M.I.A.- A.I.M.

Nuestra puntuación

6

M.I.A, acrónimo de Missing In Action, es el nombre artístico de la cantante/rapera y compositora británica, de ascendencia tamil cingaresa, Mathangi “Maya” Arulpragasam, que ha lanzado el que proclama como su último álbum de estudio, A.I.M, el 9 de septiembre de 2016.

Nos encontramos con un trabajo de un estilo alternativo, compuesto por 12 canciones- o 17 en su versión Deluxe-, que cuenta con una amplia gama de colaboraciones, entre los que están Blaqstarr, Diplo, Hit-Boy, o Skrillex, en la producción, y Zayn o Dexta Daps como cantantes. A.I.M tiene un mensaje común claro; muestra unas fuertes ideas políticas que M.I.A está dispuesta a expresar, por ejemplo la propia portada del álbum está inspirada en la bandera de los refugiados. Obviamente, no es algo nuevo en la carrera de la compositora, sin embargo, es algo mucho más notable que en cualquier otra obra suya.

Las composiciones de M.I.A son una fusión inacabable de estilos musicales, que van desde el rap hasta la electrónica, pasando por una fuerte influencia del dancehall, entre otros estilos. En cuestión de producción e instrumentales, el disco consigue destacar un poco entre la monotonía. Al contar con varios productores nombrados anteriormente, se crea una mezcla de beats y ritmos de distintos estilos y autores, enriqueciendo el LP. Si a ese hecho le sumamos los samples de música támil, que hacen que no olvidemos a quién estamos escuchando, la mezcla es sublime. Líricamente, es fuerte y contundente, tratando los temas desde su propia perspectiva, y de forma directa, sin rodeos. Podemos verlo, por poner un ejemplo, en la letra de Borders (Fronteras), la canción que abre el elepé, donde ya en la primera estrofa, se cuestiona el valor de la libertad, pero aún más notable en su estribillo, más directa que nunca: “Guns blow doors to the system/Yeah fuck ‘em when we say we’re not with them/We’re solid and we don’t need to kick them/This is North, South, East and Western”.

En contraposición, el disco suena bastante frío y distante. No es que esté falto de cohesión, sino que no está pulido. Algunos temas parece que están a medio hacer, y no terminan de encajar en el conjunto, o no aportan al mensaje como deberían, por ejemplo Jump In, Freedun, en la que colabora Zayn, o Fly Pirate. Incluso Foreign Friend supone un corte destacable gracias a la aportación de Dexta Daps, mientras que la rapera se queda en un segundo plano.

Eso no hace que otros temas como Borders, Bird Song o Ali are u ok? sean remarcables. Sin olvidarnos de Go Off, tema en que la utilización de autotune en su voz se usa como medio artístico, y no por falta de talento. Claramente, no es su mejor trabajo. Se puede apreciar que M.I.A ha madurado musicalmente, pero por el contrario, se siente que nos ha otorgado tan sólo una parte de todo lo que la artista puede ofrecernos.