Maxïmo Park – Risk To Exist

Nuestra puntuación

7

No resulta ninguna novedad afirmar que 2016 fue un año convulso en lo social y lo político. Es por ello que tampoco es sorprende la cantidad de álbumes que están saliendo con un poso de reflexión sobre los tiempos que vivimos. Ahora pensemos en un álbum grabado en Estados Unidos, a dos semanas de las controvertidas elecciones presidenciales del país. ¿Infalible, verdad? Pues así ha ocurrido con Risk To Exist, sexto elepé de los británicos Maxïmo Park, con una marcada preocupación por el presente.

Risk to Exist no es el primer álbum con conciencia social del grupo. Los de Newcastle ya introducían con pinzas la vena política en 2012 con The National Health, su cuarto LP. Pero en Risk To Exist, con otro largo de por medio, la pulsión sociopolítica de la banda se hace quizás más notable, aludiendo a temas como el brexit, los recortes públicos, la corrupción, la resistencia social, la falta de compasión y, sobre todo, la crisis de los refugiados, como en la canción que da título al álbum: “Put your arms around me/I’ve come too far and the ocean’s deep/Where’s your empathy”.Y cuando hablan de temas personales –desamor, amistad, soledad…-, lo hacen como reclamo a la empatía del oyente, invitándole a relativizar sus problemas frente a realidades más extremas: “You gotta respond to the feeling if you can feel it too”, cantan en Respond to the Feeling.

Ya desde el primer acorde de la primera pista del álbum, What Did We Do To You To Deserve This, un bajo marca el distintivo rítmico que tendrá esta nueva entrega en la cual el bajo y la percusión tomarán las riendas musicales. Y es que la propia banda había afirmado su interés por incorporar influencias del dance y el funk, como consecuencia de su admiración por el estilo musical salido de la Motown. El sintetizador, elemento vital en su anterior álbum, hará también acto de presencia en casi todas las pistas, especialmente en I’ll Be Around, cántico sobre la importancia de la amistad y el apoyo mutuo en los tiempos que corren. Detrás de estos nuevos elementos, Maxïmo Park no oculta la esencia de sus anteriores trabajos; aquella mezcla de indie rock y pop con la que habían debutado en 2007: una música enérgica, altamente bailable y acelerada, que sobresale en pistas como Get High (No I Don’t), What Equals Love o Make What You Can.

Pero toda esa innovación por la que los británicos han apostado no está exenta de inconvenientes. Así, Risk To Exist flojea en lo melódico por momentos, en que las influencias parecen absorber la esencia última del grupo. Sobre todo en pistas como la antes mencionada I’ll Be Around o la canción que cierra el álbum: Alchemy. Pensemos, sin embargo, que los altibajos son propios de cualquier proceso de cambio, y parece que Maximo Park, tras diez años frente al público, han escogido 2017 para dar el paso. ¿ Y qué mejor momento para hacerlo?