The Visiters – Versus

Nuestra puntuación

8

9

La banda madrileña The Visiters presenta Versus, su primer álbum de larga duración, una masterclass espectacular de potente sonido y grandes melodías. Un proyecto tan sólido que ya les ha servido para proclamarse vencedores de Hard Rock Rising Madrid 2015 y que ya han presentado en salas como Wurlitzer Ballroom, Café La Palma, Independance Club o los emblemáticos Conciertos de Radio3.

Tras la publicación de varios sencillos en 2014 y su primer EP en 2015, estos madrileños impactan salvajemente con su primer LP. Sus integrantes Blue, Adri, Súper, Eloy y Darío encontraron en Sergio Molina el productor idóneo para grabarlo en Moba Studios. En Versus confluyen perfectamente todas las referencias musicales de la banda. Según sus propias palabras, poseen un sonido ecléctico pero compacto donde encontramos rasgos que van del rock al stoner y al hard rock, el soul, el garage y la psicodelia. Un sonido rock de los 60 y 70, con la suciedad y distorsión de los 90, junto a las progresiones melódicas más actuales. Dejan entrever influencias de Queens of the Stone Age, Muse, Kaiser Chiefs, Green Day, The Black Keys, The White Stripes, Weezer, Artic Monkeys, Foo Fighters, Jet… O The Right Ons que es una de las bandas españolas que toman como referencia.

Pero The Visiters no suenan a ningún grupo en particular, hoy por hoy, ya logran sonar a sí mismos. Es de justicia mencionar todas las canciones del disco, casi todas geniales, y el resto… Brutales. Comenzando por la cautivadora Nonono, cañera y de estribillo coreable, ideal para los conciertos y para ser la elegida como primer single. Aunque perfectamente podría haber sido Fight of our lives, de no ser porque este temazo ya apareció en el Ep de 2015, volvieron a trabajar en ella, obteniendo como resultado una canción más redonda, con un sonido muy mejorado y actualizado. Aunque dicen que posiblemente la canción que mejor define su sonido es Clean, otra demostración de intensidad, otra aspirante a hit.

Goodbye, sin duda, podría ser más accesible para diferentes públicos, como Natural, un gran golpe de rock clásico, muy distinta a Your face, que es un coqueteo con el pop y un sonido bastante más actual. The Visiters vuelven a mostrarnos su lado más duro y oscuro en varias canciones One of us, Undet my bed o Hocus pocus, todas ellas potentes y de voces desgarradoras. Nada que ver con Two Whisky Shots con un ritmo y una onda diferente a todas las demás, lo que hace especial este tema es, sobre todo, la pausa y el aire soul que aportan los teclados. Finalmente, You are no longer here cierra el disco con gran intensidad, distorsión y psicodelia.

Difícil prescindir de alguno de los temas, en todos se puede encontrar algo especial y diferente a los demás, grandes composiciones unidas a una impecable producción. Un rock muy alternativo, demasiado ecléctico para encasillarlo en algún género concreto. Tantas influencias dispares y al final – afortunadamente- The Visiters se presentan como una banda con un sonido muy personal y único en el panorama español. Intensidad con calidad, tanto instrumental como vocal, tremenda voz la del señor Blue. Un disco en el top nacional del año, aunque la carrera de esta banda se divisa por un camino muy internacional.