WIDOWSPEAK – WIDOWSPEAK

WIDOWSPEAK - WIDOWSPEAKPensaba en Shivaree cantando Good Night Moon, pensé en ese punto de sensualidad femenina, te imaginas cualquier escenario pasando por la ventana de un coche en marcha de día o de noche, piensas en el marco de fotos de Laura Palmer. Luego me dí cuenta de que era incluso mejor y que no se quedaba en una ilusión, ellos ya habían hecho su declaración de intenciones incluyendo una cover de Wicked Game en la cara b de su single Gun Shy.

 

Molly Hamilton es la voz de Widowspeak, un grupo de Brooklyn al que se suman Robert Thomas a la guitarra y Michael Stasiak como batería. Es uno de esos grupos sin miedo que tanto me gustan. Lo ideal sería apartarlos de cualquier etiqueta, pero Mazzy Star sería sin duda una gran referencia de su sonido, el lado melancólico de los 90, aunque igual de valido sería el ejemplo de The Raveonettes o Warpaint, pero con más carácter, mientras que ellos hablan de The Velvet Underground como una de sus influencias.

 

Empezaron a grabar sus primeras canciones utilizando un micrófono y un portátil, y el resultado fue una maqueta de seis canciones que acabaría convirtiéndose en su primer EP titulado October Tape y que no tardó en llegar hasta el sello de Brooklyn, Captured Tracks, encargado de bandas como Beach Fossils o Aias. Con ellos lanzarían su primer single Harsh Realm, al que le siguió Gun Shy el mes pasado hasta que por fin pudimos conocer su primer álbum homónimo, Widowspeak.

 

Este disco fue grabado en lo estudios Rear House, donde también han trabajado grupos como Vivian Girls, con la ayuda de Jarvis Taveniere. Un disco en el que cualquier ornamento es innecesario, lleno de una voz suave y de acordes sencillos, pero no por ello menos fascinantes.

Puritan es la primera canción que se oye y es cuando de verdad creo que alguien lo ha conseguido, un nuevo grupo de jóvenes lo ha logrado, de entre toda la impersonalidad que derrocha la escena lo-fi, shoegaze o dreampop, han creado un sonido propio, quizás gracias a su apego por el pop de los 50, es posible que hayan sabido alcanzar la mezcla exacta, la combinación correcta entre unas letras sedosas y melodías psicodélicas.

 

El estribillo de Harsh Real es de esos que no deja de sonar aunque haya acabado y repite casi en susurros “I always think about you”. Hasta con los ritmos más tranquilos, Widowspeak sigue manteniendo esa seguridad que conlleva el talento, la convicción de cómo deben sonar. Nightcrawlers es una de las piezas clave para darse cuenta de ello. Saben insinuar, acelerar y llevar la canción entre variaciones hasta el fragmento cumbre. Tras ella, In The Panes y Gun Shy aparecen como en una escena de Tarantino.

 

Tampoco esconden su lado más inocente, que comienza con Hard Times, que llega a recordar minutos de Best Coast, y continúa con Fir Coat, la menos favorecida de este trabajo, culpable de romper la línea del disco, tan positiva que se pierde sin aportar nada. Por suerte, para acabar han incluido dos bonus tracksBrain Freeze y el que fue la cara b de su primer single, Burn Out. La primera joya de esta banda prometedora cierra un disco que destacará por sí solo. Simple cuestión de tiempo.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10