FIELD MUSIC – PLUMB

PLUMBEscuchando Plumb se me ha venido a la mente la palabra vintage. Es practicamente imposible no vincular este trabajo a tal término. En una ocasión lei que “El vintage es una manifestación de la cultura posmoderna. Es producto de la pérdida de fe en el progreso y el desencanto del motor de la innovación propia de la modernidad”. Creo que tal aseveración expresa con tremenda rigurosidad lo que los ingleses Field Music han pretendido con Plumb, su cuarto trabajo tras Measure (2010). Volver a los 70 y navegar entre aquello que al parecer se les da bien hacer, un rock progresivo (sería más correcto decir un pop progresivo), elegante y sin alardes.

En esta ocasión han optado por la brevedad aglutinando 15 temas en tan solo 35 minutos. Algunos de ellos ni siquiera pueden ser considerados como canciones en sí mismas, más bien hacen el papel de intro para el tema que les sigue. Podemos concluir, pues, que es un disco liviano tanto en duración como en contenido, que no quiere decir ni mucho menos que nos encontremos ante un disco poco trabajado. Tiene un gran mérito conseguir engarzar los términos liviano y progresivo en una misma reseña.

En lo que a las canciones en sí se refiere, el pop se deja sentir en todo el trabajo. Starts the day right apertura el trabajo con unos excelentes primeros compases que traducen en melodía ese título. Este primer tema resume por sí solo lo que es Plumb. Intros, psicodelia y falsetes reforzado ese aire retro tan presente a lo largo de todo el trabajo. It’s Ok To Change es el interludio hacia Sorry Again Mate, que en apenas dos minutos es capaz de aunar guitarras cristalinas, piano y coros que cubren de polvo la canción, pero no sopléis y perdáis la magia, hasta el final es elegante.
A New Town resulta un tanto lineal, no ofrece demasiadas variantes con lo que se queda algo coja, quizás falta de picos que la hagan más atractiva. Choosing Sides, es absolutamente embriagadora, posiblemente de lo mejorcito que nos ofrece este trabajo.
A Prelude to Pilgrim Street nos da un respiro, relaja nuestros sentidos y sirve de antesala a Guillotine, un tema con aire experimental que se hace de rogar hasta el minuto 2 para dar lo mejor de sí. Who Pay The Bills se presenta como más movida y alegre, guitarras más presentes y voces entre pop y disco. So Long Then vuelve a adolecer, al igual que A New Town, de cambios que la hagan más llamativa y queda un poco perdida en el disco. Is This The Picture es de lo más comercial que nos ofrece Plumb, desenfadada y algo más rockera que el resto del trabajo, siempre poniendo la palabra rock entre comillas. Más interludios con How many more times que da paso a la orquestal y épica Ce Soir. (I keep thinkin about) A New Thing cierra este trabajo dotando de nuevo a las guitarras de ese protagonismo que les ha sido negado y vuelto a conceder a lo largo de todo el disco.
Field Music no han roto ningún canón ni standard de los discos retro, pero han facturado un trabajo que, como he comentado al comienzo de esta reseña, combina ligereza con el concepto progresivo que por definición debe ser un opuesto, y mezclar dulce y salado nunca es sencillo…
PUNTUACIÓN CRAZYMINDS: 6.5/10