SCHOOL OF SEVEN BELLS – SVIIB

SCHOOL OF SEVEN BELLS

Nuestra puntuación

7

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

Cuando el 29 de diciembre de 2013 Benjamin Curtis moría a causa de un linfoma, en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York, el final de School of Seven Bells se pronosticaba cercano. El grupo se hacía realidad en 2007 y su núcleo inicial estaba compuesto por las gemelas Claudia y Alejandra Deheza y el citado Benjamin Curtis. Más tarde, el 12 de octubre de 2010, Claudia Deheza anunciaba su adiós alegando motivos personales.

En el verano de 2014, Alejandra, la única componente restante del grupo, publicaba la versión I Got Knocked  Down (But I´ll Get Up), un tema de Joey Ramone y el último trabajo en el que Curtis estuvo trabajando antes de morir. Casualidad o no, ambos músicos murieron tristemente de un linfoma.

Pero había más. La versión final de Deheza es un homenaje a Benjamin y un golpe en la mesa: School of  Seven Bells continuaba. El tema es una colosal cascada emocional, donde se repite hasta el infinito el titulo de la canción como si de un grito de guerra se tratara.

Al final del 2014, Alejandra viaja hasta Los Ángeles en busca del productor Justin Meldal-Johnsen. Prácticamente, el trabajo estaba hecho, ya que Curtis lo había dejado preparado antes de su muerte. Solo faltaba la voz de Alejandra y ensamblarlo.

Cierto es que la escucha que este disco suena algo a otra época en sus arreglos y en su sonido en general. Se puede decir que el trabajo de Meldal-Johnsen ha sido respetuoso con lo concebido por Benjamin, aunque el sello del productor se aprecia en la utilización de capas de sintetizadores muy noventeros y coros que gravitan sobre los temas, recursos que por otra parte han sido habituales en el grupo. Estribillos y melodías combinan con la voz reverberada de Alejandra.

El disco comienza con un rasgueo de bajo en la seductora Ablaze y su fuerza nos impregna de efervescencia. El segundo tema On My Heart esta repleto de graves y golpes rítmicos acompañados por excelentes melodías de sintetizadores que abrazan el fraseado de Deheza. Coros expansivos, melancolía y un sonido estimulante la vez. Todos estos argumentos acompañan el trabajo de SVIIB.

La única excepción es el tema Confusion. Se refiere a los momentos mas complicados de la enfermedad de Curtis y cómo Alejandra oponía resistencia. Sin duda, el momento bajón del disco.

Este trabajo concebido en el verano del 2012, producido entre finales del 2014 y principios del 2015, acaba de ser publicado y cierra una época muy dolorosa en la historia de los de Nueva York. Homenajea sin pomposidad y con dignidad a Benjamin Curtis en lo humano y en lo musical. Algo queda claro, la muerte a veces guarda un as en la manga.

Esperamos que la historia no acabe aquí, la vida continua…

Escúchalo aquí: