IZAL – COPACABANA

Nuestra puntuación

6

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

14 de Julio. Estreno del single Copacabana. Miles y miles de personas ansiosas por escuchar lo que iba a ser el nuevo sonido de Izal tras su inmejorable gira Despedida. Copacabana llegaba como una ráfaga de aire fresco con sus coros y palmas que nos trasladaban a la otra parte del estrecho para encontrarnos con otras etnias y culturas. Seguían siendo Izal, pero con matices distintos.

18 de Septiembre, estreno del álbum Copacabana y esos coros y palmas iban a ser el mayor punto de originalidad del disco.

Para los amantes incondicionales de la banda, esto no iba a suponer un problema y tendrán 12 nuevas canciones que llevarse a la boca ya que, para decepción de muchos, este último trabajo no muestra ni un ápice de desarrollo o innovación en el estilo. Por el contrario, sus detractores o los que teníamos ganas de una evolución artística, este disco no es nada fuera de lo que nos tienen acostumbrados, poco arriesgado con una excesiva fidelidad a su sonido.

Este nuevo álbum venía precedido por los singles En Aire y Hueso, que ya hemos podido escuchar durante la gira, junto a Copacabana, en un principio no auguraba buena crítica con sus melodías repetidas. En primeras escuchas no se apreciaban pequeñas explosiones musicales como ocurría por ejemplo en Agujeros de Gusano con Asuntos Delicados, y canciones como Copacabana parecen ser un híbrido entre Prueba y Error y Conclusiones en Do para Ukelele. Aunque por otro lado pensamos, ¿para qué cambiar algo que hasta el momento ha sido capaz de reunir a 12.000 personas en el Palacio de los Deportes de Madrid?

Que este nuevo trabajo pueda resultar poco original y con escasas sorpresas, no significa que no se traten de 12 nuevas canciones de alta calidad musical que nos hagan saltar hasta la Luna en uno de sus rigurosos directos. Dentro del disco, a pesar de ser un poco más de lo mismo, destacamos temas como El Baile, canción que sigue el santo y seña de los madrileños, algo de electrónica, con las guitarras de Alberto y la batería de Alejandro que hacen un buen trabajo, y con la inconfundible gran voz de Mikel y su “No me imagino algo mejor a que sean tus labios aquellos que me digan adiós”.

Los Seres que me llenan es quizás el tema más íntimo de todo este trabajo, en el cual hace su primera aparición (hará mas a lo largo del disco) de Iván con líneas de guitarra de nuevo por parte de Alberto y la batería a cargo de Alejandro. Un tema con un bonito mensaje, aunque el famoso e íntimo Qué Bien de Magia y Efectos Especiales sea prácticamente imposible de superar.

Con Pequeña Gran Revolución, nos encontramos con una balada, aunque no una cualquiera, con guitarra eléctrica incluida con quizá una de las letras más bonitas de cuantas he escuchado de este grupo y cuyo mensaje hace un claro guiño a los niños, un gesto precioso por parte de la banda.

Finalmente, destacamos Hacia el Norte. El tema empieza con una introducción bastante adictiva y divertida, con grandes signos del pop-rock de nuestra escena. Melodías de nuevo adictivas y grandes cambios de ritmo tan característicos de la banda, con un gran protagonismo en batería y guitarra que, junto a la buena letra, estribillo y voz de Mikel se completa.

Conclusión: al fin y al cabo, cuando se saca un nuevo disco al mercado, pasa como con todo, para gustos los colores. Aunque no busquen innovar dentro del género, tienen una forma de transmitir y componer completamente diferenciada del resto con la gran voz de Mikel, sus melodías adictivas, divertidas y bailables. Letras hechas con buen gusto y grandes mensajes, y en conjunto son un grupo con una trayectoria musical impresionante, con tan solo 3 discos en el mercado y 5 años dentro de la escena indie nacional.

Nada nuevo, poco creativo, pero ellos ya eran buenos antes. Dentro de poco, muchos de los que ahora nos quejamos de esta escasa originalidad pero que a pesar de todo nos sigue gustando la banda, ya nos sabremos a la perfección la letra de estas nuevas canciones.

Siguen siendo Izal para bien o para mal.