WE WERE PROMISED JETPACKS – IN THE PIT OF THE STOMACH

WE WERE PROMISED JETPACKS - IN THE PIT OF THE STOMACHNo podría decir por qué nunca le he prestado atención a estos cuatro escoceses. Ha sido ahora, con su segundo disco, cuando he tenido la suerte de descubrir a un grupo que desde ya figura en mi lista de destacados. Tras comprobar que desde su primer trabajo estos chicos ya apuntaban alto, In The Pit Of The Stomach es la confirmación de un proyecto que avanza sobre firme y que afortunadamente acierta de lleno una vez más.

We Were Promised Jetpacks está compuesto por el vocalista Adam Thompson, el guitarrista Michael PalmerSean Smith como bajista y Darren Lackie como batería, y entre sus influencias encontramos grupos como Frightness Rabbit o The Twilight Sad, aunque ellos ya han confesado haber escuchado grupos como Bloc PartyThe FutureheadsOasis o Stereophonics.

Fueron uno de esos grupos que se juntaron para competir en un concurso de talentos del instituto a lo american movie en 2003, y ganaron. Años después se marcharían a Glasgow donde dieron sus primeros conciertos mientras aún eran menores de edad hasta que la compañía Fat Cat apostó por ellos en 2008 y, bajo su sello, han podido grabar en los estudios de Sigur Ros en Islandia.

Cierto es que su segundo disco suena más maduro, menos inocente, más fuerte y menos sensiblero que el primero. También más mayores y menos púber, algo que siempre se nota por muy oscura que sea la portada del disco. Así, este cuarteto declara haber invertido un mayor esfuerzo y tiempo en esta ocasión para la que simplemente buscaban diez canciones con las que pudieran pasarlo bien a la hora de ponerse a tocar. Sin más.

Medicine es el primer single que pudimos escuchar hace poco. No es de las mejores canciones que podemos encontrar en este disco, pero si refleja ese término medio entre algunos temas de ritmos y letras sencillas y otros mucho más meditados. Un single muy fácil de escuchar y con clara pretensión de hit. La voz de Thomson les da un estilo entre Interpol o Editors inevitable.

Son diez canciones llenas de energía comenzando por Circles and Squares, con toda la potencia de la batería y guitarra por encima de la letra. Otras como Act On Impulse o Sure Thumb le suman puntos a este disco, canciones pausadas en las que utilizan los instrumentos con delicadeza acompañados de una voz frágil que nada tiene que ver que su lado más despreocupado. En especial, Sure Thumb es una perfecta carta de presentación de todo lo que esta banda puede llegar a ofrecer, la tranquilidad con la que llega sorprende a mitad de canción cuando se eleva como si al final hubiesen conseguido sus ansiados jetpacks y sentimos la auténtica intensidad de su sonido.

La oveja negra es Though The Dirt And The Gravel, es muy complicado hacerlo simple y hacerlo bien y aquí os donde We Were patinan. Todo lo contrario, Pear Tree como cierre con más de seis minutos por delante no puede ser una tarea más ardua pero hacen que se disfrute como la última salida al escenario antes de que un grupo acabe y lo alargan por puro placer. Pensaría en verlos en directo pero en su gira durante estos dos meses no tienen planeado pasar por España. ¿Quizá en algún festival veraniego? Premio para aquel que se fije en ellos.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10