PAUL BANKS – BANKS

Parece que noviembre ha sido el mes escogido por Interpol y sus integrantes para ser noticia y que no se nos olvide que siguen en esto de la música. Tanto es así que a pocos días para que salga a la venta la reedición de su primer disco debido a su décimo aniversario, el vocalista de la banda y cabeza pensante Paul Banks, nos sorprende con su segundo LP en solitario llamado Banks (el primero lo hizo bajo el pseudónimo de Julian Plenti). Y es que con esa voz tan característica que tiene, el de Essex ha tenido un 2012 repleto de trabajo ya que además del disco también ha hecho de protagonista en la película Mine to Kill. Otro de lo polifacéticos músicos que se atreven en el noble arte de la actuación, pero que a la hora de coger su guitarra y ponerse detrás del micro deja de actuar para ser él mismo y esta vez sin sus compañeros de éxitos para arroparlo.

Con la sugerente portada en la que se nos muestra un rascacielos en construcción, Paul Banks parece querernos decir que su carrera musical en solitario está aun por hacer. Y lo que necesita toda buena obra que se precie es una sólida cimentación. The Base es ese cimiento, esa base, una pieza con calidad para que no se desmorone todo el trabajo nada más empezar. Acto seguido suena Over My Shoulder, con lo que comprendemos que no es nada fácil cargar ‘sobre el hombro’ el peso de ser el líder de una conocida banda y bordarlo con un alto en el camino como es el de trabajar en individual. Un buen tema que, pese a no ser el culmen de la originalidad, se encuentra entre las destacables del álbum. No ocurre así con Arise, Awake y Young Again, que resultan algo intrascendentes y carentes del toque Interpol.

A mitad de faena llega el momento de descansar, o ese parece ser el propósito de la instrumental Lisbon. Y aunque no te transporta a la capital Portuguesa por mucho que cierres los ojos y trates de sentirla, siempre hace que prestes atención al pequeño momento épico que contiene. Dos buenas noticias se nos comunican justo después cuando escuchamos I’ll Sue You y Paid for That y es que con ellas parece que vuelves a tener entre manos un disco de Interpol, como si fueran descartes de alguno de sus últimos trabajos. Lo mismo ocurre con No Mistakes, te hace recordar el sobrio y poderoso post-punk de los neoyorquinos. Pero antes, Paul sí que parece cometer un grave ‘fallo’, más concretamente se hace llamar Another Chance. Una insulsa mezcla de sonidos y frases de película que no llevan a ningún sitio; craso error por su parte. Por último y para salvar un poco los papeles, aparece Summertime Is Coming y para seguir con el símil del mundo de la construcción sería comparable a un tejado de la cerámica de mayor calidad para un edificio de paja y dudoso encofrado. Buen comienzo… buen final… pero desarrollo más bien espeso y con poco que aportar. Con esto, uno se pregunta por la necesidad de ir por tu cuenta sin aportar nada nuevo cuando en conjunto consigues grandes cosas. Señor Banks, no nos ha molestado su trabajo, pero piénseselo mejor antes de sacar a subasta su prestigio.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6,5/10

Síguenos en Facebook:

¡Y también en twitter!