M A J E S T A D – Música para pelear

M A J E S T A D (sí, con espacios incluidos), es el nuevo proyecto de Pepo Márquez (The Secret Society, Grande Marlaska, Buena Esperanza, Nine Stories) y Jorge Ramos (Dana lee, Nine Stories) con Alicia Guirao y Raúl Santos (Los Planetas, Najwa Nimri). Su primer álbum, Música para pelear (2014), ha sido muy bien recibido por la crítica y el público, aunque según la banda no es un EP, es un disco corto.

Un total de seis temas editados por Club Social y Music for Fighting que sacan adelante a un proyecto que comenzó siendo un experimento de Pepo Márquez con las aplicaciones de los iPad. Actualmente, la banda ya se ha hecho un hueco en el panorama indie nacional, pero su primera aparición televisiva fue en el programa de la 2 de TVE en el programa Torres y Reyes como banda oficial del show.

Música para pelear se inicia con La segunda disciplina, un tema enérgico marcado por el uso de las guitarras y el toque shoegaze que descarga una rabia eléctrica.

Mucho se ha comparado el sonido de la banda con grupos como The XX, un claro ejemplo de ello es Sendero Luminoso. La creación de un ambiente sombrío, lúgubre, con estrofas como “Vidas reducidas a mostrar talentos que nadie se cree” acompañan un estilo que poco a poco vamos descubriendo a medida que avanza el disco.

El mismo ruido es una canción instrumental, en un total de poco más de seis minutos un pop oscuro protagonizado por una línea limpia de guitarra acaba por hipnotizar al oyente y desemboca en la sentenciosa frase “haces el mismo ruido que cuando descubrí que habíamos muerto”. El tema acaba por ascender continuamente hasta incluir trompetas en su melodía.

La retahíla de imágenes tenebrosas continúa con Una casa (que ya no es mía), donde cambian las trompetas por sonidos similares a órganos, violines y chelos, que se funden con una letra desesperanzadora que habla del egoísmo y el desamor.

Catedrales vuelve a ser un tema instrumental con mucha fuerza rítmica iniciada con un increíble riff y un sonido que se ha comparado con los propios Depeche Mode. Ausencia de letra y de estribillos una vez más, al igual que en M A D R I D, canción que cierra el disco y que pone con su pop intenso el broche final al debut de M A J E S T A D.

El álbum es un toque de atención para que no nos quedemos dormidos ni perdamos la esperanza en los grupos nacionales, M A J E S T A D demuestran que nuestra escena musical no está muerta. Quizás seis canciones se quedan cortas y tras al acabar el disco queramos un poco más, señal de que su segundo álbum (esperemos) será mucho más grandioso.

La mezcla de diferentes géneros y la oscuridad reinan en Música para pelear, pero, ¿contra qué luchamos diariamente si no es contra nuestra propia sombra?