PAUL WELLER – SONIK KICKS

PAUL WELLER - SONIK KICKSPaul Weller es de esos rockeros que, sin hacer tanto ruido como otros, ha ido marcando el camino de otros muchos que comienzan en la música, y sin levantar demasiado el acelerador en lo que a innovaciones dentro del rock se refiere, ha conseguido hacerse con un nombre propio. Ello quizás explique que su nuevo trabajo, Sonik Kicks sea nuevo número 1 en las listas británicas, y ya van varios.

Esperado por muchos, este álbum nos trae la esencia más ecléctica de Weller, ese estilo de rock británico de los ochenta y noventa mezclado con tintes electrónicos, notas de Blur por allí y toques mod por allá. Nadie mejor para representarlo que alguien que marcó una época y sigue dando coletazos de talento menudo a base de canciones vibrantes con guitarras y estribillos fáciles de recordar. Ahora experimenta para sorprender una vez más, a pesar de tirar de mod de manual, ese que inventó él mismo. Quién mejor. Por eso el largo comienza con Green y The Attic, canciones rápidas, confusas y con muchos arreglos sonoros. Poseen reminiscencias a tiempos mejores. Son ese tipo de canciones que tienes la sensación de haberlas escuchado ya antes y sentirte identificado con ese tipo de música. Ya sabías lo que ibas a escuchar y aun así te ha gustado.

Kling I Klang es ese corte que marca el ritmo frenético de este comienzo de álbum ilustrando esa rebeldía que Weller aún posee y por la cual parece que los años no pasan para él. Más  arreglos, quizá en exceso para alguien que no lo necesita, así como baladas marcas de la casa, By The Waters o Be Happy Children, que no hubiéramos echado de menos posiblemente. No veremos tanta profundidad en sus canciones como pudiéramos encontrar en Sunflowers, pero sus canciones van adquieriendo cuerpo a medida que las vuelves a escuchar, dándote cuenta de que el disco va a más.

En Dragonfly nos muestra esa psicodelia mezclada con soul que Weller venía arrastrando años atrás y que ahora juega con ella en breves melodías. Dieciséis canciones que acaban con Starlite y Devotion volviendo a ritmos genéricos, letras pegadizas y la voz, esa voz que tantos recuerdos trae. Es complicado atreverse a innovar con material tan conocido como el rock y la electrónica y además acertar, pero bien es sabido que Paul Weller nunca fue un megalómano amante de las portadas sino más bien un músico egocéntrico que fue capaz de separar The Jam en pleno éxito y seguir en solitario la estela de una historia propia. Da la sensación que los años no pasan por Paul, sigue haciendo las mismas grandes canciones una y otra vez.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS:  7.5/10

  • Pingback: Paul Weller anuncia nuevo EP para antes de fin de año | CrazyMinds. Música indie.()