LEÓN BENAVENTE – 2

Leon Benavente - crazyminds.es

Nuestra puntuación

8

Si tenemos que hablar de uno de los discos nacionales más esperados en este 2016, tenemos que hablar sin duda del segundo álbum de León Benavente, 2. Había ganas, y muchas, sobre todo después de escuchar el primer single de adelanto; Tipo D que parecía seguir la estela, musicalmente hablando, de Ser Brigada.

Crearse expectativas no es bueno, pues podemos caer en el desencanto de ésta frente a la realidad, pero en este caso, con la primera escucha nos ocurrió justamente lo contrario. Este segundo álbum ha superado nuestras expectativas. León Benavente han ido más allá, y han conseguido un disco casi redondo. A lo largo de las 9 canciones que componen el disco, nos encontramos con un sonido mucho más complejo, más oscuro en ocasiones, otras veces rozando el spoken world, canciones con toques psicodélicos o de synth pop, sin renunciar a las melodías que nos conquistaron ya con su álbum de debut. Y qué decir de las letras, directas, irónicas, algunas te dan una bofetada de cruda realidad, otras pueden resultar descaradas, prepotentes y obscenas.

El álbum lo abren con California, un auténtico trallazo guitarrero, muy enérgica, que nos recuerda a el sonido de El Columpio Asesino. Le sigue el single TipoD, esa canción que ellos “quieren que sea un hit”, monocorde de sonido electrónico y cargada de ironía. Nos encanta. Con La Ribera nos dan un pequeño respiro, y nos parece escuchar a los León Benavente del primer disco, una canción mucho más melódica e inspirada según ellos en The Clash. Es de agradecer encontrar perlas como esta, o la fantástica Nuevas Tierras en el disco, donde las melodías y las letras, sobresalen por encima de las demás.

Gloria, es otro trallazo musicalmente hablando, un spoken word, con una letra casi recitada en verso, prepotente, obscena, sucia. No apta para todos los públicos. Una de las más logradas es Aun no ha salido el sol, una canción que como ellos mismos reseñan recuerda a The Smiths, Velvet Underground y Can, con una letra muy interesante que nos brinda una luz y una esperanza, ante situaciones difíciles. Quizá la que menos nos convence es Habitación 615… No sabemos si porque se nos hace muy larga, pues son casi 7 minutos, inspirada en uno de los viajes de Abraham Boba a México D.F. poco antes de la grabación de 2.

En definitiva, un disco que nos parece muy bien estructurado, que nos va descubriendo nuevos matices con cada escucha y en el que parece que León Benavente le han cogido gusto a esto de recitar sus letras.