MARTHA WAINWRIGHT – COME HOME TO MAMA

Encarando el incipiente frío de este otoño, vuelve la calidez de una de las voces más injustamente reconocidas. La hermana de Rufus Wainwright, tras la muerte de su madre y su reciente – y prematura – maternidad, vuelve este 2012 para presentarnos su tercer disco de composiciones propias, después de que en 2009 nos deleitará con un precioso disco de versiones de temas de Edith Piaf, en el que se nos mostraba con un registro totalmente distinto y que, para algunos de nosotros, fue la manera de conocerla e introducirnos en ella.

Hay mucho más que una magnífica y personalísima voz en este trabajo. Está todo su talento compositivo, sus melodías pop elegantes, cambiantes y juguetonas y arreglos delicados para acompañarlas. Un conjunto que es imposible que aburra a nadie con su variedad. Desde temas más lentos aunque no faltos de ritmo como All you clothes hasta otros más movidos que nos recuerdan a los mejores momentos de cantautoras norteamericanas en los noventa presentes en I wanna make a mistake – uno de los mejores temas. Desde canciones de melodía y ritmo fuera de lo convencional como Leave behind a la grandilocuencia de I am sorry, que nos recuerda levemente a las composiciones de su hermano. Pasando por esa fantástica carta de presentación que fue Can you believe it en el que todo su registro vocal queda plasmado de manera brillante, o el coqueteo vocal con el jazz en el final de Radio star.

Pero delante de todo, esa delicia que su madre dejó compuesta para ella, Proserpina. Puro y desnudo sentimiento, pura delicadeza, sensibilidad a flor de piel. Un piano y un violín acompañándola, un Come home to mama sentido que es el que finalmente da título al disco. Una canción para escuchar con los ojos cerrados y dejarse llevar por toda su sensibilidad, conducidos por su voz hasta ese coro final que ella se encarga de culminar.

No le falta mérito para dejar de ser la hermana de Rufus y empezar a ser reconocida por ella misma. Debían repartir talento a granel en casa de los Wainwright visto lo que nos ofrecen los dos hermanos. Quizás este trabajo sea el salto definitivo, el que haga que por fin se haga justicia con ella y se le ponga en el lugar que corresponde. Porque razones no faltan.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8,5/10