SR. CHINARRO – PERSPECTIVA CABALLERA

sr-chinarro-perspectiva-caballera

Antonio Luque es ese hiperactivo hijo pródigo de la música patria que, incansable donde los haya, poco descanso se permite entre disco y disco. Abanderado del indie cuando este era un género recién nacido en nuestro país a comienzos de los noventa y el postureo no inundaba aún nuestras vidas, Sr. Chinarro supuso una ruptura con otras ruidosas propuestas derivadas de la movida y el grunge. La alternativa que propuso convenció, al menos a un número considerable de oyentes y seguidores que ha ido creciendo con los años, formando un conglomerado de admiradores de lo más variado que se deja sorprender entre sus conciertos y sus completos álbumes.

Luque comienza fuerte, con Droguerías y farmacias, uno de sus mejores temas en los últimos años, navegando en ese costumbrismo melódico que tan bien caracteriza su estilo.

Un disco repleto de “anti-singles”, algo que se agradece de vez en cuando, pues siempre es mucho más agradable escuchar un disco notando la cohesión entre la totalidad de sus temas, que funcionan cual puzzle, ningún tema sobra, y se necesitan unos a los otros para encajar. Cada una de las canciones desborda calidad, claro que esto no es ninguna sorpresa para todos aquellos que nos conocemos un poco la trayectoria del grupo.

Se nota este nuevo viaje nómada alejado de Mushroom, su anterior discográfica, en el que el músico y los suyos han optado por publicar este álbum en el sello del propio Luque, VEMMM. Un regreso a sus inicios, alejado de la luminosidad más pop de Enhorabuena a los cuatro, su anterior disco, publicado el año pasado; así como de Presidente o El Mundo Según… y sus ecos pseudo-rumberos. La banda que lo acompaña es la habitual: Pablo Cabra, Javier Vega y Jordi Gil, además del nuevo toque que aporta la sección de cuerdas Ensemble 3.

Si algo ha caracterizado especialmente al estilo de Chinarro es especialmente ese sentido humor del que se impregnan todos sus temas; una crítica siempre salpicada de sátira (como en la melódica y sencilla crítica a la superficialidad de Famélicos Famosos).

Pleno de inteligencia en sus letras, como siempre ha caracterizado a su música, el sevillano y su banda no sorprenden, pues la fórmula sigue siendo la misma, pero con nuevas historias que contar. El gato de S., divertido tema con referencia a dicho animal (de Schrödinger, por supuesto), destaca sin esfuerzo aparente entre estos diez cortes cuyas letras, por supuesto, están compuestas por alguien con la lengua muy afilada.

Tengo que componer por bemoles/la canción de amor de turno/al ir cambiando los roles/cambia el tono taciturno”. Puede que Antonio Luque diga una de las frases más certeras de la música contemporánea, teñida de sentimentalismos vacíos y ñoñerías, en La canción de amor de turno, pronunciada en una de sus líneas (“los tiempos verbales riman, pero hacerlo me da grima”).

Acaba así el decimocuarto álbum de la banda, un paso más allá en su carrera, lejos de experimentalismos o extravagancias, han vuelto a sus orígenes, aplicando la experiencia reciente de los álbumes de los últimos años. En verdad, poseyendo una variedad y una capacidad asombrosa para no repetirse a pesar de sus años de recorrido, son dignas de admirar las ganas que estos músicos ponen para presentarnos prácticamente cada año, un disco y gira nueva sin caer en una rutina mediocre por inercia.

Perspectiva Caballera es un notable álbum que sabrá apreciar todo aquel que guste de alejarse de convencionalismos (para muestra, Los Conejos, tema peculiar donde los haya, una de esas joyas que tanto cuesta encontrar), así como a quienes prefieran canciones de autor, directas, ácidas y con personalidad fuerte; aquí hallarán cuarenta minutos de completo disfrute.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

Escúchalo aquí: