WARPAINT – HEADS UP

Nuestra puntuación

6

5

Heads Up, es el nuevo álbum de Warpaint, el cuarteto femenino de LA. Se presentó, ya con sus primeros singles, como un giro de 360 grados en el rumbo musical de la banda, en el que se acercaban más al pop que a la psicodelia. Sin embargo, al final no fue el cambio que se pudo esperar.

Desde los dos primeros temas del disco, Whiteout y By Your Side, se puede apreciar que, más que dar un giro radical, Warpaint está jugueteando con otros estilos, como el pop o el R&B. Existe una mezcla muy notable entre su estilo típico de dream pop, sus fantásticas atmósferas, sus juegos a tres voces, sus guitarras con reverb, con algún que otro elemento electrónico. Esta fusión aporta al LP un sonido más sólido que en su álbum homónimo, pero también más comercial; New Song, la más destacada por ser el single y adelanto más bailable, utiliza vocal slice, recurso más propio del EDM y del pop que del art-rock.

Warpaint suenan más potentes y menos etéreas. El peso rítmico y melódico sigue cayendo en el bajo, aunque elementos como la batería (en algunas ocasiones, pads) cobran más importancia que en sus anteriores trabajos. Continúan siendo componentes superpuestos, en distintos planos sonoros, como si fuesen capas. Y al contrario de lo que pueda parecer, esto no es necesariamente algo negativo; no es que sean superfluos o innecesarios, sino que, más que ayudar en el mensaje, dan algo de variedad al conjunto.

El mayor inconveniente del disco es que su escucha puede volverse algo repetitiva. Por un lado, el ámbito lírico es bastante simplista, pues sus letras no consiguen transmitir sentimientos y pensamientos de una forma clara. Por otro lado, la selección del orden de las canciones en el elepé no es la más acertada. Las primeras son piezas más relevantes, algunas más pegadizas, otras con una ambientación más oscura, pero este gancho se va perdiendo conforme pasan los minutos.

En cierto modo, se podría decir que Heads Up es una obra experimental, pero hasta cierto punto. En ningún momento pierde consistencia. Tiene temas que sobresalen sobre el resto, como New Song, Don’t Let Go, Dre, ya sea por tener unas influencias u otras, o por aprovechar más sus virtudes que sus defectos. Y tiene otras que se quedan por debajo de la calidad media, como Don’t wanna. En cualquier caso, el álbum cumple. No es revolucionario, ni va a ser el más sonado del año, no obstante, se puede disfrutar de un par de canciones de vez en cuando, o ponértelo de fondo mientras haces otras cosas.