TWIN PEAKS-DOWN IN HEAVEN

DIH FRONT COVER

Nuestra puntuación

7

6

Cadien Lake James (voz, guitarra), Clay Frankel (voz, guitarra), Jack Dolan (voz, bajo), Colin Croom (teclado, coro) y Connor Brodner (batería), o lo que es lo mismo, Twin Peaks, son un grupo de chicos que vienen con ganas desde Chicago. Tras dos álbumes (Sunken 2013 y Wild Onion 2014) el pasado mayo publicaron su tercer larga duración: Down in Heaven. Una fusión de estilos en los que destaca el garage más teenager con tintes de rock sesentero.

Una banda muy relacionada con las madrileñas Hinds, ambas composiciones se han nutrido la una de la otra, sabiendo captar el momento de juventud que les rodea, un dejarse llevar que queda implícito en las 13 canciones que forman este tercer álbum. Temas muy frecuentes en cualquier joven banda que se precie, ellos hablan de amores y amigos, de fracasos y éxitos, en una atmósfera que aleja las negatividades para verlas desde otra perspectiva. No se puede afirmar que los músicos estén en una madurez total, pero es innegable el hecho de que ha habido una progresión en su música. Se han desprendido bastante de la rabia adolescente que tanto los acercaba al punk, y tras pasar por un álbum de transición musical en el que el fondo seguía siendo el mismo, es cierto que la forma está empezando a cambiar. Down in Heaven se ha alejado de sus años de instituto definitivamente, aunque algunos resquicios del pasado puedan estar un poco presentes a la hora de desarrollar ciertas partes del álbum. Lo que sí es notable es la falta de credibilidad, da la sensación de que, más o menos a partir de la mitad, la banda se desinfla. No se les ve del todo a gusto en un terreno que a pesar de todo parecen estar cultivando muy bien.

En lo que refiere al género en el que se mueven los de Chicago, sin abandonar su sello de garage band, han sabido introducir melodías más suaves, aunque con claros tintes de un punk que junto al garage los han definido desde el principio. Un rock más fresco y baladas que parecen de pabellón de instituto definen ahora su nuevo LP, nada que ver con el caos al que se abocaban en sus previos trabajos. Se ha notado también una mejora en el registro vocal, con la inclusión en el fondo de Clay. Con Down In Heaven Twin Peaks han sabido suavizarse sin perder el ritmo, dejar claro que están alcanzando la madurez a buen paso pero sin olvidarse de experimentar y mejorar su sonido. Ya no existe ese claro interés por ser el alma de la fiesta de cada juerga, sino que las primeras veces, las conversaciones difíciles y las vueltas a casa cabizbajo toman por bandera este trabajo que los catapulta, al menos en EEUU por ahora, a una buena posición dentro de la escena musical. Canciones imprescindibles: Holding Hands Walk to the One You Love.