THE DEAD WEATHER – DODGE & BURN

Nuestra puntuación

9

8

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

The Dead Weather es una banda formada en el año 2009 e integrada por el multifacético Jack White junto a Alison Mosshart (The Kills), Dean Fertita (Queens of the Stone Age) y Jack Lawrence (The Raconteurs). Dada la gran experiencia en el mundo de la música que poseen sus integrantes, esta súper banda se consagró dentro del panorama musical internacional gracias a un estilo que conjuga el blues, el rock, el garage rock y la psicodelia de finales de los 60 y comienzos de los 70.

Después de cinco años sin grabar nuevo material, los Dead Weather han regresado y acaban de lanzar Dodge & Burn, el tercer disco del grupo (sucesor de Sea of Cowards, editado en el año 2010). Este nuevo álbum ha sido grabado en Nashville y editado a través del sello Third Man Records (propiedad del propio Jack White). Se trata de un álbum que ha despertado el interés de la prensa y de los fans de la banda debido a que la noticia sobre el regreso de The Dead Weather ha tomado a todos por sorpresa, especialmente después de que se difundieran algunos rumores que indicaban que Jack White se mantendría alejado del mundo de la música por un tiempo tras haber  grabado Blunderbuss y Lazaretto, sus dos discos en solitario.

Sin embargo, White está lleno de sorpresas y ha decidido dejarse llevar por su lado mas camaleónico y reunirse nuevamente con los ex integrantes de The Dead Weather para darle rienda suelta a sus ganas de componer nuevas canciones. “Sienta muy bien lanzar música al mundo, es el mejor sentimiento de todos. Estoy realmente feliz de que tengamos cosas para que la gente escuche, algo nuevo”, dijo Jack White.

Estamos felices, ¡estoy feliz! Amo el disco. Tener un nuevo disco siempre es como recibir un regalo, es un sentimiento increíble. No tengo idea de dónde vino todo lo que ayudó a construirlo, pero lo amo. Sé que hubo una larga pausa entre disco y disco, pero en términos prácticos, ‘Dodge & Burn’ se grabó en un periodo muy corto. Todos estuvimos en diferentes direcciones, viajando por el mundo con nuestras otras bandas e increíblemente ocupados a lo largo de estos 5 años, así que definitivamente nosotros sabíamos que iba a ser bastante dificil que lográsemos estar todos al mismo tiempo en Nashville para escribir y grabar en el estudio. Por eso fuimos grabando por partes”,  agregó Alison Mosshart, vocalista de la agrupación.

A diferencia de Sea of Cowards, con este nuevo material, la banda ha decidido ir aún más lejos y subir la apuesta combinando un sonido denso y oscuro junto a melodías más suaves, que crean una especie de ying y yang musical.

El disco comienza con I Feel Love (Every Million Miles), el primer tema que la banda dio a conocer a través de un excelente videoclip filmado en blanco y negro dirigido por Ian & Cooper. Se trata de una canción provocadora y audaz en la cual la particular voz de Alison Mosshart, llena de energía, convierte a esta melodía en una cancion potente y arrasadora que probablemente se convertirá en el nuevo himno de la banda y nos deja con ganas de escuchar más. Desde el inicio, al darle play al álbum, The Dead Weather nos proponen sumergirnos en una experiencia musical sumamente emocionante pero (¡atención!) abrochen sus cinturones y mantengan sus oídos y sus corazones abiertos para disfrutar media hora de buena música, la aventura acaba de comenzar y aún queda mucho por descubrir.

A continuación, en Buzzkill(er), la batería marca el ritmo con firmeza y nos demuestra que realmente Jack White tiene una energía que sobresale y lejos de su rol de frontman también logra hacer magia como baterista. En este disco, Jack nos ofrece sus dotes al mando de la batería agregando poder a cada una de sus canciones, con una batería afinada de una manera muy peculiar tratando de traer al presente el sonido característico del blues americano de los años 50’s, logrando que Dodge & Burn sea un álbum maravilloso en el que se integran perfectamente lo clásico y lo moderno.

Luego, Let Me Through, Three Dollar Hat, Lose The Right, Rough Detective y Open Up se convierten en cinco grandes canciones que logran que nuestro cuerpo comience a moverse al ritmo de la música sin ni siquiera darnos cuenta. Dean Fertita aporta unos excelentes riffs de guitarra eléctrica que convierten a estas canciones en melodías hipnóticas y nos demuestra que el rock no ha muerto.

Sigue Be Still, una  excelente canción en la que el propio Jack White se puso en el rol de director y se animó a dirigir el videoclip de este tema. Mención especial merece Miles Markers, la novena canción del disco. Se trata de una melodía en la que Jack Lawrence toma el control mediante su bajo y agrega un toque exquisito de psicodelia que también predomina en Cop and Go y Too Bad, dos canciones cargadas de misticismo en las que  la voz de Alison suena más profunda y desgarradora que nunca.

Finalmente, el álbum termina de una manera mucho más tranquila con Impossible Winner. Una sorprendente balada de piano  que logra emocionar al oyente y  se encarga de cerrar el álbum demostrándonos que, en este nuevo disco, las canciones poseen todo lo hay que tener para conformar un buen disco. En este disco hay guitarras furiosas, hay acción, hay rock y hay emoción.

Damas y caballeros, la espera valió la pena,  The Dead Weather ha regresado con un sonido potente y música de calidad, cautivadora y placentera. El lanzamiento de este nuevo material es un gran paso en la carrera de esta banda estadounidense, que tanto en sus discos como en sus shows, siempre tiene algo nuevo que ofrecer.  Dodge & Burn es un álbum brillante, conformado por  melodías cargadas de adrenalina, frenesí, espíritu salvaje y alma nocturna. Doce canciones para rockear de principio a fin.

Escúchalo aquí:  

POR NAYLA MADIA