VASELINES – V FOR VASELINES

Volvieron en 2010 tras 25 años sin publicar nada, según sus declaraciones, para divertirse (alejando el temido fantasma de volver sólo por la pasta) y ahora han dejado pasar “únicamente” 4 años más, esperemos que sea porque se sigan divirtiendo, lo que serían buenas noticias para todos.

En solitario nunca tuvieron gran repercusión, y aun así tampoco tuvieron prisa para reunirse. Eugene Kelly formó Captain America, posteriormente Eugenius (por problemas de derechos tuvieron que abandonar el nombre del superhéroe), junto con gente de BMX Bandits y Teenage Fanclub. Y Frances McKee, Suckle, con el bajista James Seenan.

Pero ahora sí que han vuelto Vaselines, con un gran disco además, tras el amago de Sex with Vaselines. Y no lo han hecho solos, se han rodeado de lo mejorcito de sus paisanos escoceses, para apoyar su lanzamiento. Lo han autoproducido y grabado en el estudio de Mogwai y cuentan con la colaboración de Stevie Jackson (Belle & Sebastian), Frank Macdonald (Teenage Fanclub), Michael McGaughrin (1990s), Graeme Smillie (Olympic Swimmers), Paul Foley (Mandrake Shepherd), y Scott Paterson (Sons & Daughters), lo que no está nada mal.

Si hay que buscar a quién suenan, aunque sólo sea para los más despistados, porque no son precisamente unos novatos y tienen la suficiente personalidad para no tener que asemejarse a nadie, te pueden recordar a Teenage Fanclub o los Pastels.

Lo que sí que parece es que tampoco esta vez van a dar el salto a la fama, nunca han estado de moda, por ir a destiempo y ahora mucho me temo que tampoco lo estarán.

Sí que es cierto que no todos pueden decir que Kurt Cobain les elogia públicamente y hace que su grupo haga mundialmente famosas tres de tus canciones con sus versiones (Son of a Gun y Molly´s Lips en Incesticide y Jesus Doesn´t Want Me for a Sunbeam en el Unplugged). Pero esta promoción impagable llegó tarde, ya se habían separado. Ahora sacan discazo, pero tampoco es la hora, ya no está de moda su música.

Es curioso que cuenten que la inspiración del disco les llegó en un concierto tributo a Los Ramones, mucho que ver con los de Nueva York no es que tengan, salvo la facilidad para ir al grano (sólo 33 minutos de duración). Frances reconoce que uno de sus hijos está en una “fase Ramones”, lo que habrá ayudado a conseguir cierto entusiasmo punk.

Dos adelantos dejan claro el potencial de V for Vaselines, One Lost Year y High Tide Low Tide, dos de las mejores canciones del año del pop con mayúsculas.

¿Hace falta algo más que dos guitarras y una buena canción para hacernos felices?

 

Y si se ponen a hacer una balada se calzan Single Spies o Last Half Hour, un digno final de disco.

De Crazy Lady dicen en entrevistas (suelen ser bastante abiertos y juguetones en las respuestas así que tampoco hay que tomarlo todo al pie de la letra) que la escribieron la misma semana en que murió Margaret Tatcher…

The Lonely Lp o Inky Lies son un ejemplo de otro de sus puntos fuertes, el cambio en “la voz cantante” y en quién se encarga de los coros.

No cabe duda de que es un grupo con sentido del humor (como muestra su primer videoclip del disco) y con facilidad para hacer canciones que parecen fáciles pero, ¿qué hay más difícil que la sencillez?

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

Escúchalo aquí: