MANSUN – ATTACK OF THE GREY LANTERN

MANSUN - ATTACK OF THE GREY LANTERNEs curioso comprobar como un disco puede ser considerado por algunos como una auténtica birria y ser, para otros, el mejor álbum que dio el britpop al mundo; pasar de tener una de las mejores voces de la música británica de todos los tiempos a tener a un gato afónico como solista. En mi opinión, este tipo de cosas son las que han hecho, hacen y harán grande a la música.

En todo caso y, sin temor a equivocarme, creo que Attack of the Grey Lantern (1997) es uno de los discos más impactantes de los 90 y, afortunadamente para algunos, va a formar parte de nuestras vidas para siempre.

Conseguir lo consiguió Mansun con su disco de debut no fue fácil, sobre todo para un grupo alejado de los centros neurálgicos musicales de Gran Bretaña (Londres-Manchester). Chester, ciudad histórica del oeste de Inglaterra y fronteriza con Gales dio posiblemente al grupo más sofisticado, interesante y prolífico de toda Inglaterra y, por extensión, uno de los mejores álbumes de todos los tiempos. Sí, ya va siendo hora de que se le haga justicia a Mansun.

A ver señores, quién puede decir que no tiene entre sus favoritos uno de esos discos que no pasarán a la historia como lo mejor de los últimos 50 años en revistas como Q, Rolling Stone o NME; uno de esos discos un poco incomprendidos pero de los que, en el fondo, estamos superorgullosos de ser fans. Aunque, todo hay que decirlo, Mansun desbancó del número 1 en las listas británicas al mega reconocido disco homónimo de Blur.

Attack of the Grey Lantern fue un giro a la melancolía, a la oscuridad, al amor y a lo refinado dentro del espíritu casual y hooligan del britpop, un guiño a los primeros Suede y Manic Street Preachers. Mansun consiguieron que te molara más ser un vampiro que beberte 10 cervezas viendo tu equipo de futbol favorito. Sí, había vida antes de la saga Crepúsculo.

Wide Open Space, She Makes My Nose Bleed, Disgusting, Dark Mavis o An Open Letter to the Lyrical Trainspotter, su tema oculto, son canciones hechas por y para soñadores y, podría decir, el disco entero. Si a esto le sumamos la nada despreciable cantidad de 17 caras B repartidas en 5 singles, algunas mejores que las del propio álbum, no hay nada más que decir.

Todos estamos de acuerdo en que con Attack of the Grey Lantern no se inventó nada. Éste bebe de Bowie, de Magazine de Duran Duran o de The Cure, pero no me cabe duda de que a cualquiera de estos artistas le hubiese encantado haberlo compuesto. Las agudísimas voces de Paul Draper, los maravillosos punteos de guitarra de Dominic Chad a los que se unen unos elegantes arreglos de piano y sintetizadores forman un conjunto clásico de canciones pop, como tantos y tantos grupos han hecho, pero qué canciones.

Con seguridad, Mansun no van a pasar a la historia. Algunos les recordarán de aquellos tiempos míticos de la Inglaterra de mediados de los 90, algún videoclip, alguna canción, pero lo que sí quedará es que en Chester una vez surgió un grupo distinto a todos los demás.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 10/10

Más de Daniel González

TWO DOOR CINEMA CLUB – TOURIST HISTORY

Posiblemente, el grupo del Ulster irlandés haya sacado el disco revelación en...
Leer más