RICHARD ASHCROFT – THESE PEOPLE

These-People-crazyminds.es

Nuestra puntuación

6

7

En su vuelta después de 6 años desde su última publicación, nos encontramos con un Richard Ashcroft con nuevas ideas pero manteniendo la nostalgia de sus canciones, acompañado de su inseparable orquesta de cuerda, como no podía ser de otra manera llevada por Will Malone, con algunos altibajos, ya que la incursión en la electrónica y mezcla de estilos en algunas de las canciones de These People no ayudan demasiado, pero nos vuelve a dejar composiciones realmente destacables.

La canción que abre el disco, Out Of My Body , nos sorprende con su faceta más electrónica, un estilo que no habíamos visto en el británico, pero que realmente no convence. This Is How It Feels (primer single) contiene estribillos pegadizos y letras llenas de fuerza junto con arreglos de cuerda de la mano de Will Malone, con quién ya trabajó en su etapa con The Verve, que tanto recuerda al Richard Ashcroft de sus primeros trabajos, añadiendo  toques de electrónica. They Don’t Own Me tiene un corte mucho más clásico, y sin duda es una de las mejores canciones de These People, donde los acordes de la guitarra acústica y  la orquesta de cuerda con la que cuenta Ashcroft (que se ha convertido en marca de la casa) llegan a su máximo esplendor. Una canción que recuerda bastante a Lucky Man, uno de los himnos que compuso con The Verve.

Hold On (segundo single) tiene un sonido pop más comercial que pierde algo de fuelle respecto a las dos anteriores pero que se mantiene gracias a la pegadiza e intensa voz de Ashcroft, que narra el levantamiento del pueblo Sirio y además viene con la línea ascendente de los arreglos de cuerda. Llegamos así a la mitad del disco con la canción que da nombre al álbum, una balada en donde la voz de Ashcroft gana todo el protagonismo de principio a fin. Pronto nos vuelve a sorprender con Everybody Needs Somebody To Hurt, con un sonido que mezcla funk con música electrónica acompañado de una fina línea de violín. Picture Of You juega con la experimentación acompañada por la guitarra, teniendo ésta más protagonismo en el emotivo corte Black Lines. El álbum termina con una monótona Ain’t The Future So Bright y Song Of Experience, una canción con demasiado envoltorio que recuerda por momentos a los últimos Coldplay.

Podríamos decir que These People nos ha servido para redescubrir el gran talento que tiene el británico, que nos deja al menos tres canciones más que notables (They Dont Own Me, This Is How It Feels y These People) y también para descubrir al Richard más experimental, añadiendo otros estilos al sonido brit , aunque en ocasiones sin mucho éxito.  6,5/10