THE WAVE PICTURES – LONG BLACK CARS

THE WAVE PICTURES - LONG BLACK CARSDesde que en 2008 publicaran Instant Coffee Baby, The Wave Pictures van a disco por año y este 2012 nos traen Long Black Cars, un disco que viene a reafirmar el estilo que han desarrollado en sus últimos LP’s, lejos ya del sonido sucio y lo-fi del Instant Coffee Baby, y que han estado presentando esta semana por nuestro país.

El disco cuenta con 12 cortes, unos 42 minutos, que lo convierten en un álbum que no se hace ni demasiado corto, ni demasiado pesado. Amable desde la primera escucha y que gana matices con cada una, variado, con canciones enérgicas como Spaghetti y baladas como Come Home Tessa Buckman, canción de mínimos en la que el bajo de Franic Rozycky y la guitarra acústica y la voz de David Tattersall son los únicos protagonistas.

Mención aparte merecen los solos que se marca David en todos los temas, sin que ello llegue a ser monótono; todo lo contrario. Mucho más cuidadosos que en los anteriores trabajos, los punteos no son un trámite obligado; las canciones están hiladas de manera que se hacen necesarios. Destacaría especialmente el de The West Country, un punteo escalofriante que destila blues por los cuatro costados.

Abre el disco la guitarra acústica de Stay Here & Take Care Of The Chickens con un sonido que recuerda mucho a The Kooks. Aparte del sonido de la guitarra acústica, que acompaña a la de David en algunos temas, en este álbum no encontramos añadidos como los vientos, ukelele y demás instrumentos que encontrábamos en el Instant Coffee Baby, a excepción de una armónica que aparece en Long Black Cars y en Hoops, este último con un sonido muy Bob Dylan.

Al primer tema le sigue Eskimo Kiss, gran canción a la que pone voz principal el batería, Jonny Helm. No es la primera vez que Helm se coloca al micrófono, pero quizás sí la más acertada. Generalmente ha cantado baladas, pero en este disco protagoniza, además de Eskimo Kiss, Give Me a Second Chance: dos de las canciones más divertidas de este trabajo.

A partir del tercer tema, Never Go Home Again, con un sonido que recuerda mucho a Bishop Allen y unos coros a tres voces muy cuidados, el disco fluye con mucha naturalidad hasta el tema once. Justo después de la tranquila Come Home Tessa Buckman, nos sorprende Seagulls, que nos despierta y nos prepara para el gran final.

El tema homónimo que cierra Long Black Cars es la guinda a un gran disco; un tema animado, con otro espectacular solo de David y con una parada final (lo suficientemente larga como para hacer pensar que el álbum ha terminado) que se rompe con el desgarrado grito de “And the long black cars roll by” de David Tattersall. Sin duda, uno de mis temas favoritos del disco.

En definitiva, Long Black Cars es un álbum que reitera el estilo que The Wave Pictures llevan años desarrollando, con una lista de buenas canciones y una muestra de buena técnica; disco capaz de gustar tanto a sus fans como a los que no lo son (todavía).

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8.5/10