The Charlatans – Different Days

Nuestra puntuación

6

7

No fue la mejor semana para poner un nuevo disco a la venta pero los tiempos estaban marcados. Solamente 4 días después de los atentados en Manchester daba luz el decimotercer álbum de estudio de The Charlatans, titulado Different Days. Un nuevo intento de Tim Burgess y compañía de hacerse un hueco en el selecto grupo de bandas de culto indie británicas. Las intenciones están ahí pero será el tiempo quien realmente ponga a The Charlatans en su sitio.

La primera parte del álbum está repleta de melodías pop. Perfecto inicio para levantarse por la mañana un fin de semana e imaginarse que los sueños se pueden convertir en realidad. El comienzo lo marca Hey Sunrise, una pista intima que nos hace preguntarnos en que momento Lou Reed y sus Velvet Underground se convirtieron en una influencia para Tim Burgess. Solutions musicalmente nos recuerda a Future Islands con ese piano marcando el ritmo mientras Burgess sigue a lo suyo, desprendiendo felicidad. De la misma manera prosigue en Different Days, canción que da título al álbum y que se transforma en un corte muy agradable una vez el estribillo llega.

Plastic Machinery es la última canción de esta primera parte radiante de melodías pop y muestra claramente porque fue elegida como primer single. Una letra llena de miedo al futuro tecnológico esconde detrás de si una de las mejores canciones puramente britpop que hemos escuchado últimamente. Si viajamos en el tiempo, allá por 1995, Plastic Machinery hubiese pegado muy fuerte. Pero los tiempos han cambiado e intuimos que los treintañeros amantes de los 90 (entre los que me incluyo) amarán este britpop revival pero no sabemos si las nuevas generaciones serán capaces de apreciarlo.

Ahí justo termina la mitad más pop del álbum. Lo que viene a partir de ahora es más puro The Charlatans. Música bailable, ritmos pesados y constantes, puro madchester y shoegaze. Recordemos que esta banda fue encuadrada a principio de los 90 en esa categoría junto a bandas como Happy Mondays o Ride. Destacar Not Forgotten con una base rítmica muy familiar donde Johnny Marr colabora con un magnifico riff de guitarra al final de la canción y donde The Charlatans le dan relevancia al órgano para estructurar la canción. Over Again no desentonaría en el catálogo de los Mondays mientras en There Will Be Chances y Spinning Out, esta última con colaboración de Paul Weller, la banda le da un aire más íntimo al álbum. Dos canciones optimistas envueltas en sonidos oscuros y privados.

No olvidemos que esta banda ha sido capaz de superar la muerte de dos de sus integrantes, encarcelaciones de sus miembros y sobre todo, han sobrevivido a un contexto musical que desde hace 15 años no les beneficia en absoluto. Y aun así, no exageraríamos si decimos que este Different Days es probablemente el disco más disfrutable que han escrito desde 1997 (solo le discute este honor su disco de hace dos años Modern Nature).

Siempre con algo que decir, Tim Burgess, el cantante y alma de la banda, es un artista muy respetado en el circuito musical británico pero del que los jóvenes aficionados a la música no conocen mucho. Esa siempre será la espina clavada de esta banda, con grandes cualidades musicales, pero que constantemente han quedado en el segundo plano, tapadas por otras bandas más grandes. Lo bueno de no estar en la cima es que la caída es menos dolorosa. En todo caso, The Charlatans siguen respirando y es que a veces ser un superviviente en un mercado tan cambiante es todo un lujo.