GARBAGE – NOT YOUR KIND OF PEOPLE

GARBAGE - NOT YOUR KIND OF PEOPLELa inquietante y atrayente oscuridad musical que desprendía el primer álbum de la banda en 1995 prácticamente ha desaparecido disco a disco en la trayectoria de la banda norteamericana, y solo quedan pequeños retazos difíciles de encontrar en este su primer trabajo bajo su propia discográfica, Stunvolume Records.

Tras 7 años de parón artístico, en este quinto trabajo de estudio hay un poso de “savoir faire” en cuanto a producción y sonido gracias al baterista de la banda, el prestigioso, reconocidísimo y experimentado productor Butch Vig (Nirvana, The Smashing Pumpkins, Sonic Youth, L7, Green Day, Foo Fighters…) acompañado incondicionalmente en los instrumentos por Steve Marker (guitarrista y bajista) y Duke Erikson (guitarrista y teclista) y en la voz principal por la carismática Shirley Manson.

Diseccionamos el cancionero. Automatic Systematic Habit presenta una intro estilo rock de los 70 que se difumina hacia el rock melódico y digital de anteriores trabajos como Bleed Like Me (2005). Arreglos vocales con “vocoder”. Big Bright World muestra esa fusión del synthpop y del rock luminoso que practican desde el álbum 2.0 de 1998. Estribillo facilón. Suben un peldaño respecto al inicio del disco.

Blood for poppies es el primer single del trabajo. Arreglos electrónicos y guitarras de saturación muy elaborada. Coros pegadizos, como el estribillo, pero no convence, solo la producción. Vuelta al peldaño anterior. En Control encontramos un medio tiempo de armónica blues y voz saturada. Buen ritmo y estribillo, con agradecida investigación sonora. Ahora sí, ¡buen tema!

Más adelante, Not Your Kind of People supone una pausa rítmica y abren por fin esa puerta melancólica que tanto éxito les concedió. Guitarras surf y teclados para un tema que no está a la altura (en su estilo) de otros del pasado. En Felt, las líneas del bajo y la cadencia melódica de Shirley Manson nos acerca bastante a los primeros Blondie. Pop cercano a los 80. Medio tiempo destacable.

Por su parte, I Hate Love nos traslada a los Muse de Butterflies and Hurricanes. Mezcolanza de baterías tratadas y sonidos electrónicos con bajeos orgánicos y un estribillo agridulce. Buena canción, destacable. Se agradece, la verdad, quizás sea el punto más álgido del disco. En Sugar predomina una atmósfera suave, buenos detalles y arreglos. En la línea armónica anterior pero más relajada en el ritmo. Esta cara B del vinilo es mejor que la A, al menos han enlazado 3 temas de bastante calidad.

Ya en la recta final, encontramos Battle In Me, segundo single hasta la fecha. Gran trabajo de bajo y batería, tanto en sonido y producción como en arreglos y ejecución. El estribillo más contundente de todo el disco, con unos silencios que engrandecen la música. Aquí sí que han dado en el clavo, vaticino un bombazo en directo. Y acaban con Man On A Wire, velocidad y guitarras cañeras con un buen trabajo de producción y arreglo de ellas, un estribillo potente y con gancho (posible single) y Beloved Freak, donde vuelve a imponerse la melodía y la belleza sonora en contraposición a la fuerza que habían impregnado en toda la cara B del vinilo.

La voz de la escocesa Shirley Manson sigue teniendo ese cariz importante, ese timbre que tanto me recuerda a la gran Deborah Harris de Blondie. Las baterías siguen teniendo una importancia rítmica, al igual que las guitarras, bajos y los puntuales arreglos electrónicos, pero esta colección de 11 canciones ya no es tan poderosa como antes, no en cuanto a fuerza rock sino respecto a ese poder de atracción a través de las sensaciones y las atmósferas que producían antaño. Quizás la calidad compositiva ya no sea la misma del inicio ni tan fresca. En fin, la eterna lucha del músico de masas.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6/10

  • Pingback: Garbage - Big Bright World (VIDEO) | CrazyMinds. Música indie.()