UNKNOWN MORTAL ORCHESTRA – SEX & FOOD

Recientemente, el alma máter de Unknown Mortal Orchestra, Ruban Nielson, comentaba en una entrevista que tarda su tiempo en comprender lo que ha compuesto realmente. Ante eso, alguien de fuera parece complicado que llegue a entender, y en consecuencia, entretenerse con su música. Sin embargo, desde que comenzó la carrera del proyecto, todos sus trabajos han mostrado su capacidad para conectar fácilmente con el público.

Sex & Food es el cuarto álbum de la banda, que solo mantiene dos miembros originales: el propio Nielson y el bajista Jake Portrait. Aun así, desde el primer momento todo ha girado en torno al primero de ambos, cantante, guitarrista principal, compositor y productor de la formación asentada en Portland. Importante esto último, ya que para este nuevo trabajo Nielson ha trabajado lejos de su casa, viajando por estudios de Asia para expandir y madurar el sonido de UMO.

Después de todo esto, el oyente que espere encontrar un trabajo tan adictivo como el Multi-Love de 2015, ya puede ir olvidándose. Pese a que hay varios temas en los que Nielson mira de reojo al pasado, se intuyen giros y cambios en el guion de UMO. Algunos de ellos con mejor resultado que otros, pero todos partiendo del sonido base de la formación psicodélica.

El álbum se nutre de letras que combinan títulos metafóricos, mitológicos y literales. Unidos estos a mensajes intrigantes por momentos, y críticos a las personas materialistas o las personas autodestructivas en otros. El abuso de sustancias y las relaciones que se dan en la era del Internet – The Internet Of Love (That Way) narra una de estas experiencias virtuales – son dos de los temas más usados por Nielson.

La mencionada canción, precisamente, destaca negativamente junto a This Doomsday, ya que ambas se hacen eternas. Por otro lado, la intro instrumental A God Called Hubris, el saxofón final de la delicada Ministry of Alienation y la acústica Chronos Feasts On His Children aportan otras virtudes a su abanico sónico.

Aunque, dónde realmente sobresale Nielson es en los temas más cercanos a lo que ha hecho hasta ahora: la pegadiza Major League Chemicals, donde los efectos en la voz la hacen casi incomprensible; el funk sensual de Hunnybee, con un solo de guitarra estelar; la rabiosa distorsión que ofrece American Guilt, aportando el lado más oscuro de UMO; y la bailable Everyone Acts Crazy Nowadays, con una percusión afrobeat.

Antes de concluir el disco aparecen dos piezas igual de interesantes, pero no tan accesibles. Por un lado, Not In Love We’re Just High, que cierra en una catarsis instrumental; y por último, la depresiva If You’re Going To Break Yourself, en la que Nielson consigue transmitir su sentimiento convulso sobre una persona muy cercana.

En defintiva, este cuarto trabajo de UMO no entrará tan fácil como sus anteriores obras, por su menor bagaje de éxitos. A pesar de ello, continúa mostrando su sonido representativo, a la vez que suma detalles que evidencian la madurez creativa a la que se acerca Nielson.

7
7
Escrito por
Más de Unai Macias

Se cancela la confusa gira de parte de los Smiths

El fin de semana muchos se sorprendían al comprobar un intrigante mensaje...
Leer más