GET CAPE. WEAR CAPE. FLY – MAPS

GET CAPE. WEAR CAPE. FLY - MAPSSiguiendo la estirpe inglesa de solistas de nombres imposibles, hace seis años que Sam Duckworth se esconde bajo el histriónico pseudónimo de Get Cape. Wear Cape. Fly, sacado, según sus propias palabras, de un videojuego de Batman, ahí es nada.  A sus veintiséis años, este británico adicto a Twitter recoge el relevo de figuras como Badly Drawn Boy y se presenta como miembro de la nueva generación de los mejores cantautores en el Reino Unido.

En su nuevo disco, titulado Maps y editado bajo el sello Cooking Vinyl y en España Pias Spain, Sam abandona ligeramente su aspecto acústico para experimentar y explotar un poco más su faceta pop. Cadencias marcadas y melodías pegadizas envuelven nueve temas ligeros y divertidos, más elaborados y pasados por estudio que a lo que nos tiene acostumbrados, pero interesantes ya que no resultan empalagosos ni excesivos. De hecho, tras tres discos TAN folk, un cambio de tercio no solo se agradece sino que se antoja inteligente. El cambio ha sido lo suficientemente substancial como para no pasar desapercibido y lo bastante discreto como para no descolocar al personal. Destacan los efectos de sonido trabajados y unas conjunciones de voces cuidadas un tanto más que antes.

A pesar no poseer una gran voz, Duckworth hace una música que se adapta a sus posibilidades, sin forzar y sin mayores pretensiones vocálicas. Su punto fuerte está claro: el gancho y la frescura, pero eso no dura siempre, por lo que en algún momento le tocará innovar y ahí veremos el verdadero trabajo.

Como curiosidad, destacar el parecido entre el corte Snap y el I Try de Macy Gray, que guardan una similitud estructural y melódica.

Nos encontramos ante álbum con una red de seguridad más que tensada donde la experimentación brilla por su ausencia y que carece de todo riesgo posible, a pesar de utilizar la política en un ligero intento de no arrellanarse demasiado cómodamente en el sillón del mainstream, tanto en sus letras como en la portada, donde sobresale el personaje de Guy Fawkes, suponemos que haciéndose eco de las protestas que pueblan el mundo en estos momentos. Sin embargo, hacemos hincapié en que, sin ser un discazo, no deja de tratarse de un trabajo de calidad que se deja oír muy gustosamente aunque dudamos de que se vaya a encontrar entre los veinte mejores del año.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 7/10