FRIGHTENED RABBIT – THE WINTER OF MIXED DRINKS

THE WINTER OF MIXED DRINKS¿Os imagináis un grupo de música que, para terminar sus conciertos, se presente con una piñata en forma de conejo en pleno escenario para decapitarlo y luego repartir los caramelos que contenía en su interior entre el publico asistente? Pues eso es lo que hicieron los escoceses Frightened Rabbit en su primera gira por los Estados Unidos, con la publicación de su segundo álbum The Midnight Organ Fight (2008), con el que consiguieron colgar el cartel de “todo vendido” en varios de sus conciertos.

Ahora, no penséis que el sonido de este grupo es guerrillero, sino todo lo contrario: guitarras acústicas, baterías claras, pianos sencillos, un sonido más cercano al folk que al indie y lo fundamental para cualquier grupo de música, la voz, esta vez muy bien interpretada por Scott Hutchinson, vocalista y fundador de la banda. Además de Scott están en Frightened Rabbit su hermano Grant Hutchison (voz, batería), Billy Kennedy (guitarra, teclado, bajo) y Gordon Skene (instrumentos variados). Hasta ese momento, el cuarteto había creado un buen puñado de buenas canciones como The Modern Leper, The Twist o I Feel Better,  canciones que lo mismo puede que te levanten el ánimo si estas pasando por un mal momento.

En la nochevieja de ese mismo año, la que cerraba el 2008 y abría el 2009, Scott Hutchinson se encontró a Andy Monaghan en un bar y, en pleno subidón etílico, le propuso que se uniera al grupo. No es extraño, pues, que hayan titulado a su nuevo álbum The Winter of Mixed Drinks. Al cabo de unos meses, el ex-Make Model Gordon Skene acabó de completar la formación y el quinteto se puso manos a la obra, y el resultado fue que, a finales del 2009, el grupo presentó su primer sencillo por el sello FatCat Records y fueron las canciones Swim Until You Can’t See Land y, como cara B, Fun Stuff, canción que también era nueva.

Lo primero que pudimos apreciar de este nuevo sencillo era la gran producción que tiene, el sonido es perfecto además de ser una canción muy bien estructurada, en la que empiezan con un suave acorde de guitarra y unos golpes de bajo a los que, unos segundos más tarde, se añadirán la voz de Scott, la batería e instrumentos de viento que, más avanzada la canción, cogerán más protagonismo llevando la melodía. Un buen sencillo para presentar su tercer trabajo que no saldría hasta marzo del 2010.

Una semana antes de la publicación de The Winter of Mixed Drinks lanzaron el segundo sencillo, Nothing Like You, para promocionar dicho álbum, un tema más rapido y más alegre que su predecesor de esos que te levanta el ánimo y que te puedes poner de música para el despertador.

Si estas dos joyas no te sientan bien, mejor ve a otra joyería. Al resto les puedo decir que éste es un buen disco y podemos encontrar otras gemas en forma de suaves melodias folk y que te deben hacer sentirte bien a la hora de escucharlas como Foot Shooter, Not Miserable, o Skip the Youth, que aunque esta última empieza algo rayante, enseguida viene la magia de este grupo, esta vez con piano y voz acompañados de un coro.

The Loneliness y The Wrestle siguen los mismos caminos soñadores que el primer sencillo Swim Until You Can’t See Land.

En definitiva, es muy probable que The Winter of Mixed Drinks haya estado entre los mejores discos británicos del 2010.

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 8/10