LA HABITACIÓN ROJA – LA MONEDA EN EL AIRE

LA HABITACIÓN ROJA - LA MONEDA EN EL AIRE

Lo bonito de la vida es, la mayoría de veces, las vueltas que da. Esa sucesión interminable de tanto buenas como malas noticias que consiguen cambiar el curso de nuestro día a día en cuestión de segundos. Y reflexiones aparte, eso es lo que le ha pasado a nuestros queridos chicos de La Habitación Roja desde la publicación de su anterior disco de estudio, Fue eléctrico (2012), ante el cual hasta ellos mismos tuvieron que abrir la boca de sorpresa y mostrarse entusiasmados con los grandes resultados que obtuvieron del mismo. Y la diosa Fortuna decidió premiar la perseverancia y las ganas de seguir trabajando de los valencianos, y aún con la miel en la boca de ese gran disco, nos traen La moneda en el aire, que sigue el camino marcado por su predecesor y en el que los chicos siguen consolidándose con un disco realmente potente, un disco trabajado y que mantiene el listón marcado por Fue eléctrico.

Hay que reconocer que la escucha del primer adelanto del disco, Si tú te vas, nos dejó un poco fríos a todos al encontrarnos ante un grupo algo desconocido, demasiado cursis y empalagosos, con una percusión suave y un tema popero que nos hacía presagiar lo peor para el resto del álbum. Pero, afortunadamente, nuestros malos presagios cayeron en saco roto. Los valencianos han sabido pulir su sonido, consiguiendo un sonido mucho más puro, más cercano al pop que al rock, haciendo un disco que está diseñado para sacar el máximo potencial de los temas en los directos, que es donde los valencianos consiguen crecerse. Y es que en eso se centra La moneda en el aire, en conseguir sacar provecho de uno de los puntos fuertes de La Habitación Roja, que es ni más ni menos que el grupo en directo, no has escuchado todavía la mejor versión del grupo si no es en vivo, y han conseguido un disco en el que poder explotar en lo que mejor se les da: los directos.

Abrimos el disco con el tema que da título al disco, La moneda en el aire, en el que los chicos nos incitan a arriesgarnos y darle una oportunidad a la fortuna que quizás algún día este de nuestro lado. Y como el que no arriesga no gana, las guitarras pierden protagonismo en esta nueva entrega de los de Valencia, pero es en este punto donde los temas ganan en independencia y consiguen brillar con luz propia, letras hechas para dejarse la voz en cualquier directo. Y es en este contexto donde nos encontramos el tema De cine, con unas bases rítmicas bastante marcadas. Han sabido azucarar el rock con temas que enganchan desde la primera escucha combinando temas que van desde letras con carácter social como Carlos y Esther o La casa en silencio hasta La Habitación Roja más enamorada en la ya mencionada Si tú te vas.

Donde no exista el miedo vuelve a mostrarnos la cara más ruidosa de los chicos manteniendo el pie en el acelerador en el tramo final del álbum, pero teniendo la constancia de que los valencianos han dejado un poco atrás aquella LHR bailable y eléctrica, de la que sin embargo podemos ver destellos en Tanto por hacer, uno de los temas más movidos del disco. El grupo ha encontrado su tono de madurez y están encantados con ellos mismos y eso en el resultado final se nota con letras vitalistas y dejando mayor protagonismo a unas letras que siempre tienen algo que decir.

La Habitación Roja ha vuelto a hacerlo y de nuevo se han sacado un señor discazo de la manga. Han sabido arriesgarse, han sabido jugárselo todo a una tirada y la moneda ha caído por el lado que ellos eligieron. Un sonido fresco y limpio acompañado por unas letras que consiguen erizarte la piel y con el que el grupo consigue la difícil tarea de no sólo mantener el listón, sino subirlo un poco más. Una moneda en el aire que nos devuelve a LHR de Fue eléctrico, uno de los mejores discos de su carrera. Si todos los trabajos que sigan a este van a seguir sorprendiéndonos de esta forma…bienvenidos sean.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8,5/10

Escúchalo aquí: