GREEN DAY – REVOLUTION RADIO

Nuestra puntuación

7

   Green Day estrenan nuevo disco: Revolution Radio. Billie Joe y sus chicos siguen a lo suyo, canciones redondas de punk-pop con estribillos pegadizos para el disfrute del público más joven y poguero. No obstante, desde el monumental exitazo del Dookie en 1994, disco que catapultó a la banda de Berkeley, California, a los altares del Rock, Green Day ha ido paulatinamente creciendo sin parar y madurando sus composiciones. Lanzaron entregas como Nimrod o Warning hasta llegar al American Idiot, punto de inflexión, suerte de ópera rock que añadió nuevo público incondicional, ahora más serio y personal.

   A partir de entonces, Lp’s como 21st Century Breakdown y la serie Uno!, Dos! Y Tré! incidieron en la nueva fórmula exitosa y más comercial que los ha llevado a llenar estadios por todo el mundo. En este sentido, la banda perdió la frescura de sus primeros discos pero ganó en madurez musical.

Revolution Radio, el duodécimo álbum de la banda, sigue la línea marcada de sus últimas composiciones, pop-punk de alturas pero ya con todo tipo de arreglos a dos guitarras. Green Day mantienen la fuerza y la distorsión, acompañada de sus perfectos y melódicos coros, y siguen explotando las texturas pop en canciones a medio tempo emocional. Así nos topamos con su primer single, vídeo-clip incluido, y segunda pista del álbum, Bang Bang. Temazo compacto y certero, típico del repertorio Green Day, con estrofas muy potentes y estribillos pegadizos y melódicos sin perder intensidad en la pegada. Pero, es en el interludio donde hallamos a los Green Day más maduros. Fraseos menos convencionales y atípicos que le dan personalidad al tema. Por lo demás, el vídeo de andar por casa, fiesta privada y un cierto toque de ironía por la que se hacen pasar por tres fans del grupo que, disfrazados de los componentes de la banda, roban un banco.

Otro track a destacar es Still Breathing, hit a medio camino entre el power pop, el indie y el punk rock. Una canción muy bailable, con fuerza y una enorme melodía emocional que, simplemente, entra sola. Troubled times, es el corte más oscuro y melancólico, y en sus estrofas y su melodía intimista se advierte que Billie sigue escuchando a John Lennon y Bob Dylan. Sin embargo, el tema más reconocible y que da título al disco, es el tercero, Revolution Radio. Trallazo punk rock con un riff a cuerda que da inicio a la canción y los estribillos pegadizos a los que Green Day nos tiene bien acostumbrados.

En definitiva, no se le puede pedir a Green Day alardes de innovación pero tras una larga y exitosa carrera, estos chicos han demostrado tener oficio y han marcado una época en su género junto a Offspring. Supieron aprovechar a la perfección la apertura del rock alternativo producida a principios de los 90’ con el fenómeno grunge, y registraron un álbum para la historia, el brillante Dookie. A partir de ahí, con cada entrega han ido derrochando grandes melodías pop con fuertes estribillos punk. Green Day, lo han vuelto a hacer, ¡Qué sigan por muchos años más!