JUNIP – FIELDS

JUNIP - FIELDSCuando oímos por primera vez el nombre de José González, para nada imaginábamos que se trataba de un cantautor de rock-folk sueco. Habrá que pensar que tan original nombre (visto desde el punto de vista de su lugar de nacimiento) se debe a su ascendencia argentina. En solitario, González ya nos ha dado muestras de su gran calidad como compositor y músico con sus dos discos Veneer (2003) y In Our Nature (2007).

Ya a finales de los noventa, el compositor sueco creó un proyecto paralelo a su carrera en solitario, Junip, un grupo formado junto al batería Elías Anaya y el teclista Tobias Winterkorn. Aunque realmente no es hasta ahora, con la aparición de este álbum, Fields, cuando se puede considerar que se hayan promocionado realmente o lanzado al mercado de alguna manera. Anteriormente, sólo hemos podido escuchar de ellos dos EP´s, Black Refuge (2005) y Rope and Summit (2010); anticipo este último de este nuevo disco que nos presentan.

No podemos dejar de buscar las similitudes de la obra en solitario y este nuevo disco, y sí que las hay, tal vez demasiadas, porque en el fondo no deja de ser José González acompañado de una banda, con la misma música y la misma producción. Esto se aprecia en unos temas más que en otros. Así It´s Alright podría ser uno de los que más se acercan a la obra del cantante en solitario. Lo contrario vemos en Without You, que podría ser el tema que más se aleja de sus anteriores discos.  Sí es cierto que al introducir teclado, batería y demás, las canciones adquieren mayor riqueza instrumental y complejidad como en In Every Direction, cargada de expresividad y con la que se abre el álbum o la pegadiza Always. La melancólica y envolvente voz de José González en temas como Don´t Let It Pass o Sweet & Bitter se despliega y hace de estos los que se podría decir que son dos de los mejores temas de Fields.

Pocas novedades encontramos en este disco que viene perfecto para escuchar en esta época del año, invernal, gris, taciturna, un álbum nostálgico, en cierta manera, como el tiempo, con pocas variaciones rítmicas o de tonalidad, ajustado al folk clásico que sigue siempre su línea, aunque con mayor protagonismo de la instrumentalización, sin duda, en este caso. Algo más del sueco, en esta ocasión acompañado de su banda, que merece la pena escuchar.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6.5/10