THE SOFT MOON – CRIMINAL

Ve la luz al fin el esperado nuevo trabajo de Luis Vásquez con su proyecto de nombre The Soft Moon. De primeras merece la pena destacar que este álbum no es más que una etapa más de una carrera experimental ascendente por parte de este artista. Lo que comenzó como un intento de expresar emociones en el que primaba la timidez se ha convertido en una explosión del mundo e historias vividas por Vásquez, y que llevaba mucho tiempo guardándose para sí. Por poner un ejemplo, en su debut homónimo de 2010 apenas se encuentran voces dignas de reseñar y la profundidad se encuentra en las atmósferas y en los susurros. En este caso, los tapujos han desaparecido y Soft Moon se ha liberado de sus propias restricciones pasando de tales susurros a gritos bien altos y claros.

Tal como hizo hace tres años con Deeper, su tercer disco, explora traumas infantiles, indaga entre sus sentimientos y en su tóxico desarrollo posterior. Le da un carácter más oscuro y mantiene esas voces melódicas en contraste con una pesada armadura instrumental heredada de bandas como Nine Inch Nails o Marilyn Manson, pero no es un cambio tan espectacular como se puede llegar a creer. Sin duda es un desarrollo de su antecesor y más sabiendo que comparten al productor italiano Maurizio Baggio.

Criminal deja de lado la narrativa y la parrafada y lo sustituye por voces que entran y salen de escena. Estos pensamientos sueltos y parciales conectan con la idea global del álbum, cuyo hilo emotivo conductor es la música en sí. Lo que comenzó como un proyecto post-punk y krautrock atmosférico desemboca a día de hoy en este lavado de cara más duro e industrial que arranca con Burn, un tema ágil y potente con una línea de bajo densa y un riff de guitarra estilo gótico digno de una buena obertura. La voz de Vásquez pasa del susurro al grito de dolor en apenas treinta segundos y demuestra su evolución de los últimos ocho años sin apenas haber probado bocado del disco completo. Choke por su parte roza ese punto más ambiental del proyecto pero con la fuerza y potencia industrial que dan ese carácter innovador al largo. Que este trabajo está repleto de contrastes queda claro cuando salta Like A Father, pues su rimo está impregnado de esos elementos, pero es simple y rápido, deja de lado la atmósfera del momento anterior.

Con las diez declaraciones de éste su cuarto trabajo, Vásquez muestra sus intenciones y su pasión por hacer algo sucio y peleón impregnado de dolor y sentimiento. Consigue perfeccionar el arte extremadamente oscuro y engorroso que publica desde hace casi una década y que no es apto para todos los públicos, pues a muchos les chirriará en el oído de primeras. Este alzamiento en armas titulado Criminal es el fruto de muchas sensaciones contenidas durante años y que The Soft Moon no ha conseguido plasmar en sus tres trabajos anteriores, pero no es el culmen de una carrera ni mucho menos. La contrapartida de todo esto es que el salto no es tan sorprende y su similitud con Deeper ya mencionada así lo demuestra, pero tal exploración ascendente entre pasión y dolor es digna de reseñar.

Habría que preguntar al propio Luis Vásquez por sus expectativas y su opinión sobre el resultado obtenido mas no es un final ni una conclusión, es un acercamiento a la obra culmen que pretende conseguir y que poco a poco va liberando.

8
7
7.5
Written By
More from Juan Eguren

Son lux anuncia nuevo disco y comparte una canción

La banda neoyorkina Son Lux ha anunciado que publicará pronto su nuevo...
Read More