SIDONIE – SIERRA Y CANADÁ

Séptimo disco ya para el trío catalán, lo que parece mentira para los que les descubrimos con su álbum homónimo de debut en 2001. En esta ocasión, el ovillo a partir del que Marc Ros va tejiendo la composición es el hallazgo de un viejo sintetizador Lowey en una tienda de antigüedades y la historia imposible de amor de dos robots.

El giro hacia sonidos electrónicos más cercanos a los 80 que se anunciaba en las promos desde los primeros pasos es cierto. Pero, aunque en una primera escucha el resultado llame bastante la atención, el disco está lleno de Sidonie. Al grupo no le ha importado perder viejos fans y ganar nuevos a lo largo de su carrera, cambiando de estilo o influencia, ya sean giros más apreciables como la mudanza al español con Fascinado (2005) o más sutiles como su vuelta a los orígenes psicodélicos con El Fluido García (2011), pero la esencia del grupo siempre permanece. Melodías, mucha clase, mucha carretera y algo particularmente admirable, las maravillosas letras de Marc, posiblemente uno de los mejores letristas pop en español en la actualidad (no me extrañaría que en un futuro nos sorprendiera con alguna novela).

El primer single es el que da nombre al disco, con el subtítulo añadido de Historia de Amor Asincrónico, y ha sido escogido por los fans entre una preselección de la banda. Es la historia de amor que vertebra el disco y el teclado con la que empieza es el ejemplo perfecto de por dónde van los tiros.

Siguen las referencias al cine o la cultura pop habituales en el trío con Gainsbourg (donde colabora en los coros Miri, hermana de Marc, como ya hiciera anteriormente en otros temas como Un Día Más en la Vida del disco El Incendio de 2009) e Hiroshima mi Amor, uno de los temas más sosegados del disco.

Las canción más triste o melancólica es Las Dos Coreas, un tema “en contra” del amor, rara avis en ellos. Con un estribillo demoledor: “Siempre hay uno que ama más que el otro, el miedo os mantiene juntos y lo llamáis amor”. Un Día de Mierda seguro que se convierte rápidamente en otra de las favoritas en sus directos, con sus referencias culturales al Apartamento de B.Wilder, o su cotidianidad pop, que recuerda a Los Planetas y su Un Buen Día. Otra que hará también bailar al personal es Estáis Aquí, donde Marc juega con su faceta de cantante.

En la nueva gira, el trío va a estar acompañado por Edu a los teclados y Marcel (exSelenitas) a la guitarra. Aparte de ser el gran animador en directo, Jess va a estar más ocupado que en otras giras y tocará el teclado y hará más coros, aparte de ser el encargado de alguna de sus ya míticas versiones. Marc deja la guitarra en alguna ocasión para pasearse entre el público y Axel está en lo suyo, marcando el ritmo con la contagiosa pasión de siempre.

Si algo ha mostrado siempre el grupo ha sido una amistad inquebrantable y un ambiente festivo que les distingue de la mayoría de sus compañeros de generación. Hacen de la complicidad entre ellos algo primordial para trasladarlo a la gente y lo consiguen gracias a sus diferentes personalidades. Casi 15 años de carrera manteniendo el espíritu y el interés en evolucionar. Una profesionalidad que no es obstáculo para que disfruten ellos como paso previo a nuestra FELICIDAD.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

Escúchalo aquí: