THE HORRIBLE CROWES – ELSIE

No me gustó Joey, no me gustó Mr. Sunshine (cancelada en su primera temporada) y no me gusta Cougar Town. Cuando una serie tan grandiosa como Friends deja paso a sus spin-off y observas con pesar cómo fracasan uno tras otro con más pena que gloria, es casi imposible no sospechar de cualquier proyecto paralelo ya sea en música o televisión.

The Gashlight Anthem habían conseguido devolverme la fe en el rock, en el producto genuino y en lo que de verdad importa, la música. Sin alardes, sin poses prefabricadas y sin edulcorantes. Así que cuando su vocalista Brian Fallon puso en escena a The Horrible Crowes, lo primero que se me vino a la mente fue el enésimo vocalista que se aprovecha de la explosión de su banda para dar rienda suelta a sus paranoias en algún subgrupo que, para nuestra desgracia, poco o nada tiene que ver con lo que uno pueda esperar por referencias de sus trabajos anteriores. Así que ante la escucha de Elsie, me he sentido como Scully tras una llamada de Mulder. No con una mosca, más bien con un moscardón detrás de la oreja.

¿Que qué me he encontrado? Pues para mi sorpresa, con un trabajo completísimo y repleto de buenos temas. The Horrible Crowes no se aleja diametralmente de lo que representa The Gashlight Anthem, es más bien como un negativo del mismo, una cara B. El lado menos canalla y rabioso, el momento íntimo que Fallon necesita para madurar musicalmente sin restarle fuerza a su proyecto original.

En Elsie, Fallon se ha explorado a sí mismo, ha reinventado su voz con más registros de los que hasta ahora nos había ofrecido. Ya no es sólo un clon de The Boss. A pesar de que su parecido sigue estando muy presente haga lo que haga, en esta ocasión se aprecia un esfuerzo por aportar matices nuevos. Se apoya en una sutil percusión, unos teclados estratégicamente colocados y unas guitarras a la altura de lo que necesitaba, ni un centímetro demasiado arriba o abajo, todo está presente en su justa medida.

I witnessed a crime es la joya escondida en el trabajo, un tema en apariencia menor pero que me ha encandilado y recomiendo escuchar con la atención que merece. Voz, teclados y cada componente de este tema están presentes con una elegancia insultante. Encontraremos también clarísimos singles como pueden ser Behold the Hurricane o Go tell everybody, frescos y repletos de fuerza, sin olvidar inevitables reminiscencias a U2 en Sugar. Para disfrutar de la voz de Fallon desbocada pinchad Ladykiller o Mary Ann y cuando llegue  el momento de recostarse en el sillón y rematar la faena con algo que nos deje con un sabor de boca especial, escuchad Black Betty & The Moon y sentíos afortunados de haber seleccionado Elsie entre los cientos de discos de vuestro pc.

No hay demasiadas cosas que podamos reprochar a este trabajo. Un tanto acaramelado de más, algo falto de fuerza en algunos momentos  pero, claro, la delicadeza que destila en conjunto es tal que se puede entender el haber prescindido en ciertos momentos del componente rock. Otro punto negativo podría ser que el trabajo en conjunto tiene algunos altibajos debido a una disposición de los temas que le resta cierta continuidad al disco.

Resumiendo, no sospechéis como yo de Elsie porque os privaréis de escuchar un muy buen trabajo en el que Brian Fallon ha puesto una mitad de su incontestable calidad al servicio de su nueva aventura. The Horrible Crowes no es un juguete más en manos de una estrella aburrida. Es un proyecto sólido, una vía de escape al intimismo de un pedazo de artista. No os conforméis con leer estas líneas, ya tendríais que estar sacudiendo vuestras posaderas para conseguir un hueco cómodo en vuestro sillón…

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10