Godspeed You! Black Emperor – Luciferian Towers

Nuestra puntuación

8

7

Desde la publicación de los primeros álbumes de Velvet Underground, la trilogía de Berlin de Bowie o a través del Metal Box de Public Image Lmtd, se fue acuñando el término Post Rock. Posteriormente, entre los trabajos discográficos de Mogwai, Slint o ahora, los conocidos Sigur Ros, surgió la banda canadiense Godspeed You! Black Emperor (GY!BE) a mediados de los noventa, agregando diversos elementos al género y regalándole además, uno de sus mejores álbumes: Lift Your Skinny Fists Like Antennas to Heaven.

Este año, publicaron su último álbum Luciferian Towers, siguiendo con su vocación épica y con esa ambientación de gestas imaginarias. El álbum nos adentra progresivamente en su sonido, haciendo un preámbulo a medida que va sumando capas de sonidos e instrumentos mientras transcurre Undoing A Luciferian Tower. Bosses Hang tiene tres partes (típico en los trabajos de GY!BE), un inicio lento que va desencadenando en un levantamiento instrumental mientras las canciones se hacen mucho más intensas. No es casual que cada canción tenga tres partes ya que, como indicaron ellos mismos, se trata más de movimientos que de temas o canciones, característico en el Post Rock, no solo en GY!BE. Luego escuchamos Fam / Famine y posteriormente las tres partes de Anthem For No State, obviamente referenciando la posición anarquista de la banda y nuevamente iniciando con un sonido suave y lento irrumpido por una aglomeración de guitarras y distorsiones (muy Jesus & Mary Chain) Luego desciende de nuevo y retoma la sinfonía épica de su comienzo.

A pesar de que este es un álbum perfectamente acoplado y que suena indiscutiblemente a GYBE, no creo que se le pueda considerar como el mejor de su discografía y tampoco creo que hayan buscado algún tipo de necesaria innovación, por el contrario, Luciferian Towers es un álbum “típico” (si me permiten la expresión) de Post Rock y de GY!BE. No estoy diciendo con esto que sea un álbum mediocre, para nada, es una inmensa composición de rock épico y un gran álbum para la banda, solo que se queda en su zona de confort y sólo se diferencia de antiguas entregas en que sus canciones no superan los siete minutos y no los veintitrés como en el caso de Terrible Canyons Of Static de Lift Your Skinny Fists Like Antennas To Heaven, y en que además agrega ciertos instrumentos ajenos a su pasado, pero su sonido permanece indiscutible e irremediablemente intacto, para mal o para bien.

Siempre será un gusto conectarse con la música de GY!BE, ascender sus muros de sonido y levitar gracias a sus elevaciones enmarcadas en olas de instrumentos resueltos y firmes que luego caen en “movimientos” mucho más introspectivos (como una torre cayendo dentro de sí misma en un símil de la temática del álbum). Espero eso sí, que en su próximo disco la banda se sacuda un poco del sonido y no se muestre como si fabricaran la eterna continuación de sus anteriores entregas. Los dejo con un mensaje de la banda estampada en la carátula de Luciferian Towers (saquen uds mismos conclusiones del mensaje): “The building chokes folding inwards. There is a pit indside where the beating heart of the sun expands. Dust traces its contours like a radiograph”. (El edificio se ahoga plegándose hacia adentro. Hay un hoyo en el interior donde el corazón palpitante del sol se expande. El polvo muestra sus contornos como una radiografía).