GLASS ANIMALS – HOW TO BE A HUMAN BEING

glass-animals

Nuestra puntuación

7

How to be a Human Being es el segundo álbum del grupo británico de indie rock Glass Animals, lanzado el 26 de Agosto de 2016, y el sucesor de su debut, ZABA (2014). Para situarnos en un contexto; es un disco conceptual, tratando la humanidad a través distintos personajes, desde un científico hasta un jugador de baloncesto, pasando por una camarera o una chica hípster, entre otros. Son los mismos que se nos presentan en su portada y que se desarrollan en los 11 temas del disco, y sobre todo, en sus 3 temas de adelanto con videoclip, Life Itself, Youth y Season 2, Episode 3.

En un ámbito general, la banda ha conseguido reinventarse, mostrando un sonido fresco e innovador, pero sin abandonar su estilo en ningún momento. Influenciados por una electrónica indie característica de grupos como Wild Beasts, y por el rock escuchado en anteriores trabajos, se nota que lo que está haciendo el grupo es definir poco a poco su propia personalidad.

Las instrumentales suenan más alegres y coloridas, con más elementos aparte de las guitarras o bajo, añadiendo sintetizadores, pads, y algunos samples superpuestos en unos grooves de batería al más puro estilo trip-hop, realmente asombrosos y pegadizos. Pasamos de una pieza con sonidos chiptune y 8-bit, a unos coros femeninos melódicos. Las letras no destacan demasiado, pero por esa misma razón, no caen en ser demasiado pretenciosas con metáforas rebuscadas, y lo único que podemos encontrar son referencias a otras obras, como películas, novelas o al deporte. En The Other Side of Paradise, nombran jugadores y elementos del mundo del baloncesto, incluso en el mismo estribillo: “Gonna be a hoop phenomenon, he’s gonna be Hakeem Olajuwon”; o en Poplar St, donde la historia de amor que se cuenta está inspirada en la película de El Graduado; dejándome otros casos por citar.

Sin embargo, en ocasiones la voz no tiene la fuerza que debería, quedándose en un segundo plano. Por ejemplo, en Youth, la melodía tiene más importancia que la propia voz, perdiendo el efecto inversivo que debería tener. Además, el disco puede pecar de tener poca cohesión entre sí. Cada canción habla de un personaje dentro de la temática general del trabajo, pero nos encontramos con estilos bastantes dispares entre sí. Esto se hace más notable con Premade Sandwiches, un corto interludio no musical que, no es que sea malo, pero intenta dar un respiro en un álbum con tal variedad musical que no encaja en el conjunto de una forma adecuada.

A pesar de eso, el disco funciona bastante bien. Life itself y Agnes, como obras introductorias y conclusivas respectivamente, cumplen a la perfección. Sin olvidarnos de temas destacables como la ya nombrada Season 2 Episode 3, Mama’s Gun o The Other Side of Paradise. En definitiva, How To Be A Human Being es un desarrollo de Glass Animals en su propio estilo más jovial, y están dispuestos a contarnos historias en una fusión de tantos estilos como personajes existen en esta obra conceptual.