PETER MURPHY – NINTH

PETER MURPHY - NINTHPeter Murphy nunca nos ha dejado mucho tiempo sin noticias suyas, ya sea por sus continuas giras o sus discos, que regularmente aparecen en el mercado. Aunque éste haya tardado un poco, ya que su anterior entrega, Unshattered, tiene fecha de 2004. Entre medias, la reagrupación de Bauhaus, que lo apartó de su carrera en solitario y que nos dejó una gira de reagrupación con conciertos realmente intensos y un disco que pasó sin pena ni gloria (Go Away White). Después de la disolución aparente irremediable de éstos, ha sido en el 2011 cuando aparece una nueva entrega del vocalista.

Este Ninth nos sorprende con un giro más eléctrico, más rabioso. Dejando aparte las sonoridades más pop y ambientales de sus anteriores entregas, y coqueteando muy de cerca con el rock y el post-punk de sus inicios. Y esto queda patente en el primer corte, Velocity Bird, canción un poco mediocre que no funciona demasiado bien como tarjeta de presentación, pero que nos marca el sonido de un disco que mejora con cada canción y con cada escucha. Así, Seesaw Way es una canción más inspirada, donde las guitarras afiladas están presentes así como la capacidad vocal de Murphy que, como siempre, es excelente.

Nos vamos encontrando pequeñas joyas como I Spit Roses, single del disco donde destacamos el ingenioso vídeo que lo acompaña. O Never Fall Out, precioso medio tiempo, donde se ve que el interprete está en buena forma. A estas alturas nos damos cuenta que quizás, a nivel de producción, nos encontramos con uno de sus mejores discos, se nota que ha sido realizado con mucho mimo al detalle. Este reencuentro con la sonoridad de principios de los 80 se ve actualizado pero sin perder su esencia en The Prince & Old Lady Shade, Uneven & Brittle, y para cerrar el disco con 3 canciones que podrían ser de los Bauhaus mismos: Slowdown con la clásica línea de bajo gótica, Secret Silk Society con su atmósfera tétrica y teatral, o la balada que cierra el disco, Crème de la Crème.

Este disco es una celebración para los fans de este artista por su calidad, y por el hecho que no sólo hay singles en él, también para los que habían perdido un poco la fe en él, quizás debido a un Unshattered correcto pero olvidable, demasiado propenso a Bowie y quizás menos personal. En esta ocasión, Peter Murphy tiene un disco como se merece, el de un vocalista capaz, intérprete perfecto tanto en directo como en sus grabaciones. Es en esta entrega, donde la sombra de su antiguo grupo es más alargada que nunca, da la inspiración pero va más allá de guitarras afiladas y letras, llegando a una riqueza de matices y registros que engrandecen la totalidad de la obra. Como dice su último corte: Crème de la Crème.

PUNTUACION CRAZYMINS: 8/10

PD: Recordad que podréis disfrutar de su actuación en directo este octubre (información aquí)