SUFJAN STEVENS – CARRIE & LOWELL

SUFJAN STEVENS - CARRIE & LOWELL

Nuestra puntuación

9

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

El norteamericano Sufjan Stevens sigue demostrando por qué es uno de los grandes en Carrie & Lowell, su último LP que salió a la venta el pasado 31 de marzo, tras la filtración del mismo unos días antes. Stevens llevaba desde el principio del nuevo milenio publicando un álbum por año, hasta que en 2010 se tomó un descanso musical que llenó con diversas colaboraciones. Ha sido este año, y tras el fallecimiento de su madre en 2012, cuando ha decidido hacerle un homenaje musical, profundo, personal y emocionante.

El multi-instrumentista, compositor y productor (junto a un largo etcétera), ha hecho de cada larga duración un pequeño homenaje a la palabra música, ya que nunca se ha dejado llevar por convencionalismos, ha seguido siempre sus instintos, sabiendo que hacía lo que él quería y no lo que la mayoría le pedía para ser un ídolo de masas. Con esta concepción en mente, no nos sorprende que, si bien ha sido un músico muy conocido en los ámbitos alternativos y cultos del mundo musical, es ahora con su último trabajo cuando se ha introducido en el mainstream más popular, alcanzando los primeros puestos en las listas de Inglaterra, Estados Unidos o Alemania. Sufjan se rinde y dedica a cada álbum, colaboración o proyecto como si fuera su vida, y eso se nota, ya que una vez lo escuchas no puedes dejar de hacerlo. Hablamos de un tipo de música que te canta a ti, oyente (en este caso lector), directamente, conociéndote y sabiendo lo que necesitas.

Carrie & Lowell habla de la relación turbulenta con su madre, enferma de esquizofrenia y drogadicta, y su padrastro, con el que co-dirige su sello discográfico Asthmatic Kitty. Sufjan cuenta diferentes historias a lo largo de las 11 canciones que componen los 43 minutos que dura el álbum –y nos parecen pocos; una de las más impactantes es Should Have Known Better, que canta cómo su madre los dejó abandonados en un videoclub. Otra de las grandes canciones para nosotros es Fourth of July, extremadamente emocionante, desde el minuto uno te toca la fibra sensible. Canción tras canción te ves conmovido por una sencillez, naturalidad, simplicidad, delicadez e intimidad personal, tan difícil de encontrar en la música estos días que no puedes más que rendirte ante él. No hemos hablado de los arreglos musicales, uno de los puntos fuertes de Stevens que combina complejas melodías de tal modo que parecen fáciles, que fluyen grácilmente en nuestras mentes; este LP está claramente enfocado hacia los sonidos folk/indie, que nos recuerdan a otra de sus fuerzas, Norteamérica.

Sufjan Stevens es sinónimo de gran músico, de imaginación sin igual, de sorprendente tras 15 años de trayectoria, de empático y de trabajo duro por lo que de verdad importa, sin tener en cuenta modas, simplemente, transmitiendo de una forma tan pura que es sobrecogedora.

Escúchalo aquí: