YOUNG KNIVES – ORNAMENTS FROM THE SILVER ARCADE

YOUNG KNIVES - ORNAMENTS FROM THE SILVER ARCADEDesde hace unos días sabía que quería escribir algo sobre el disco de Young Knives, Ornaments From the Silver Arcade, pero no ha sido hace tan poco tiempo que me he dado cuenta que iba a hacer una reseña con una opinión positiva. La razón, en la primera escucha me resultó débil y plano. Las siguientes escuchas ni tan siquiera las tengo en mente. No recuerdo lo que me parecía. Las escuchas actuales me tienen cantando como el mismo Henry Dartnall (cantante del grupo), entregado con algunos de los estribillos. Así, la primera conclusión que saco de este disco es que no es una agrupación de una sola escucha ni un rápido impacto. He necesitado varias escuchas para saborearlo a gusto.

La banda Young Knives proviene del Reino Unido. Exactamente de Leicestershire, y está compuesta por Henry Dartnall, Thomas Dartnall y Oliver Askew. Supongo que estos chicos os podrán sonar de un disco, publicado hace tres años titulado Superabundance, que tenían varias canciones colosales, como Turn Tail o Up Al Night, pero quizá aún más de su debut, Voices of Animals and Men, con hits como Weekends and Bleak Days (Hot Summer), She’s Attracted To o Here Comes the Rumour Mill. Si no es así, aprovechamos para recomendarlos. Este nuevo trabajo de los británicos no se aleja demasiado del estilo mostrado hasta ahora. Y este Ornaments From the Silver Arcade luce un indie rock con ritmos guitarreros fáciles de seguir, que como explicaba anteriormente, terminan por conquistarte a pesar de las ganas de ser críticos que pueda tener cada uno.

Las canciones más destacadas de los 11 temas que componen el disco, bajo nuestro humilde punto de vista, son Human Again, Love My Name, canción que abre el LP y que además fue la seleccionada por el grupo para ser el primer single, y sobre todo Everything Falls Into Place, la canción que creemos más puede acercarse a ser un hit de las once. Todos estos temas forman parte del inicio del disco, del que si podemos sacar algo malo sería su pérdida de fuelle con el paso de las canciones, sobre todo a partir de Sister Frideswide, corte número 6. Tal vez Young Knives no ha sabido cerrar el disco para darle una relevancia vital, o tal vez sólo disponían de 5 o 6 grandes temas para lucir en un largo, que no finaliza acorde a la capacidad mostrada en sus inicios.

Muchísimas son las fechas confirmadas por Reino Unido por estos horteras (no os perdáis sus trajes tweed) en su país natal, Reino Unido. Y demasiado pocas las que vemos fuera de estas fronteras. Poco a poco leemos como la leyenda de sus conciertos está cogiendo unas dimensiones muy interesantes, que les convierte en una buena tentación si vienen a nuestro país. Aunque parece que no son lo suficientemente grandes como para protagonizar un evento, ni lo suficientemente pequeños para telonear a una gran banda. En los festivales tampoco son un grupo que luzcan en las alineaciones. Así que tendremos que conformarnos con este Ornaments From the Silver Arcade, un disco muy honrado, que gana con las escuchas y que hace crecer las expectativas de futuro de la banda.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6,5/10