JUNGLE – JUNGLE

Jungle son una banda londinense que ha crecido en el absoluto anonimato hasta hace apenas un año, después de su segundo single, comenzaron a revelar información sobre quiénes eran, de dónde venían y por dónde pretendían ir con su carrera. Josh Lloyd-Watson y Tom McFarland son amigos desde la infancia y crecieron en el mismo barrio. Su gusto por las mismas cosas les hizo acabar formando una banda, y a pesar de ser blancos de piel, suenan tan Dance-Funky-Soul que parece que retrocedamos con ellos en el tiempo entre chasquidos de dedos y posturas forzadas en la pista de baile.

El principal error de la banda en su álbum homónimo es el mismo que en sus inicios. ¿Por qué hay que ser reservados? ¿Por qué no sacar todas las armas que se tienen y crear un álbum pleno en el que el oyente siente que está todo entregado? El disco tiene momentos de auténtica lucidez, temazos de bailar a finales de los 50, adornados con recursos de la electrónica moderna que los convierten en artistas a tener en cuenta, y que piden a gritos más escuchas, pero predomina demasiado la sección de instrumentales secas por encima de los sintetizadores tan limpios y trabajados que tienen, y esto no favorece una implicación. Los singles que ya conocíamos encajan perfectamente en la estructura del tracklist (muy correcta, todo hay que decirlo) y eso no es lo mejor, lo más destacado es la producción, que es excelente, pero que desgraciadamente, como acabamos de comentar, no se saca mucho a relucir. En mi opinión, los temas más destacados son Julia y Son Of a Gun, por capacidad para transformarse en un hit pero, sobre todo, por utilización de recursos, que las hacen brillar con luz propia.

Como todos podíamos imaginar y esperar, las letras no destacan por su profundidad hablando principalmente de mujeres, amor y despiporre. A pesar de ello se ve un espíritu más tranquilo y elegante a la hora de escribir que el que puedan tener otras bandas de electrónica, transmitiendo a través de los instrumentos que combinan con los beats mucho más de lo que podrían hacer de otras maneras.

Con un buen directo y mucha juventud, han tardado poco más de un año en sacar su álbum debut, y es obvio que este dúo tiene algo especial que desarrollar, basado en estilos musicales británicos pero añadiendo cosas personales, recordando no en estilo pero sí en metodología a AlunaGeorge, y dejando tras su debut unas ganas enormes de saber hacia dónde irán y muchas esperanzas puestas en su proyecto. Estaremos atentos a sus próximos pasos y esperemos que piensen en visitarnos para poder seguir su evolución de cerca. Ojo a su siguiente álbum, que se les ve inteligentes y con los pilares bien puestos y pueden hacer algo muy importante.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7,5/10

Escúchalo a continuación: