TURISTAS – ALUD

alud

Nuestra puntuación

7

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

Tras llamar nuestra atención con su primer single de adelanto, La Lista de Elegidos, llegó por fin Alud, el primer larga duración del grupo Turistas. 9 canciones grabadas en el estudio sevillano de La Mina bajo la supervisión del productor Raúl Pérez. El primer álbum de los madrileños es el resultado de un conjunto de pedacitos recogidos a lo largo del tiempo y que conforman lo que es hoy su manera de entender la música y lo que les rodea. Disponible en formato físico y streaming, puedes escucharlos en Bandcamp. El pasado 5 de marzo dieron el concierto oficial de presentación en la Sala el Sótano.

Toques que recuerdan al más puro indie nacional o internacional (Maga, Two Door Cinema ClubSupersubmarina), el cuarteto madrileño ha sabido transformar y plasmar su sonido en 44 minutos marcados por guitarras, creando melodías fácilmente caracterizables. Como ellos han comentado en más de una ocasión, sus influencias (claramente visibles a lo largo del LP) van desde el rock setentero, pasando por The Dear Hunter o Wilco, hasta llegar a grupos tan dispares como Cró! Unas influencias musicales que se ven muy pulidas en el disco de debut.

Alud significa mucho más que una montaña de nieve sobre los madrileños, para ellos la forma de creación del disco ha sido ver las canciones como una sucesión de experiencias vividas; unas capas que se van superponiendo a lo largo del mismo y que terminan formando un todo. Alud es el disco y las canciones sus sedimentos. Lo mismo ocurre cuando te pones a escucharlo. Un in crescendo relativo que se va acumulando poco a poco y al que se le añade un hilo narrativo o melódico entre canciones que suponen la buena encadenación y por lo tanto, la necesidad del que escucha de continuar haciéndolo.

Probablemente una de las canciones que más destaca es L’esperit de l’escalier, al ser la única canción totalmente instrumental del disco. Por lo general Turistas se ha decantado por canciones más bien largas (Montaña, isla, glaciarPacífico rondan los seis minutos y medio de duración) y que en su mayoría destilan cierta melancolía o nostalgia. La lista de los Elegidos, el single, destaca como una de las canciones más movidas del disco y que además tira fuertemente de guitarrazos. Y aunque, como ya se ha comentado, el sonido atrapa, es sin duda la letra de cada canción lo que más llama la atención. Temas que van desde un reflejo de la sociedad en Mi dedo acusador: nunca deberías correr hacia un mismo lado; del amor El mundo en bobina; o de la vida en Construir, habitar, pensar.

Tras su fichaje con Big Thing Music y su exitosa campaña de crowdfunding, los madrileños están empezando a despuntar poco a poco, dándose a conocer por las salas madrileñas y del resto de España. Un futuro que promete pero que todavía necesita un tiempo para dar a conocer el talento del cuarteto.

Escúchalo aquí: