FOUR TET – MORNING/EVENING

FOUR TET - NUEVO DISCO - CRAZYMINDS

Nuestra puntuación

7

PUNTUACIÓN CRAZYMINDS

Four Tet ha vuelto a satisfacernos dos años después de lanzar su Beautiful Rewind, que fue recibido de forma dispar por casi todo el panorama alternativo, quedando aun así bien colocado en su discografía.

El mítico productor británico que reinventó la electrónica allá por 2001 y 2003 con Pause y Rounds, ha lanzado ahora su octavo álbum de estudio, que sólo contiene dos canciones, Morning Side y Evening Side (cada una rondando los 20 minutos). Mientras sigue el camino que él mismo se ha pautado hacia la música progresiva, nos regala, como siempre, un abanico de sampleos maravillosamente utilizados, y cada vez más influencias oníricas de raíces asiáticas e indias. Dentro de su propio techno y su estilo bastante movido, sigue dando paso cada vez más al avant garde, abierto a nuevos sonidos y sensaciones, que poco a poco está convirtiendo en suyos sin salirse de su propio molde, pasos crecientes, como siempre, pero seguros.

Hace mucho tiempo ya que no tenemos un álbum sobresaliente de Kieran Hebden, referenciando el más cercano seguramente en 2010, aunque para los puristas hay que irse ya hasta hace 12 años. Sin embargo, estos tres largos que hemos tenido desde 2012 no dejan de ser un regalo experimental, en ciertos aspectos visionario, y muy por encima de la media de lo que nos ofrecen el elenco infinito de Djs de hoy en día. Un viaje digno de hacer, como aquí cada una de las dos canciones individualmente.
Morning Side: Guiada en principio por un beat clásico de house, con la mera entrada de unos acordes se transforma en una canción de tren y carretera, y si a eso le añadimos los violines que entran con la vocalista (al más puro estilo Bollywood) ya estamos totalmente fuera de juego. Entre leves variaciones, la canción repite la fórmula exacta una y otra vez, pausándose poco a poco entorno al final, con la ayuda de unos sintetizadores impredecibles que van dándole un aire más trippie a nuestro viaje, una sensación más memorable.

Evening Side: Enlazada de forma forzosa con su predecesora, empieza mucho más parada y tranquila, como introduciendo una nueva fase, o una nueva sala dentro del álbum, hasta la genial entrada del giro del vinilo. Y la voz femenina, sólo ese sampleo tan bien reciclado una y otra vez mientras las capas crecen detrás de ella ya es sensacional. Four Tet exprime fórmulas y en el momento que están carbonizadas varía el movimiento, componiendo así una pista casi orquestal, que a pesar de ser densa, crece de forma progresiva y natural, y con unos últimos 6 minutos que se tornan maravillosos, dejando una sensación por encima de lo que realmente se nos ha ofrecido en el álbum.

Seguimos esperando otro giro directo y propicio al sonido de Four Tet, pero seguramente eso sea porque siempre queremos más después de todo lo que Hebden nos ha ofrecido y de los grandes momentos que nos regala lanzamiento tras lanzamiento no tenemos queja posible. Otro buen disco que disfrutar este año, mejor con el calorcito, pero seguramente en cualquier época del año a la hora marcada.