LO FI FNK – THE LAST SUMMER

LO FI FNK - THE LAST SUMMERLos suecos Lo fi fnk han querido firmar The Last Summer usando la fórmula de las viejas óperas-rock que hicieran en los años setenta grupos como los Who o Queen. Esta segunda entrega discográfica del dúo arranca con una obertura que habla de una utopía que sólo se cumple en escasas ocasiones: para siempre juntos. El problema es que ese “together” y ese “forever” huelen a engañifa y a sal en las heridas de unos aficionados que llevan esperando álbum del dúo desde el glorioso Boylife del año 2006.

Entre la electrónica y el pop, por dejar de lado categorías algo más vagas, caen las creaciones de este dúo compuesto por Leonard Drougge y August Hellsing. Puede que, en ese largo periodo vacío de creaciones propias, los miembros de Lo fi fnk nos hayan hecho bailar (sin nosotros saberlo) con los remixes que de bandas como Le Tigre, Shout Out Louds o el propio Mika han hecho durante su largo silencio discográfico de cinco años. Eso para que no pensemos que son mentes sedentarias.

Pero The Last Summer es el disco que precisamente ciega el pensamiento de los que les adjudicaban un estancamiento de por vida: ya no serán grupo de culto de una sola entrega, lo sentimos.

Empecemos por esa introducción que el grupo ha llamado Summerlude: casi 40 segundos de sonido vocal mezclado del que sólo son inteligibles las dos expresiones ya mencionadas: “together y forever”. Tras este aviso llegan diez canciones que recogen influencias de la tradición disco, el house y muchas de las músicas que ha habido desde los 70 del siglo XXhasta el fin de la primera década del siglo XXI.

Un viaje con diez estaciones que comienza con Last Summer, de ritmos bailables que dan paso a la más tranquila y emocional Kissing Taste, dejando un buen sabor que habremos de entender como reproche si atendemos a lo que se dice en la letra.

Boom, Marchin`In y Want U conforman una trilogía de canciones que hace parada y paseo en melodías más alegres y bailables. Tras ello, U Can Have It, la más optimista de las canciones y una de las mejores, que nos recuerda que, en realidad, todo lo que podamos hacer en este mundo depende de nosotros y está bajo la legitimidad de nuestras manos.

Tras Forever, una canción en la que lo instrumental toma un mayor protagonismo, llega el comienzo saxofonero de Sleepless, una canción muy bailable para escuchar de noche y una de las mejores del disco.

Es este un momento en el que nos damos cuenta de que, aunque ha pasado poco tiempo, el disco está a punto de terminar, sólo quedan dos etapas. La primera de ellas viene con Shut The World Out, con evocaciones sonoras a los pegadizos Hot Chip. Como guinda tenemos un Nu generation reflexivo y tranquilo en el que los toques de balada nos invitan a volver a la tranquilidad de esa introducción que nos recuerda que nada dura para siempre.

 

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10

Más de Javier Muñoz Ortega

Björk no estará en el Primavera Sound

No es oro todo lo que brilla, ni brillar es relucir. Nos...
Leer más