lo comparan contigo. Entonces es cuando cortas un poco ese hilo.

J: Pero aún no ha pasado (ríen)

En Antes de él cantáis “no espero ni multitudes ni dinero, canciones, con ellas quedo satisfecho” ¿Hasta dónde puede llegar Cala Vento?

J: Como somos unos motivados, todo lo que entre, adelante. También somos unos soñadores, estamos todo el día haciéndonos nuestras películas de comprarnos una furgo e irnos de gira por toda Europa o por México.

A: Mientras estemos los dos felices y haciendo música no habrá ningún  límite. Eso lo vas viendo según vas dando pasos y vas creciendo como banda ves lo que más te interesa. Porque ahora decir que no nos gustaría ser como Alejandro Sanz es un poco raro. A lo mejor cuando estás ahí dices “qué guay, hago canciones y millones de personas se emocionan con ellas y encima hago dinero y vivo de puta madre en Miami”. Ahora estamos preparando giras para verano, un proceso lento. Es algo que nos molesta de la industria musical, funciona a un ritmo muy lento. No puedes improvisar, y esto nos cansa un poco.

Teniendo en cuenta el ritmo que lleváis, ¿podemos esperar un tercer disco en 2017?

J: En un par de meses lo tienes (ríen). No no, todavía no sabemos.

A: Ahora estamos al día de lo que sería un grupo normal que saca un disco, hace su gira y llega un punto en el que dicen “vamos a hacer otro disco”. Creo que estamos ahí.

J: Llevamos pocos bolos con Fruto Panorama y hay canciones que solo hemos tocado cinco veces. Aun les queda mucho rodaje.

A: Y tenemos una o dos ideas de canciones nuevas pero son eso, ideas. No han ido más allá. Antes tenemos que tocar de puta madre las del nuevo disco.

 

Síguenos en: