MALE BONDING – ENDLESS NOW

MALE BONDING - ENDLESS NOWCon apenas un año de diferencia respecto a su álbum debut, Male Bonding vuelven a la carga con su segundo largo, titulado Endless Now. Si su estreno Nothing Hurts fue bastante aclamado por la crítica, con apenas unos meses de diferencia, no podemos encontrarnos un gran salto hacia un lado y la tónica general es parecida.

Lo que continúa son los guitarreos, el rock noventero, las melodías rápidas y la batería frenética. Para qué ponerse a inventar nuevos modelos musicales cuando lo que siempre ha funcionado, y bien, son las canciones directas, de menos de tres minutos; sí, de esas que en directo suenan muy bien y parecen durar más ya que te dejan sin aliento.

Bien es verdad que ahora, ese pequeño aspecto ha cambiado, ya que Bones supera los seis minutos, pero no hay que alarmarse. El noise-rock sigue presente a lo largo de todo el disco. Las canciones parecen una continuación del primer trabajo, pero es necesario recalcar que se nota una intentona de evolución, de experimentar nuevos sonidos, nueva voz.
Carrying abre sonando bien, deja un gusto muy bueno y nos abre unas grandes expectativas. Y es que por mucho que se intente experimentar, al final lo que uno sabe hacer es lo que sale a relucir, por eso en Before It’s Gone, Mysteries Complete o Dig You Out irrumpe de nuevo con fuerza ese garaje rock tan de moda, ese recuerdo tan dulce para algunos. Can’t Cream representa bien ese nuevo sonido, con coros, más oscuro, riffs impersonales y final ascendente, no está del todo mal.

Sin embargo, su vago intento de experimentación para no sonar a más de lo mismo aparece de manera un tanto confusa en la balada The Saddle, terrenos probablemente pantanosos para ellos. John Agnello es el encargado de producir el disco, quizá por ello se nota ese cambio que afortunadamente se queda en eso, en intento.

Lo mejor, que el sonido de guitarra y batería sigue siendo el mismo. Lo peor, que quizá no se den cuenta de que ese nuevo camino a ellos no les va. Lástima que pasen a formar parte de esos grupos que siempre sonarán mejor en su garaje y con total libertad creativa y no bajo la directriz de aprendices de productor musical. Todavía tienen margen de rectificación y mucho tiempo por delante, de momento nos quedamos con Endless Now, la marca blanca de Nothing Hurts, cosa que es todo un honor vaya por delante.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10